Familia y amigos de Rodrigo lo homenajearon y pidieron justicia

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El joven falleció el pasado viernes 15, tras chocar contra un guardarrail en momentos en que era perseguido por otros tres jóvenes • Sus allegados realizaron una caravana hasta el lugar del hecho para recordarlo y pedir que el caso no quede impune.

Familiares y amigos del joven Rodrigo González realizaron una movilización con caravana desde nuestra ciudad hasta el puente de Olivera para recordarlo y pedir justicia.

Vale recordar que el joven perdió la vida el pasado viernes 15 en dicho lugar tras chocar contra un guardarrail en momentos en que era perseguido por otros tres jóvenes.

La movilización fue este sábado por la tarde, realizándose una caravana de autos y motos que sumaban alrededor de 200 personas para efectuar la colocación de una cruz – con un pistón en el centro como símbolo de la pasión por las motos que fue confeccionada por un amigo – y ofrendas florales en el lugar donde perdió la vida Rodrigo.

Pedido de justicia

Por la muerte del joven hay tres imputados. En principio la causa se caratuló como “homicidio culposo agravado por conducción imprudente y abandono de persona”, y los que los tres recuperaron la libertad el viernes, tras ser aprendidos tras el siniestro en diferentes jornadas.

Los imputados por el hecho son Lautaro Ibar Vargas, de 28 años, Luciano Gabriel Meli de 19, y un menor de 16 años. Los dos últimos fueron aprehendidos tras el siniestro. Pero el caso de Vargas fue particular. Si bien por un lado muchos medios reflejaron que se había entregado en la dependencia policial de Olivera, un medio de la ciudad de La Plata dio cuenta el lunes de que el joven fue detenido en dicha ciudad por el hecho en cuestión.

Para la familia “no fue un accidente” y ello lo defienden basándose en diversos testimonios tanto de gente de la zona como en lo que manifestaron amigos del joven. Incluso dan cuenta de que los imputados portaba un palo y ese elemento contundente se lo habrían arrojado a González para hacerle perder el control y el equilibrio. Sin embargo, nada de ello figura en la causa por lo que se encuentran preocupados de que la investigación no esté llevando el curso verídico.

Una vez clavada la cruz en el lugar se vivió un momento emotivo y se alzaron voces pidiendo justicia.

  Compartir:

Autor: Mariano Oyarzu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*