El pueblo quiere saber: por qué esta sección

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Esta sección se propone debatir ideas y medidas para profundizar el control democrático de las licitaciones, concesiones y compras del Estado, factores clave en la lucha anticorrupción.

Esta agenda de problemas no aparece explícitamente mencionada en el discurso de casi ninguna fuerza política. Tal vez porque los retornos y las comisiones en  cada negocio del Estado con privados, son el corazón del financiamiento de la política. Cada fuerza justifica su propio sistema recaudatorio en la necesidad de sobrevivir y crecer para poner en marcha un proyecto. Pero las herramientas se terminan comiendo a los operarios, y al cabo de un tiempo de andas, el dinero termina siendo un fin en sí mismo.

Los pasos clave pasan por una reforma radical del sistema de financiamiento de la política, y por abrir las instancias de decisión a la participación de muchos actores. Las democracias más antiguas han desarrollado sistemas anticorrupción basadas en una red de involucramientos sociales: cuantas más personas y organizaciones están implicadas y poseen una parte del control, menos fáciles y viables se hacen las corruptelas y negociados.

Sanear las políticas de gasto estatal es imperativo: si se combaten los sobreprecios y los negociados en compras, tercerizaciones y pritavizaciones, tendremos más dinero y recursos para salarios, obras de insfraestructura y sistemas públicos.

Por eso es saludable discutir estos temas públicamente, con datos claros en la mano, evaluando diferentes alternativas y ejemplos,  sin ánimo de estigmatizar ni denunciar caprichosamente a nadie. En este camino, la acción y el compromiso ciudadanos son vitales para avanzar hacia los progresos institucionales necesarios.

 

  Compartir:

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •