Antenas: piden intervención del Defensor del Pueblo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Distintos vecinos se entrevistaron con Fernando Florella para denunciar la situación • Hay alarma en el barrio del Parque Municipal y en la zona de Guilford • Claudio Guevara denunció que el municipio de Mercedes actúa coordinadamente con las empresas para mantener los proyectos en secreto.

Vecinos de las inmediaciones del Parque Municipal se entrevistaron con el Defensor del Pueblo, doctor Fernando Florella, para consultarlo por medidas respecto de la posible instalación de un mástil de telefonía móvil en la Vieja Fundición o en la Liga Mercedina de Fútbol, según distintas versiones. La inminente puesta en marcha de otra antena en la zona de Guilford también es motivo de preocupación. Una empresa de telefonía móvil tiene todo preparado para poner en marcha las nuevas antenas en cuestión de horas, confirman distintas fuentes.

Claudio Guevara se apersonó en el organismo, sito en 30 entre 29 y 27, para abrir un expediente sobre el tema. Guevara explicó ante los funcionarios que el municipio de Mercedes actúa coordinadamente con las empresas para mantener en secreto los posibles emplazamientos de nuevas antenas, y evitar la reacción vecinal hasta que sea demasiado tarde. El vecino –que realizó una investigación sobre la influencia de ondas electromagnéticas en la salud para la Universidad Veracruzana de México– detalló que mantiene una batalla legal contra dos ordenanzas dictadas en el año 2012. Una de ellas le concede consolidación de derechos a los mástiles instalados clandestinamente el centro de la ciudad hace más de una década. La otra consagra normas excesivamente permisivas para instalar nuevos mástiles en las zonas residenciales, sin guardar la debida distancia de los hogares. Contra estas ordenanzas, interpuso un recurso ante el Juzgado Contencioso Administrativo para que ambas sean declaradas inconstitucionales. La demanda tiene 80 fojas con antecedentes técnicos sobre los daños a la salud que provoca la cercanía de estos dispositivos.

Polémica judicial

Guevara continuó con su relato del caso, y apuntó que en Marzo de 2013 pidió una medida cautelar ante el mismo juzgado, ya que había preparativos en el Club Unión para instalar una antena en el campo de deportes. Su pedido era para que se congelara la instalación de nuevos mástiles hasta que el juez decidiera sobre la cuestión de fondo. El fallo del doctor Laserna, titular del Contencioso Administrativo 1, le puso límites a la invasión de mástiles, y le pidió al municipio que consultara a los vecinos afectados, además de exigir un estudio de impacto ambiental antes de la aprobación de cada expediente. Esta sentencia fue apelada por el municipio, que logró que en la Cámara de San Martín anulara la sentencia de primera instancia, en base a que el municipio no había confirmado oficialmente el proyecto en el Club Unión. La cuestión, para los camaristas, devino entonces en “abstracta”.

Guevara relató que el municipio nunca confirmó ni desmintió el proyecto del Club Unión, porque precisamente ése es el fondo de la cuestión: conservar el secreto de los futuros emplazamientos para que los vecinos del lugar sólo puedan accionar después de instalado el mástil.

“Nadie quiere los mástiles cerca de su casa. Esto sucede en todo el país”, planteó el investigador. “La solución para evitar este interminable forcejeo entre los vecinos y las empresas, es llevar los mástiles lejos de la gente, como planteó el Congreso Nacional sobre Contaminación Electromagnética de 2012”.

 


 

Nuevas cautelares y pedidos de información pública

En los próximos días se presentarán nuevas medidas cautelares de vecinos de los barrios afectados. Y se presentará ante Mesa de Entradas del municipio un pedido de acceso a la información pública, solicitando se develen las ubicaciones de los proyectos en carpeta para instalar nuevos mástiles.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •