Se inició el juicio por un cuádruple homicidio en la ruta 41en 2012

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un familia de Rosario falleció tras ser impacto el vehículo en el circulaban de forma frontal por otro conducido por el imputado • Ya pasaron las dos primeras jornadas y la próxima será el lunes 18.

El miércoles y viernes se llevaron a cabo las dos primeras jornadas de un juicio contra un conductor que en enero de 2012 participó de un choque frontal en la ruta provincial N° 41 a la altura de San Antonio de Areco producto del cual fallecieron cuatro personas.

El debate oral y público se desarrolla en el Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 a cargo de los jueces Juan Tillet, Graciela Larroque y Tomás Barski, y tendrá el lunes 18 la última jornada tras la cual se dará paso a los alegatos de las partes.

El imputado es Federico Teilletchea (de Villa Lía), quien llegó en libertad al juicio dado que el hecho fue caratulado como cuádruple homicidio culposo agravado –una calificación legal que lo hace pasible de excarcelación- y es representado por el doctor Rodrigo Lilo.

En tanto, la fiscalía de Juicio la lleva adelante la doctora Valeria Chapuis, y las familias damnificadas son representadas por los doctores Juan Pablo Portessi y Javier Guevara.

 

El hecho

El 15 de enero de 2012 se produjo una terrible colisión de vehículos en la ruta provincial N° 41 a la altura de San Antonio de Areco donde fallecieron cuatro personas que viajaban a bordo de un Fiat Palio con rumbo desde Rosario a Lucila del Mar, partido de la Costa. El hecho ocurrió en las primeras horas de la mañana.

El conductor del rodado que impactó contra ellos de frente, un Peugeot 505 es Federico Teilletchea (de Villa Lía) quien iba junto a su acompañante Sebastián Aponte.

A causa del impacto frontal, siendo que el Peugeot se cruzó de carril, los cuatro ocupantes del Palio perdieron la vida de manera instantánea. Se trataba de Mirta Graciela Inés Radicci (52), Facundo Lionel Sánchez (19), Hugo Oscar Sánchez (59) y Martín Busalatchi (16). En tanto, los ocupantes del otro vehículo solo recibieron heridas de distinta consideración pero que no hizo peligrar su salud.

Tras un año de instrucción, la causa se elevó a juicio en marzo del 2013. Desde entonces no se pudo llegar al debate a causa de diversos recursos presentados por la defensa de Teilletchea.

Además, hubo distintos planteos en busca de que se efectuara un cambio de carátula. Y es que para los particulares damnificados y la fiscalía no se trataba de un homicidio culposo, sino de un “Cuádruple homicidio simple”. Es precisamente por estos planteos que la causa se ventila en el Tribunal oral y no ante un juzgado correccional como ocurre con la gran mayoría de estos hechos.

Durante todo este tiempo, la familia de las víctimas ha buscado por todos los medios que la causa no prescriba (la prescripción operaba en marzo del año próximo) y hoy celebran que finalmente se pudo desarrollar el juicio.

 

Primeras jornadas

En las dos primeras jornadas declaró el imputado y negó haber consumido alcohol en exceso o circular a una velocidad mayor a los 100 kilómetros por hora al momento del siniestro. Además sostuvo que fue la maniobra de otro vehículo la que causó que perdiera el control e impactara contra el Fiat tripulado por las víctimas. Pasaron testigos que estuvieron se hicieron presentes minutos después del accidente, personal que actuó durante el siniestro y personas que estuvieron con el imputado momentos previos al hecho, como el caso de personal de una estación de servicio donde Teilletchea realizó una carga a su teléfono celular brindando datos de su estado y los sucesos que se dieron en el marco de ese intercambio.

 

Lo que viene

El próximo lunes 18 se llevará a cabo la tercer y última jornada, donde declararán personas que estuvieron con el imputado durante la noche previa al siniestro, el acompañante del imputado, el perito accidentológico aportado por las partes y una enfermera, que tuvo una particular y llamativa participación durante la instrucción, realizando planteos diversos sobre lo ocurrido no quedando claro si efectivamente vio a Teilletchea alcoholizado en el momento en que se produjo la extracción de sangre que posteriormente dio como resultado 0.85 de alcohol en sangre (dos horas después del hecho).

En cuanto a los alegatos se desconoce si se efectuarán tras las testimoniales o bien se desarrollará una nueva jornada, a lo que posteriormente se sumarán los cinco días que tendrá el Tribunal para resolver si corresponde condenar al imputado y con qué calificación hacerlo.

  Share:

Author: Yesica Landola

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*