Estacionamiento medido: un modelo de alto precio y baja ganancia social

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La concesionaria Elimpar gestiona en otras ciudades modelos de tarifa más baja y de mayor creación de empleos • Y que gozan de aprobación y consenso vecinal • El sistema implementado en Mercedes muestra falencias que se pudieran haber evitado con mayor participación ciudadana y transparencia política.

La protesta vecinal: un cartel en un kiosco anuncia su rechazo al sistema
La protesta vecinal: un cartel en un kiosco anuncia su rechazo al sistema

¿Hace falta que cada medida de gobierno se haga a los empujones? No necesariamente. Pero esos parecen ser los modales de la política en la Argentina. La resistencia de los mercedinos al estacionamiento medido se convirtió en una forma de protesta pasiva esta semana, cuando muchos automovilistas decidieron dejar su auto en la casa, y caminar muchas cuadras, antes que pagar tributo al nuevo sistema, considerando un abuso los 5 pesos de la tarifa.

La retirada del exceso de vehículos en el radio céntrico es una reacción esperada, y en buena medida, deseada por los impulsores de un reordenamiento del tránsito y una menor aglomeración. Sin embargo, tal vez haya otras secuelas menos deseables: innumerables protestas y trastornos, acciones judiciales, y sobre todo, mal humor y bronca entre vecinos. Si hay demasiados problemas, el sistema puede fracasar.

¿Se podría haber hecho de otra manera? Definitivamente, sí.

El sistema implementado por el municipio de Mercedes muestra errores típicos y repetitivos:

1) La licitación dejó dudas y heridos, y el proceso no se abrió al control de todos los actores necesarios para despejar suspicacias.

2) No se involucró a la comunidad en el diseño y discusión de las posibles alternativas.

3) Se privatizó todo el sistema, con baja creación de puestos de trabajo, y por lo tanto con escasa ganancia para la comunidad.

4) El precio se fijó arbitrariamente para maximizar la recaudación monetaria.

 

Modelos alternativos

¿Hay modelos alternativos? Muchos. Los sistemas de estacionamiento medido tienen múltiples tecnologías y modalidades posibles, y son varias las empresas que trabajan en su desarrollo. Pero para no ensanchar demasiado el debate, acotemos el análisis a Elinpar,  la empresa que ganó la concesión en Mercedes.

Elinpar es argentina y hace 25 años que desarrolla sistemas. Es una empresa abierta a trabajar con todo tipo de modalidades, ya que cada ciudad tiene su propia problemática. Se pueden citar diferentes ejemplos de sistemas de Elinpar con mayor “ganancia social” que el sistema adoptado en Mercedes. En muchos, el sistema está íntegramente gestionado por Elinpar, igual que en nuestra ciudad. Pero con una tarifa un 35 por ciento más barata: $De 5 $ 3 a 3,50 la hora.

Un ejemplo más interesante es San Juan. Allí se implementó un modelo de mayor contenido social. La capital sanjuanina compró a Elinpar la tecnología, pero la gestiona con decenas de agentes propios en la calle: uno por cuadra. De esta manera, la municipalidad no le saca ganancia al sistema, pero solventa los sueldos de unas 60 personas. El emprendimiento logró sacar a los “trapitos” de la calle (a los que se les ofreció empleo) y permitió una normalización del tránsito en una amplia zona. Además, la existencia de un agente por cuadra facilita el uso del sistema por los usuarios y permite una mayor vigilancia urbana. Y al crear tantos empleos, gana consenso entre la comunidad. El costo por hora, además, es un 40 por ciento más barato que en Mercedes: $3.

 

Convocar a la gente

No se trata de un modelo a imitar. En realidad, cada ciudad tiene su historia, su idiosincrasia y una geografía que permite diferentes soluciones. Lo ideal, para ordenar algo tan complejo como el espacio urbano, es convocar a todos los sectores a participar, fomentar una “tormenta de ideas” comunitaria para permitir reformas que involucren a muchos actores y comprendan la mayor cantidad de áreas posible.

En cambio, esta iniciativa, centrándose casi exclusivamente en los motovehículos, ha dejado muchos huecos sin cubrir.

Por ejemplo: ¿cuál es el espacio asignado a las bicicletas? El sistema podría haber ganado consenso si se propusiera una política municipal para alentar al uso de la bicicleta entre los mercedinos. Pero esto implica, entre otras cosas, planificar una zona de estacionamiento vigilado de las bicis, que resuelva el problema de seguridad que disuade a mucha gente de utilizarlas.

Y así se pueden citar otros aspectos olvidados o descuidados en un plan de reor-denamiento del tránsito muy acotado, cuya legitimidad se desgasta al estar demasiado enfocado en la recaudación.

 

              Cómo se hizo                 Cómo se puede hacer

Licitación rodeada de reservas y con escasa información pública

Licitación abierta al control de la comunidad

Sin consulta a los frentistas, ni a los vecinos, ni a la comunidad en general

Audiencias públicas para debatir todas las alternativas

Manejo del sistema por la concesionaria privada ajena a la comunidad

Adquisición de la tecnología para delegar el sistema en una organización local

Precio fijado arbitrariamente para maximizar la ganancia y la recaudación

Precio relacionado con el costo del mantenimiento del sistema técnico y los puestos de trabajo a crearse

 

  Compartir:

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •