Gustavo Bojorge prepara libro sobre aves de Mercedes

  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Titulado “Aves de Mercedes. Manual del Observador” es una herramienta para iniciarse en la investigación y observación en ornitología • El libro está editado por la comisión municipal de patrimonio cultural y natural (CUNA) • Será presentado el 8 de septiembre en el Museo de Ciencias Naturales “Carlos Ameghino”

De niño se acercó al Museo Carlos Ameghino atraído por las ciencias naturales, ahí conoció el trabajo en taxidermia para el estudio de las especies. Hablamos de Gustavo Bojorge. Las aves fueron su principal atracción ya que en el campo veía de a miles. Creció y el interés por la naturaleza y por las aves creció con él. Dedicó su tiempo libre a observarlas, a estudiarlas, a analizarlas, a fotografiarlas.

Hoy, pasadas algunas décadas, cumplió con un proyecto de su juventud, publica un libro sobre aves mercedinas gracias al apoyo de la comisión de patrimonio natural y cultural de Mercedes. El título del libro que se presentará en los próximos meses es “Aves de Mercedes. Manual del Observador”.

-¿Cómo nació la pasión por las aves?

– Empezó cuando era chico. Iba al Museo Ameghino. Estaba Honorio Burgos, encargado de la parte de taxidermia. Hacía taxidermia con aves y fue uno de los primeros que empezó a hacer observaciones de las aves. A través de sus aves embalsamadas, aprendí a conocer las aves, la fauna. De chico siempre estuve vinculado al campo y me llamaba la atención lo que veía ahí en materia de aves. En esa época había hasta ñandúes.

-¿El interés por investigarlas y fotografiarlas también es de pequeño?

– Cuando tenía 20 años incorporé la fotografía. Me empecé a acercar y a conocerlas en detalle. Empecé a trabajar sobre el tema en Museo Ameghino. Me formé gracias al Museo, soy producto del Museo. Me fui metiendo cada vez más en el tema. Tuve dos compañeros en el camino. Primero uno que era compañero del colegio y que yo entusiasmé, era Guillermo Lombardi. Y después con Marcelo Ramos, un señor grande, que se entusiasmó con el tema de las aves. Guillermo Lombardi que me acompañó mucho con la canoa y con quien recorríamos las lagunas y Marcelo Ramos con quienes comenzamos la idea, juntos, de hacer un libro sobre aves. Honorio Burgos me inició en el tema. A los tres les dedico el libro.

– El libro al que te referís se llama “Aves de Mercedes. Manual del Observador ”¿Cómo surgió hacerlo?

– Haber estado en una institución donde uno estaba permanentemente codeándose con gente del ambiente, con gente profesional,  con quienes estudiaron y donde se lee trabajos científicos de manera permanente, te lleva a adherirse a universidades internacionales y espacios de investigación que mandan información o estudios de manera permanente. Con Marcelo Ramos tuvimos la idea. El germen de este libro es de hace 30 años. Si él estuviese vivo, este libro también sería de él. El trabajo lo empecé a escribir hace trece o catorce años. Estaba listo hace más de dos años, pero lo mandamos al Museo Bernardino Rivadavia a una evaluación científica que un comité los devolvió con algunas sugerencias. Estos últimos años lo reescribí de acuerdo a las propuestas de la comunidad científica y ya me dieron el ok.

Lea también:  EDEN realiza importantes obras en Mercedes

–  ¿De qué se trata?

– El libro fundamentalmente es una herramienta. Son doscientas páginas divididas en diferentes capítulos. Comienza con una parte de paleontología con todos los hallazgos más importantes del mundo. Después está el registro fósil argentino en base a los hallazgos del doctor Tonni, el investigador más importante en paleontología de las aves. Otro capítulo son las nociones de la clasificación  de las especies, con una historia de las clasificaciones Es más teórico. En otro capítulo hago una aproximación al ambiente natural. Eso es específicamente de Mercedes. Parto de lo que se llama una biogeografía mundial para ubicar el partido de Mercedes, me baso en la biogeografía clásica. En otro capítulo explico cómo se observa, las técnicas de observación en campo, qué se necesita, cómo seleccionar un binocular, cómo interpretar los números de los lentes, los cuidados que hay que tener. Cuáles son las anotaciones, libretas, diarios, cuáles son los datos importantes para tomar, el comportamiento que hay que tener. Cómo se observan los nidos, hacia donde ir. Todo lo referido a un manual en sí.

