Piden a la Justicia suspender la aplicación de multas por estacionamiento  

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Tino Rodriguez, de la ONG denunciante
Tino Rodriguez, de la ONG denunciante

 El sistema no respeta las garantías constitucionales para los usuarios, afirma una demanda impulsada por una asociación civil • Apunta contra la falta de transparencia en la licitación, la información contradictoria y el aumento arbitrario de 3 a 5 pesos, entre otros puntos.

 

Por Claudio Fabian Guevara

La Asociación Civil Unidad Fomentista Mercedina, que preside Tino Rodríguez, presentó una demanda ante el Juzgado Contencioso Administrativo 1 pidiendo el dictado de una medida cautelar que suspenda la aplicación de multas por estacionamiento medido, por cuanto el sistema no brinda las garantías constitucionales para los usuarios. Además, pide la anulación de todas las multas por estacionamiento en el radio que se estableció el sistema por el vacío normativo. En la cuestión de fondo, plantea la nulidad de la ordenanza que establece el estacionamiento medido.

La demanda, de casi 50 páginas, patrocinada por el letrado Javier Fernando Guevara, reúne decenas de incongruencias e irregularidades en el sistema implementado desde el 25 de Marzo, que privatizó el uso del espacio público en el centro de Mercedes provocando una ola de quejas, movilizaciones y protestas.

El recurso cuestiona que no se respetaron los pasos legales para aprobar una nueva tasa, la arbitraria fijación del precio (que además subió de los 3 pesos que fijaba la ordenanza original, a 5 sin justificación), y un sistema que, al no expedir recibo de papel, impide cumplimentar lo dispuesto en la propia ordenanza. También suministra pruebas sobre el incumplimiento, por parte de la empresa, de importante puntos. Y apunta contra la falta de transparencia de la licitación, y la ausencia de participación ciudadana.

Un procedimiento ilegal

El sistema implementado por el municipio de Mercedes está viciado de nulidad, afirma la demanda, ya que no fue aprobado por la Asamblea de Mayores Contribuyentes. Toda creación de impuestos, “necesita ser sancionada por mayoría absoluta de votos de una asamblea compuesta por los miembros del Concejo Deliberante y un número igual de mayores contribuyentes de impuestos municipales”, dice el escrito.

“De acuerdo a la ley vigente, la ordenanza aprobada en la sesión del 12 de noviembre de 2012, debió haber sido considerada una mera ordenanza preparatoria, y siguiendo lo establecido en la Ley Orgánica de Municipalidades se debió haber convocado a una Asamblea de Mayores Contribuyentes para que se trate la nueva tasa”.

“Esto no se hizo. Y de forma arbitraria e ilegal el Ejecutivo promulgó la ordenanza que establece un nuevo gravamen incumpliendo así lo establecido no solo en la ley”. Para la Constitución bonaerense: “Todos los actos y contratos emanados de autoridades municipales que no estén constituidas en la forma que prescribe esta Constitución, serán de ningún valor”.

También es ilegal y anticonstitucional facultar al Ejecutivo a celebrar convenios en los cuales se incluyan “la distribución de los montos recaudados, la tarifa fijada y las sanciones por incumplimiento y gastos de acarreo”, como lo hizo el HCD, ya que –sostiene la demanda- ha quedado establecido que la fijación del valor de los tributos es competencia de la Asamblea de Mayores Contribuyentes y no del HCD.

Falta de transparencia de la adjudicación

El Estado municipal no solo le dio la espalda a la normativa vigente en cuanto al procedimiento necesario para establecer nuevos tributos. Sino que al tomar esa decisión hizo caso omiso a la participación ciudadana.

La demanda critica que la concesión del estacionamiento medido a Elimpar no haya sido sometida a la participación de los usuarios, como declama la Constitución Nacional. “En franca oposición a la naturaleza participativa que establece la Constitución Nacional y provincial a la hora de tomar decisiones a la hora de otorgar concesiones, el Municipio de Mercedes optó por asignarle casi arbitrariamente la explotación de un espacio público a una empresa”.

Cita las declaraciones de Sebastian Salmoyraghi, director de Pague por Celular SA en El Nuevo Cronista, donde hace alusión a una “licitación direccionada”. El propio pliego disponía que “la adjudicación se otorgará a la oferta más conveniente a exclusivo criterio de la municipalidad”, lo cual contradice el Reglamento de Contabilidad provincial.

Pero no solo eso: la tarifa se elevó de los tres pesos que establecía la ordenanza, a cinco pesos, sin ningún fundamento.

“En la ordenanza citada, y en el propio pliego se establece que el precio de la hora del estacionamiento medido será de TRES PESOS para automotores y de QUINCE PESOS el abono mensual para motos (artículo 8 del Pliego de condiciones)”.

