La EET 2 donó mano 3D a una niña

  • 77
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    77
    Shares

En el marco de uno de los tantos proyectos que llevan adelante en la escuela, trabajaron con la impresora 3D y derivó en una iniciativa solidaria • Agustina, de 10 años, nació sin su mano izquierda y ahora cuenta con una prótesis con sus colores favoritos que le cambiará la vida.

Desde hace tiempo que la Escuela Técnica N° 2 de Gowland viene trabajando en diversos proyecto que han destacado a sus alumnos y docentes.

Hace poco tiempo recibieron una impresora 3D con la cual empezaron a elaborar diferentes ideas.

Un grupo de 2° B, junto al profesor Pedro Fernández, comenzó a trabajar e investigar sobre la idea de prótesis diseñadas con dicha impresora. Así llegaron hasta el proyecto Atomic Lab, que entrega prótesis de manera gratuita a las personas que las necesiten a lo largo del país. No dudaron en sumarse al proyecto y se convirtieron desde entonces en embajadores. Poco tiempo después conocieron el caso de Agustina, una alumna de la escuela rural N° 26 que nació sin su mano izquierda. En muy pocos días, asesorándose todo el tiempo con los creadores del proyecto se dieron a la tarea de poder hacer realidad este proyecto.

“Las manos se piden por la página web de Atomic Lab. Lo que hicimos fue tras ponernos en contacto con la directora de la escuela y la familia, tomar una fotografía del muñón sobre una hoja cuadriculada y hacer toda la tramitación web. Enseguida, como estamos en un grupo de WhatsApp con ellos, consultamos sobre este caso y nos preguntaron si queríamos hacerlo. Enseguida les dijimos que sí, nos pidieron el número de solicitud y nos enviaron el modelo que debíamos imprimir ajustado a los necesidades de Agustina”, contó muy emocionado el profesor Pedro Fernández.

En muy pocos días, utilizando las horas de clase se imprimieron una a una las piezas necesarias para poder desarrollar la prótesis.

“Empezamos muy entusiasmados el proyecto, y ahora el poder tenerla es una gran alegría. Más aún al poder hacer la entrega a la nena. Es todo un orgullo”, contó Sebastián Rasjido, a quien le gusta mucho lo referido a la electrónica y aspira a continuar investigando sobre la temática.

Un poco más tímido, el alumno Cristian Casco coincidió en lo emotivo del proyecto y que esperaba con ansias “poder entregar la mano”. Además, contó que “los chicos pueden elegir los colores que quieren que tenga. La nena para la que hicimos esta mano eligió el color violeta y blanco”.

“Queremos que la familia siga en contacto con nosotros para que, mientras ella crezca, podamos ir adaptándola o si pasó algo que hay que solucionar lo podremos hacer de forma rápida”, remarcó Sebastián.

Si bien el proyecto fue de todo el curso, los referentes del proyecto fueron estos dos jóvenes quienes se presentaron en la feria de ciencia esta semana, aunque no lograron clasificar.

“Lo lindo de destacar es que estas cosas ya no se pueden ver solo en televisión, sino que son reales”, aseguró el profesor.

Entrega y emoción

El viernes último, los alumnos de la Escuela Técnica N° 2 de Gowland, el profesor Fernández y la directora de la entidad educativa, Carla Desanzo se encontraron con Agustina, su familia y el equipo de la Escuela Primaria N° 26, a cargo de la directora Karina Cretella para finalmente hacer la esperada entrega. Se vivió un momento de gran emoción.

La mamá de niña, Lucrecia Gutiérrez expresó, tras la entrega: “al principio Agustina no quería. Le explicamos bien cómo era, que no había operaciones, que podía elegir los colores y se convenció”. En cuanto a cómo se dio el proceso, señaló: “La verdad es que fue todo muy rápido. Por comentarios, primero la fueron a buscar a la escuela a la que iba antes, ya que sabían de ella, y después llegaron a la escuela 26 donde está estudiando. En muy poco tiempo, después de que ella se convenció, vino el profesor a tomarle la medida y se pidió la mano para que la pueda utilizar. Y muy pocas semanas nos llamaron que ya estaba lista. La verdad fue una alegría enorme porque pensamos que tardaba más” y agregó que la niña nació con esa discapacidad, pero incluso ahora “no quería saber nada con esto de la mano. Ya habíamos estado viendo estas prótesis, pero no averiguamos mucho porque ella no quería saber nada. Cuando surgió todo esto costó que entendiera cómo funcionara y que se animara a probarlo”.

“Ella está muy contenta con la mano. Desde que se la dieron se levanta, se la coloca y está usándolo. Fue una alegría para todos”, concluyó.

Atomic Lab y Gino Tubaro

visitarán la escuela técnica

Gino Tubaro es inventor que a raíz de la necesidad de un niño se creó la primera mano 3D, y fue el puntapié para un proyecto solidario que recorre el país, y que ha generado – como en el caso de este grupo en la escuela técnica – muchos embajadores.

Ahora, se viene un nuevo proyecto: el Argentinatón. La idea es recorrer toda la Argentina en una 4 x 4 a la que en la parte de atrás le colocaron una impresora 3D solar. La máquina va a estar funcionando en ruta y con eso irán por toda la Argentina imprimiendo manos y brazos, y entregándolas.

Esta idea incluye concurrir a las escuelas que tengan impresoras 3D y enseñarles a usarlas a los chicos y además visitar a los ’embajadores’. Y ese será el caso de la Técnica 2 de Gowland, que espera con ansias el mensaje contando que Gino y el Argentinatón estarán en su escuela.

  Compartir:

Autor: Redacción

  • 77
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    77
    Shares

Deja un comentario

*