Cambiemos se preocupa por la red de agua y cloacas de la ciudad

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cuestionaron la falta de obras en dicha materia desde hace más de veinte años • El informe da cuenta de las falencias del sistema actual • Pidieron la creación de una oficina de Obras sanitarias que controle las obras a realizar ya que, aseguran, no hay personal capacitado.

El viernes, parte del bloque de concejales de Cambiemos realizó una conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de los informes de la Dirección Provincial de Agua y Cloacas (Dipac), mediante la constructora “5 de septiembre”, que fue contratada por el Ejecutivo hace más de un año.

Los concejales Edgard Killmeate, Evangelina Cabral, Aida Laporte, Marilina Bustelo y Walter Cabral se manifestaron preocupados por un informe que había solicitado el Ejecutivo pero sobre el cual no se iniciaron labores.

El presidente del bloque, Edgard Killmeate, remarcó: “Estamos buscando la manera de solucionar este tema, que nos acucia a todos los mercedinos. No es un problema de esta gestión, que quede claro. El problema del agua y de las cloacas viene desde hace veinte o veinticinco años y nunca se le dio ninguna solución. Creemos que es el momento de que trabajemos todos juntos para buscar realmente una solución final o al menos, comenzar a hacer los trabajos que corresponden hacer”.

Seguidamente, dio lectura a algunos de los puntos del informe, en el que se da cuenta de que “hay que hacer una renovación total con respecto al agua corriente”. Entre otros aspectos enumeró que la cañería tanto de hierro fundido como de asbesto cemento ya “han cumplido su vida útil”, que se debe realizar el reemplazo de válvula exclusas por su antigüedad y falta de mantenimiento, y que se debe mejorar la cloración del agua y limpiar la suciedad en la red y los pozos ya que “se detectó la presencia de pseudomonas, mesófilas y sodios en los valores cercanos al límite en algunos sectores”.

“Ellos hacen un ofrecimiento de unas obras a realizar que sería interesante de ver o tratar. El tema de la red de desagües cloacales es una situación grave. El colector máximo de la avenida 29 y 40 hasta la planta depuradora, ellos señalan que hay que cambiarlo todo desde la 29 a la 58, y de esta a la planta depuradora. Lo más grave es que se colocó un caño de 650 milímetros de diámetro en la 29 entre 40 y 42, que se rompió hace un año y se colocó un caño de pvc y debieron haber colocado uno de 800 milímetros”.

“También el informe da cuenta de la falta de una estación de bombeo, la limpieza de los cloacales”, sostuvo y dio cuenta de obras realizadas en otros municipios.

Por otro lado, señaló que “los reclamos de enero a octubre de 2016, referidos a cloacas tuvieron un promedio de 380 por mes. El 94.4% fueron por desbordes. Ello da cuenta de que la cloaca está rebalsada y hay que hacer un trabajo serio en todo el sistema” y remarcó que “en lo que respecta a la planta depuradora hay un problema más que serio. El informe da cuenta de que existe un caudal del 50% que llega a la planta sin ningún tipo de tratamiento y es vertido directamente al río Luján a través de una zanja construida para tal fin. Creemos que ello es sumamente preocupante”.

En tanto, remarcó: “No estamos tirando las tintas contra esta gestión, aunque sí cuestionamos lo realizado en 29 y 42. Pero creo ante todo que debemos tomar las riendas en este tema, todos, y lo que buscamos con esta información que estamos dando es que la población de Mercedes es que esté al tanto”.

 

Posición

Respecto a las acciones a tomar, tras dar a conocer este informe, Killmeate indicó: “Veremos después de dar a conocer esto que decimos cuál es la posición que toma el Ejecutivo. Nosotros tenemos una posición como bloque, que creo que quedó claro que no es otra más que colaborar. Creemos que esto es grave porque tiene que ver con la salud y amerita que todos nos pongamos a trabajar en este tema”.

Por su parte, Evangelina Cabral, señaló: “En la provincia de Buenos Aires desde el inicio de la gestión se llevan ejecutados 1.200 millones aproximadamente y están en ejecución obras por 1.180 millones. La razón de todo esto es que durante mucho tiempo obras de agua y cloacas no se hicieron, con todo lo que esto implica, afectando principalmente cuestiones de salud”.

“No es un secreto que no hay presión de agua, que las cloacas se desbordan y que el agua no cumple con las condiciones básicas que tiene que cumplir y por eso hay muchísima gente que está contratando dispensers porque no pueden confiar en el agua que sale de la canilla”, señaló y añadió: “Nos parece importante que la municipalidad haya pedido este pedido de informes porque realmente da un diagnóstico y es un punto de partida para ver qué decisiones hay que tomar. Lo que nos preocupa es que lo tengan desde hace un año y que no hayan hecho nada hasta ahora”.

“Nos ponemos a disposición del intendente para gestionar recursos y reuniones y todo lo que se considere necesario porque la salud de los vecinos de Mercedes es una prioridad. A veces vemos que las acciones que están tomando el Ejecutivo no son de fondo, sino de forma, porque compraron un camión desobstructor que se rompió. Ahora lo repararon pero durante los meses que ese camión estuvo roto no hubo una licitación ni concurso de precios para ser reemplazado”, remarcó y sostuvo: “Acá hay que hacer obras e importantes”.

 

Una dirección

Por otro lado, desde el bloque marcaron que “sin una dirección de Obras Sanitarias es imposible hacer muchas obras. En este momento el municipio no tiene personal capacitado donde se pueda recurrir y acompañar las obras que hay que hacer. Si no hay profesionales para controlar las obras que se hacen, el dinero que se destine no va a ser bien utilizado. Un claro ejemplo es este caño que se colocó en la 29 y 40 que no era el que correspondía. Tal vez ello fue por impericia, por la falta de esta oficina, o porque el personal que tiene el municipio no está capacitado para poder controlar o gestionar ante quien corresponda. Creemos que es indispensable esta oficina, que en algún momento estuvo – hasta 1980 – y posteriormente se disolvió”.

Finalmente, Killmeate señaló: “Creemos que es una obra muy grande, pero se puede ir haciendo por etapas” y agregó que “es importante que todos empecemos a tomar conciencia en este tema. Tenemos que verificar qué estamos arrojando a la cloaca. Tenemos que tener conciencia como ciudadanos de lo que estamos haciendo para tratar de alivianar esta cuestión hasta que se pueda subsanar”.

  Compartir:

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*