La Cámara confirma la elevación a juicio de la causa contra Melo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Gil Juliani, Minetto y Gallo coincidieron con la interpretación del juez de Garantías • Melo irá a juicio por “Peculado por sustracción de caudales públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario público” • Fuerte postura respecto a la naturaleza de los fondos.

meloEn el mes de noviembre se conoció que el Juzgado de Garantías Nº 1 resolvió la elevación a juicio en la causa que se instruyó contra Marcelo Melo por “Peculado por sustracción de caudales públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Para el juez quedó acreditado en base a toda la prueba recogida desde el inicio de la investigación que Melo en carácter de coordinador de la edición 2012 de la Fiesta Nacional del Salame percibió “indebidamente” en su caja de ahorros personales dinero de artesanos que participaron del evento para la reserva de stands.

En cuanto a la acusación de enriquecimiento ilícito dictó la nulidad parcial dado que consideró que el fiscal instructor, Juan Ignacio Bidone a cargo de la UFI Nº 1, no concretó su pretensión de forma objetiva ya que la descripción realizada no “constituye una relación clara, precisa, y específica de un enriquecimiento ilícito apreciable” y la Fiscalía volvió a insistir en la carátula. En igual sentido, la defensa de Melo, a cargo de su abogado Ariel Fusco apeló la resolución del Juzgado.

La causa recayó en la sala tercera de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal del Departamento Judicial Mercedes, a cargo de los jueces Luis Alejandro Gil Juliani, Juan Antonio Minetto e Ignacio José Gallo.

 

La resolución

En cuanto a la apelación de la fiscalía, la Cámara declaró inadmisible el recurso interpuesto ya que el perjuicio invocado por la fiscalía de que “representa un gravamen irreparable” entendido este como un perjuicio jurídico procesal que no puede ser subsanado en el curso del proceso ni en la sentencia definitiva, no se evidenció. En tanto, se admitió el recurso de la defensa. Fusco había manifestado que el dinero en cuestión no era público siendo que no había ingresado a las arcas municipales y que los pagos se realizaban a una comisión organizadora de conformación informal; también que se había malinterpretado el testimonio del subsecretario de Economía ya que manifestó que existía una cuenta afectada para la organización de las fiestas, “como si existiese una opción a la utilización de una cuenta privada”, cuando a su modo de ver ello no surge de los dichos del mencionado funcionario. Con lo antes expuesto pidió la revocación y el sobreseimiento de su pupilo.

La Cámara entendió que “los elementos probatorios ponderados por el señor juez de Garantías, resultan suficientes para tener por acreditada la materialidad ilícita del suceso” y para considerar a Melo como probable autor penalmente responsable de los delitos que se le imputan.

Respecto de la naturaleza de los fondos, señalaron que el dinero que se depositó en la cuenta personal de Melo del pago de stands para artesanos y entradas anticipadas resulta “ser pública”; “toda vez que más allá del momento en que efectivamente el dinero ingresara a la órbita del estado municipal el destino del mismo era integrar las arcas de la administración pública”. Para sostener ello se basaron en la doctrina prevaleciente sobre bienes públicos, citando el Código Penal y normas complementarias que indica que “la pertenencia de los bienes a la administración pública comienza desde el momento en que existe un derecho expectante de la administración a la entrega de caudales, aunque aún no hayan ingresado formalmente a las arcas de la entidad”. También se basaron en declaraciones de empleados de turismo y el subsecretario de Economía que señalaron que si lo recaudado de la Fiesta, tras el pago a proveedores, arrojaba un saldo positivo este se depositaba en las cuentas municipales mientras que si el saldo era negativo se eleva nota al municipio con las facturas pendientes para cancelar las deudas a través de dinero aportado por la comuna.

En tanto, consideraron que la interpretación de los dichos del subsecretario de Economía no fueron malinterpretados, remarcando que existía una cuenta afectada para los eventos municipales.

Para la Cámara “se torna necesario el paso de la causa a la etapa subsiguiente, para que en amplio debate se dirima la cuestión”. Finalmente confirmaron la elevación a juicio en la causa que se instruyó contra Marcelo Melo por “Peculado por sustracción de caudales públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*