“Pero el 4 de diciembre de 2013 al celebrarse el contrato entre el jefe comunal, Carlos Américo Selva, y Miguel Cinca (por ELINPAR SA) se estableció un valor de PESOS CINCO por hora de estacionamiento y en PESOS TREINTA el abono mensual de motos (un precio muy superior al establecido originalmente y sin ningún tipo de fundamentación o sustento legal). Y vale recordar que ya se ha señalado que no es competencia del intendente ni del HCD establecer tarifas y/o canones y/o tasas”.

Incongruencias entre el contrato y la ordenanza

La demanda también cuestiona que el sistema implementado no respeta la ordenanza ni las condiciones del pliego. “Será obligación del conductor del vehículo estacionado en las zonas y horarios establecidos por la presente, exhibir el comprobante de pago de estacionamiento, dentro del vehículo y en lugar perfectamente visible”, dice el pliego.

Sin embargo, la llamada tarjeta inteligente y el sistema de pago por celular, no otorga ningún comprobante de pago que permita al usuario hacer valer su derecho en caso de contravención. Peor aún: no puede siquiera acreditar el pago de un canon.

La inexistencia de un ticket de papel deja indefenso a los usuarios en caso de conflictos. “Cualquier usuario puede terminar teniendo que abonar una multa por no tener pago el estacionamiento. Todo esto sin que podamos tener elementos probatorios para desvirtuar esa sanción pecuniaria”, afirma la demanda.

También se denuncia que NO existe información clara y precisa sobre el sistema. “Si bien en el apartado 18 del Anexo D del contrato de concesión se establece la instrumentación de un programa de difusión “tendiente a lograr el conocimiento de la opinión pública” el cual debería haber sido puesto en conocimiento de la Municipalidad para su aprobación. A la fecha solo se conoce información contradictoria.

La demanda acerca “elementos probatorios” que demuestran la existencia de contradicciones entre lo que informa la empresa (con lo que dice la empresa misma) y hasta con lo informado personalmente por la máxima autoridad política de la ciudad. Algunos ejemplos:

• La empresa y el propio intendente han manifestado la existencia de 15 minutos de gracia y/o tolerancia. “… hay quince minutos de tolerancia en todos los sistemas, algo que dijimos desde el principio y lo volvemos a decir porque hubo otra gente que salió a decir que no es así” dijo el intendente Selva en la conferencia de prensa del viernes 25 de abril de 2014. Pero en el sitio web www.mercedes.seuc.com.ar, en la sección de preguntas frecuentes se puede leer que el periodo de gracia es de (máximo) 10 minutos.

• No existe gracia, ni tolerancia ni nada que se le parezca con el sistema de pago con tarjeta inteligente. Se estacione dos minutos o 29, se computa media hora. Esto es claramente contrario a lo que intenta hacer ver el Ejecutivo comunal. No existe fraccionamiento por minuto como se informa en algunos folletos.

• Tampoco están colocados los parquímetros en todas las cuadras del radio del estacionamiento medido incumpliéndose lo dispuesto en el apartado 7º del Anexo F del contrato de concesión, entre otras falencias que denuncia la demanda.

 

Un sistema irracional

La demanda cita manifestaciones de vecinos en la prensa local, como la solicitada del ingeniero Rolando Prina, quien relata que en la zona de estacionamiento medido los frentistas pueden estacionar sin cargo durante el tiempo que les plazca. El sistema permite que pueda estacionar en cualquier cuadra del medido, razón por la cual a quien vive en la calle 23 entre 16 y 18 no le cuesta absolutamente nada estacionar el vehículo en la calle 25 entre 22 y 24 (entendiendo a esta como la calle de mayor circulación en la zona céntrica). Pero quien vive en la calle 19 entre 16 y 18 no tiene lugar para estacionar en la cuadra de su vivienda porque el repudio generalizado a la implementación de este sistema ha hecho que quienes se acercan al radio céntrico, utilicen las calles aledañas para estacionarse.

Tan irracional es el sistema vigente, que existen zonas donde el estacionamiento se permite sobre ambos lados de la calzada (mano izquierda y derecha) y otra en la cual solo se permite el estacionamiento sobre mano derecha sin que exista norma local alguna que prohíba lo contrario, sosteniendo tal prohibición con carteles de ninguna legalidad. Esto constituye “un hecho del príncipe a la hora de sancionar a los presuntos infractores de normas inexistentes”.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 comentarios

Tino y Guevara: podrían poner en algún sitio público un modelo de descargo para presentar ante el juzgado de faltas quienes seamos víctimos de tremenda arbitrariedad. Sería un importante aporte a la sociedad

No se de que se quejan si el sistema de Estacionamiento medido es tan transparente como lsa aguas del rio lujan.

Comments are closed.