Se llevaron cuerpo del hospital para hacer una autopsia que no correspondía

  • 25
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    25
    Shares

El sábado fallecieron dos personas • Uno de ellos era interno de la Unidad 5, y al ser muerte en custodia, se solicitó la práctica de autopsia • El lunes, se retiró otro cuerpo, de un vecino mayor, por “error” • Los familiares hicieron la denuncia y se investiga penalmente lo ocurrido.

A principios de la semana ocurrió un hecho que alteró a propios y ajenos en el hospital Blas L. Dubarry. El cuerpo de un difunto fue remitido por error a que se le practicara la autopsia de otro occiso y su familia pasó horas sin saber qué había ocurrido. El caso originó una causa penal que se tramita en la UFI N° 6, a cargo del doctor Luis Carcagno.

Por lo que pudo conocerse, el día sábado 21 fallecieron dos personas. Por un lado, un vecino de nuestra de ciudad de alrededor de 70 años, y por el otro un interno de la Unidad Penitenciaria N° 5 quien padecía una enfermedad fulminante. Al encontrarse bajo custodia, el protocolo indica que debe de practicarse un estudio de autopsia. En este sentido, se abre un expediente por “Averiguaciones causales de muerte” vía judicial y ante el fallecimiento de este hombre – de unos 30 años – el hospital notificó a la UFI en turno de lo ocurrido. Así se labró el pedido de autopsia, que en estos casos no se lleva a cabo en morgue policial sino que se efectúa en la morgue judicial, para lo cual se debía solicitar una fecha para la práctica.

No se sabe cómo ocurrió, pero en las primeras horas de la mañana del lunes, al momento de llevar el cuerpo del interno a la localidad de Junín desde la morgue del nosocomio para que se le practicara la autopsia correspondiente, alguien se llevó en su lugar el cuerpo del septuagenario.

Lea también:  Música y danza en la Sociedad Italiana

La familia del vecino de nuestra ciudad arribó a la morgue local y se encontró con la triste sorpresa de que el cuerpo de su ser querido no se encontraba. Ello originó inmediatamente que efectuaran una denuncia penal y comenzó una investigación.

A raíz de esto, además, el cuerpo del vecino debió ser sometido a una segunda autopsia, que será aclaratoria sobre lo que ocurrió en la sala de autopsia. Es claro que el vecino falleció por causas naturales, pero el segundo informe se realiza para determinar qué es lo que se practicó en la primera autopsia, para conocer cómo se compuso el pool de vísceras que se extrae para el informe final, entre otros; y sus resultados aún se aguardan.

Lo cierto es que la familia pudo dar sepultura al difunto, pero debió pasar un momento difícil en la incertidumbre de esas horas por lo que no se descarta que pudieran realizar alguna acción penal o civil.

 

Investigación

Poco se sabe sobre la investigación penal que se está realizando dado que se debe establecer en primer lugar si hubo algún tipo de delito y el grado de responsabilidad de cada actor que actuó en el caso. Sin embargo, algunos trascendidos señalan hacia una responsabilidad tanto de la custodia de la Unidad penitenciaria como a la guardia de seguridad de policía del nosocomio.

De momento se evalúa si se está en presencia de un caso de negligencia o algún tipo de delito, y qué tipificación corresponde. Además, se debe determinar si la acción corresponde a un tipo penal o civil, y en tal caso será derivado al ámbito correspondiente. Y es que no solo hubo un “error” en cuanto al cuerpo que fue trasladado, sino que en la práctica de la autopsia en sí tampoco se advirtió que – por ejemplo – las edades no se correspondían siendo una diferencia entre ambos difuntos de más de 30 años.

Lea también:  Abogados colocaron una placa en 1 y 40

Por hecho se presentó el director del hospital Blas L. Dubarry ante la fiscalía para entregar diversas documentaciones de interés para la causa. Aunque hasta el momento no se han recibido testimonios por el caso.

 

El hospital con presumario interno

Tras lo ocurrido fue consultado el director del hospital Blas L. Dubarry, Daniel Bandoni, quien se excusó a dar declaraciones respecto a lo ocurrido dado que se encuentra en plena etapa investigativa en la justicia.

Sin embargo, confirmó que internamente “se inició una actuación presumarial para determinar lo ocurrido. Nosotros ya no actuamos como morgue judicial, pero sí tenemos la heladera donde se colocan los cuerpos de fallecidos judicializados y no judicializados también hasta que son retirados, y que quedan registrados en un libro. Ello al margen de los certificados de defunción que tienen otro registro. Ante lo ocurrido se apersonó un médico legista del Ministerio de Salud y nos dio la orden de llevar a cabo esta acción”, y agregó: “de esta forma se va a poder determinar los responsables de toda una cadena la responsabilidad que cada uno pudo o no tener en lo que sucedió. Si no surgen causas, delitos o fallas administrativas se agota la instancia y se deslindan responsabilidades”.

Por otro lado, confirmó que estuvo a disposición de la justicia y el día martes se apersonó y acercó documentación pertinente a la causa que se lleva adelante.

En tanto, también señaló que se está reviendo el protocolo en la morgue y no se descartan cambios en el sector.

  Compartir:

Deja un comentario

*