El Cardiovascular Mercedes en terapia intensiva

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desde el Centro se dio a conocer una difícil situación: hoy atienden el 90% de pacientes de PAMI y la obra social paga en pesos lo que significa que con la suba del dólar se hace imposible comprar insumos • Hoy no están en condiciones de realizar cirugías • A principios de mes presentaron una nota pidiendo encontrar una solución • De no lograrse, podría cerrar sus puertas.

Este mediodía, en el marco de una conferencia de prensa, desde el Centro Cardiovascular Mercedes se dio a conocer una difícil situación: de no haber una solución de parte de PAMI el centro podría cerrarse.

Según dieron cuenta los responsables del ente de salud de calle 17 entre 32 y 34, la suba del dólar sumado a la pesificación de los aportes que realiza PAMI hace peligrar severamente la atención ya que los insumos necesarios para la  realización de cirugías de alta complejidad se compran en el exterior, y por tanto en dólar.

La devaluación golpea fuerte a la salud del corazón en el reconocido centro local, y hace pensar en un inminente cierre de no resolverse.

En diálogo con los medios locales, el equipo responsable encabezado por uno de los cirujanos socios, el doctor Juan Francisco Bastino dio a conocer la problemática a toda la comunidad.

“Estamos acá porque en el año ’93 el PAMI nos llamó para crear un servicio de cirugía cardiovascular porque los pacientes no podían llegar a Buenos Aires. Esta obra social, que involucra a millones hay que prestarle atención. El gobierno tiene los medios económicos pero no de los sanatorios. Los sanatorios son de primer (diagnóstico y algunas internaciones), segundo (cirugía general e internación) y tercer nivel (alta especialidad cardiovascular y neurocirugía). Esto es tercer nivel, y por ello vinimos acá a pedido de PAMI”, señaló e indicó visiblemente acongojado: “La angustia es muy grande, y hay mucha pena porque el médico piensa en la salud, no en el dinero. Es humanitario. Y cuando el dolor existe hay que curarlo. Y este centro está en los últimos días de terapia intensiva. Y hay que declararlo”.

“¿Por qué ocurre esto? Acá llama el intendente, el ministro, el diputado… todos quieren saber qué pasa. Nosotros no sabemos qué pasa. Lo único que sabemos es que no tenemos plata. ¿Cómo se hace para prestar un servicio si no están los fondos? No hay ninguna empresa en el mundo que una cosa que vale diez pesos, la pague 4 o 3.50. ¿Cuál es la cuestión de porqué estamos acá? Es un problema de dinero. Pero no es que no paguen, porque lo hacen. Pero se está cobrando el 50% de lo que corresponde”, señaló y dio cuenta de que en 2015-2017 el pago por prestación de cirugía cardíaca (cada cirugía que se hace): se llegó a 8 mil dólares. “Una cirugía de estas en el lugar más bajo del mundo vale 10 mil. Pero como el PAMI demanda más cirugías se puede hacer una rebaja en los costos”, indicó y enumeró: “Los valores actuales del PAMI (2018). En enero con el dólar a 19 pesos: 7.300 dólares. En mayo 5.600 dólares, en junio 5.000 dólares, en agosto 4.600 dólares, en septiembre 3.500 dólares. ¿De 8 o 10 mil dólares puede operarse a 3.500 dólares? No es que el Centro Cardiovascular no tiene plata porque los médicos se la llevan o se invierte en algún lugar. No tenemos plata porque no podemos comprar los insumos de cirugía cardíaca. Y hay que comprarlos en dólares. No hay en el país oxigenadores, suturas, corazones artificiales, y así muchas cosas más. Y hasta los empleados se terminan pagando en dólares porque en cualquier momento habrá un aumento del 30% y hay que pagarlos. Actualmente no hemos podido pagar todavía los aguinaldos de junio”.

En tanto, el cirujano remarcó que a principios de este mes se envió una nota a PAMI y aún se espera respuesta. “Lo que queremos ver ahora es cómo resolvemos esto. La desesperación nuestra es que hace un mes y medio nos dirigimos a PAMI a fin de llevar al conocimiento la grave crisis que atravesamos en materia de insumos, servicios, honorarios y materiales descartables, entre otros. Quedamos a disposición a la espera de una contestación. Pero ¿cuándo podemos esperar? Nosotros queremos una respuesta. Pienso que lo están pensando. Pero tenemos PAMI Mercedes, local y Buenos Aires  y nos gustaría que alguien nos dé una respuesta para ver cómo se resuelve esto. El problema son los costos. No es que yo no quiero operar a un paciente. Si llega un paciente ahora no lo puedo operar porque estoy 150 mil pesos debajo de lo que vale. No podemos comprar los insumos” sostuvo y remarcó que “en este momento no podemos hacer cirugías en el Cardiovascular. Es imposible mantener algo en estas condiciones.

Hoy afortunadamente no tenemos pacientes internados, que pudieron darse de alta en el día de hoy. La dificultad que tenemos es que se paga en pesos. Seguimos recibiendo los fondos como si el dólar estuviera a 17 pesos. La devaluación hace que no podamos comprar los insumos con los fondos que nos giran”.

En tanto, indicó que en principio el pago de los sueldos del próximo mes está de momento garantizado a los 30 empleados (entre profesionales, y personal), no así la compra de insumo o el pago a prestadores.

“Esperaremos a tener una respuesta o la debacle. La angustia es muy grande”, concluyó.

  Compartir:

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*