Una elección muy cara

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Alianza gobernante y varios comunicadores cuestionan el costo de las PASO • Ocaña lo dijo en su visita a la ciudad de Mercedes.

Lo dijo La Hormiguita Ocaña en su visita a Mercedes. Y lo dicen los comunicadores y los dirigentes oficialistas: las PASO son una encuesta un poco cara. Y nada más falso que ello. Precisamente Cambiemos se nació al calor de unas PASO. O sea si no hubiera existido ese sistema electoral posiblemente hubiese sido más difícil conformar la Alianza que hoy gobierna el país.

Es cierto que no es una norma perfecta, pero no puede ser que las leyes solo se analicen en función del costo. De hecho en las últimas elecciones en Mercedes existieron dos sectores que definieron la lista a través de este mecanismo. Y en otros distritos hubo otras fuerzas que lo utilizaron.

El argumento falaz que CFK no lo usó no alcanza. Y se dice falaz porque el FpV definió sus candidatos bonaerenses en el 2015 a través de las PASO, por poner un único y emblemático ejemplo. Es cierto que recientemente las gambeteó con la creación de Unidad Ciudadana, pero que CFK decida no utilizar el sistema electoral de las PASO es solo un ejemplo de los errores de la norma. De ninguna manera de su inutilidad.

Se debería orientar esa ley hacia un sistema de boleta única para evitar uno de los grandes gastos que es la impresión de boletas, gasto innecesario y que solo favorece la sabana y limita la autonomía de la voluntad.

Pero de hecho todos los discursos van más orientados al voto electrónico –que está siendo eliminado de los estados donde se implementó- en lugar de tender a la boleta única que –si se quiere- es el sistema utilizado por los norte americanos.

Es mentira que a este gobierno le interesa alguna reforma política en serio, quiere solo reformar el acto electoral “para ganar tiempo”, “no es posible que tengamos que estar horas esperando un resultado”, dicen los voceros de esta postura quienes hacen caso omiso a las advertencias que realizan especialistas en la materia. Como si no se le pudieran dedicar algunas horas (cientos de ellos) y recursos humanos a un acto tan trascendente como determinar quienes guiarán los destinos de la nación, las provincias y los municipios por cuatro años.

Según las apreciaciones que buscan desestimar las PASO, este año costaron –monedas más, moneda menos- $ 2.800 millones. “Y no sirvió para definir ninguna candidatura importante”, argumentan. Ahora cuales serían las candidaturas importantes, ¿porque el Cambiemos no le aceptó las PASO a Lousteau en CABA?. Así definían alguna candidatura importante. En Navarro la Alianza Cambiemos definió su lista de concejales a través de las primarias, lo mismo ocurrió con Unidad Ciudadana en Luján, y tanto Cambiemos como Cumplir hicieron lo propio en San Andrés de Giles. O sea que en todos los distritos vecinos –incluido Mercedes- alguna fuerza resolvió su candidatura a través de este sistema de representación.

La visión centralista de este gobierno y de los comunicadores sentados en la CABA claramente se contrapone a lo que sucede en el interior del país y –por supuesto- en el interior de la provincia.

Claro que hay que introducir algunos cambios, pero lo peor que le podría pasar a la democracia argentina es eliminar este sistema de elección primaria y más aún avanzar en la decisión de voto electrónico. Y menos aún por una cuestión estrictamente economicista.

  Share:

Author: Javier Guevara

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*