Un estudio de campo realiza un mapa de la contaminación electromagnética en Mercedes

  • 35
  • 5
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    41
    Shares

Un móvil recorre la ciudad midiendo el nivel de radiofrecuencias con una tecnología finlandesa. “Hay focos de alta concentración en lugares inesperados”, dice Claudio Guevara, que trabaja en el relevamiento para la Universidad de Guadalajara.

La polémica en torno a las antenas de celulares tiene un nuevo capítulo. Un estudio de campo para la Universidad de Guadalajara (México) realiza un mapa de la contaminación electromagnética en Mercedes. Un móvil recorre distintas zonas de la ciudad, midiendo el nivel de radiofrecuencias en el ambiente con una tecnología de la empresa finlandesa Cellraid. El trabajo es impulsado por Claudio Guevara, vecino de nuestra ciudad, como parte de sus estudios de doctorado en el Centro Universitario de la Costa (UdG) de Puerto Vallarta.

“Estas mediciones ya se han realizado en Puerto Vallarta, y se escogió hacer un cotejo con la ciudad de Mercedes porque es un terreno que ya hemos explorado, y conocemos la ubicación de los principales dispositivos”, explica Guevara. “Lo que hallamos en Vallarta se verifica también en Mercedes: dada la cantidad de dispositivos emisores, y la complejidad del ambiente creado por las radiaciones, hay focos de alta concentración de radiofrecuencias en lugares inesperados, a veces muy alejados de las antenas. Los lugares que más sufren a veces están a 1000 metros del mástil, donde el haz principal toca el suelo, rebota y sigue. O en lugares altos, como edificios de propiedad horizontal. Es una ingenuidad que, con no tener el mástil cerca, estamos seguros”.

contaminación electromagnética
Gráfica 1. Niveles de densidad de potencia en la avenida de Circunvalación.

La tecnología utilizada –Quanta Pro, de Cellraid– fue diseñada para que las operadoras monitoreen el estado de su red, y genera gráficos donde se detalla en microwatts por metro cuadrado la densidad de potencia registrada en cada punto para la operadora. Las imágenes que acompañan este artículo son un monitoreo de la empresa Claro. El trabajo también incluirá una medición de Movistar.

“Estas mediciones –aclara Guevara- no incluyen otras radiofrecuencias que también están presentes en el ambiente, como señales de radio y televisión, ni campos de baja frecuencia, como los producidos por líneas de alta y media tensión. Es un recorte por operadora, y limitado a señales de móviles y wi fi. La novedad es que también incluye las emisiones del celular, que con los teléfonos inteligentes se ha convertido en la principal fuente de radiación personal para los usuarios”.

Contaminación electromagnética
Gráfica 2: Niveles de densidad de potencia entre Acceso Sur y zona del Parque Municipal

Por ese motivo, apunta el investigador, los mapas deben analizarse en su justa dimensión: “Hay sectores en verde donde la densidad de potencia no es alta para Claro. Pero puede ser alta para Personal o Movistar. O puede ser alto el nivel de otros campos electromagnéticos, como los generados por el propio domicilio. En general, lo que tenemos que asumir es que, en Vallarta o en Mercedes, así como en la mayor parte del mundo, el total de la población urbana está intensamente irradiado. Por eso, no hay grupos de control para estudiar la afectación individual”.

Los vecinos siempre quieren saber si son altos o bajos los resultados registrados, o si superan los niveles de seguridad legales. Pero la respuesta no es simple: “Por un lado, en Argentina no hay normativas claras al respecto. Por otro lado, los estándares internacionales varían mucho según los países y los organismos, y su nivel de tolerancia al riesgo. Lo que sí es claro es que en casi todas las zonas tenemos niveles biológicamente activos, es decir, suficientes para afectar la salud y la conducta”.

contaminación electromagnética
Gráfica 3: Niveles de densidad de potencia en la cuadrícula de la zona céntrica

Autocrítica

La encuesta en torno a las antenas, un “estudio ingenuo”

Hace unos años, en un estudio previo para la Universidad Veracruzana, Claudio Guevara realizó una encuesta en torno a mástiles de telefonía, que arrojó que un 40 por ciento de la población del lugar padecía enfermedades vinculadas a la exposición a campos electromagnéticos. “El trabajo fue impactante y lo publicaron distintos medios especializados. Pero hoy lo considero un estudio ingenuo. En ese momento, nos preguntamos qué hallaríamos si encuestábamos toda la ciudad en lugar de sólo un sector en torno a las antenas. Lo que sabemos hoy nos puede anticipar algunas respuestas”, concluye.

Autor: Redacción

  • 35
  • 5
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    41
    Shares

7 comentarios

Y? Cual estudio científico prueba fehacientemente que perjudicial para la salud? El de la universidad de Veracruz? En contra del Mitt y de la propia Uba? Es un verso esta nota, propone una hipótesis de otra hipótesis. Es solo humo. Tenemos menos de la mitad de antenas de Brasil, un cuarto de Londres, y después nos quejamos que estamos atrasados. Es.más Guevara, mediste cuanta señal garchamagnetica irradia la antena que tenés vos?

Buen dia, mi nombre es Aurelio Ramírez, vivo en Hidalgo, México. Licenciado en derecho por la UNAM, Maestria en Administración de Justicia IA. He estado en 2 congresos en Argentina sobre radiación no ionizante Electropolucion. Me interesa contactar con el investigador Guevara, para intercambiar conocimientos. Debemos unir esfuerzos contra la contaminación electromagnética. Saludos.

Pablo, tu comentario está lleno de ignorancia. Qué tiene que ver que Brasil tenga más antenas? no es un estudio comparativo. Tampoco quiere decir que Brasil sea primer mundo, ni que la gente se enferme menos. Por el contrario, yo estoy agradecida de que tengamos la suerte de que venga alguien a medir la contaminación y si pudiera profundizarse el estudio, y explicar las consecuencias, aun más. Ojalá también pudieran analizar el arsénico del agua, y el glifosato en el aire, y en las zonas aledañas, así como también los desperdicios emanados de la fábrica de tela, los químicos de la curtiembre y tantas otras cosas que afectan nuestra salud. Mejorar nuestra calidad de vida acorde al saber, y no criticar pretendiendo vivir en la ignorancia por tener dos mangos más en el bolsillo.
Hacer lo correcto es lo que vale.
Saludos.

Buen trabajo Claudio. Muy importante inicio que los Argentinos empienzan a ser pendiente del asunto, y que los ojos no estan ciegamente mirando hacia antennas, pero mas que nada hacia los telefonos que estan cerca de los cuerpos de sus usuarios.

Ojala que regulador de telecomunicaciones de Argentina y los operadores moviles, toman paso adelante tambien, con los mediciones desde punto de vista de los usuarios.

Quanta Monitor – es gratis para todos Argentinos con sus telefonos de Android, para que pueden monitorear “radiaciones” de sus propios celulares en su casa y trabajo.

Deja un comentario

*