-¿Un detalle exhaustivo de las técnicas de observación?

– Trato de dejar en claro que ir a observar un ave, no puede hacerse ‘descolgada’ del ambiente. Cuando se sale a observar hay que ‘meterse’ en el ambiente. Nos tiene que llamar la atención los pastos, las hormigas, lo que veamos. Se focaliza en las aves, pero no tiene sentido si lo sacamos del ambiente. El ave está porque está todo lo otro. Son muchísimas las fotografías  que incluimos en el libro. Es un trabajo bastante completo. Sin embargo, hay un capítulo especial en donde están ‘nuestras aves vistas por una artista mercedina’ y pusimos varios de los dibujos de Betty Campi de Mouhsen realizó.

-Es muy científico y específica la investigación. Sin embargo, está dirigido a personas que se inician en el conocimiento de la ornitología.

– El libro está dirigido a dos segmentos. Uno es el interesado en general que quiere empezar a trabajar o a observar aves. Está destinado a promocionar lo que es la observación de las aves. Otro, una ambición más grande, está orientado a los colegios. A las cátedras de ciencias por ejemplo, y para que se hagan trabajos extraprogramáticos, trabajos que tengan que ver con Mercedes, con su flora y fauna. Una herramienta que tengan las maestras y profesores para trabajar sobre el terreno, sobre Mercedes. En el libro traté de abarcar todo con un lenguaje semitécnico. No es un lenguaje sencillo porque el tema lo requiere. Pero sí se puede extractar lo que le convenga a cada docente de acuerdo al nivel educativo. Está accesible para que pueda ser adaptado

Lea también:  El grooming en la mira de especialistas

-Te encontraste con aves que cuando empezaste estaban y ahora no están más?

-El ñandú es una que no está más en la zona. Los flamencos también. Antes había mucho en el campo y era común. Esos puntos están desarrollados en el libro. Algún ñandú en estado doméstico hay en la zona. Tengo noticias de que por el lado de Tomás Jofré ha aparecido alguno. Pero no dura nada. Lo mismo que los carpinchos. Cuando alguien se entera que hay van a buscarlo enseguida. El ñandú un poco más al sur en la provincia de Buenos Aires  está lleno. Se ven desde la ruta en Las Flores y Ayacucho. Hay como había acá antes.

– No hay fecha de la presentación del libro y ya estas preparando otra cosa.

– Sí. El siguiente paso es la preparación de la guía de aves y armar un sitio web con aves de Mercedes. En donde se encuentre la guía de campo y la guía de sonido. Algo más completo. Por otro lado, estoy trabajando en algo que podría haber sido un capítulo más del libro, pero no pudo ser. Es un libro con los conflictos de la humanidad con el medio ambiente. Acá entraría el conflicto que tenemos con las aves en el centro de la ciudad. Las formas de resolverlos, cómo se producen.

La investigación en materia de aves es de actualización permanente. No obstante, el libro de Gustavo Bojorge permitirá a la persona que recién se inicia en la zoología en general y en la ornitología en particular pueda contar con una herramienta útil para sus primeras pasos.

Desde la Comisión Municipal de Patrimonio Cultural y Natural de Mercedes instan a que se valoricen, respeten, observen y conozcan nuestra fauna, por eso se acompaña y edita este libro sobre aves de la región. El libro saldrá publicado en las próximas semanas. Será presentado el día 8 de septiembre en el Museo de Ciencias Naturales “Carlos Ameghino”. Tras la presentación se distribuirá de manera gratuita en las escuelas mercedinas para que docentes y estudiantes lo tengan como material de consulta e investigación.

  Compartir:

Deja un comentario

*