“Se denunció la existencia de un basural clandestino”

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Así lo confirmó Macarena Pocaressi, presidente de SOS Hábitat • Indicó que se efectuó la denuncia a la Defensoría del Pueblo y al municipio sin respuesta a la fecha ni acciones para evitar que esto siga ocurriendo.

Macarena Pocaressi, presidente de SOS Hábitat habló de esta preocupación: “La intención de que se declare “reserva” cada vez está más lejos, con la creación de este basural, la apertura de una calle para el ingreso de camiones y la falta de control y cuidados mínimos en ese predio”, sostuvo.

En cuanto a la apertura de esta calle para el arrojo de residuos marcó que “si se abre una calle, debería haberse solicitado a catastro del municipio, y debería aparecer en los planos del cuartel que le corresponde. Pero dudo mucho que esa calle exista como tal en papeles, y que se haya abierto por medios legales, teniendo en cuenta que el único motivo fue poder ingresar grandes volúmenes de diversos residuos justo al lado de una de las lagunas, que hace dos años aproximadamente se encuentra sin volumen de agua superficial y con vegetación”.

“Al tener todo ese espacio verde con tanta vegetación, una pequeña chispa acompañada de calor y viento, termina en un gran incendio, no solo de la “reserva”, sino de todo lo que tiene en su cercanía: campos, colmenas,y el riesgo de que según el sentido del viento, pueda llegar al peaje”.

Pocarecci destacó que “el predio es visitado por personas que van a pescar, a nadar en las cavas, por los observadores de aves, los interesados por la naturaleza, y también los que tiran todo tipo de residuo en todo el predio. No solo en el actual e inmenso basural clandestino. Este último tiene existencia desde hace ya más de dos años. Hemos visto cómo de un momento a otro se abre una calle y se depositan grandes volúmenes de ramas secas, brea de las obras de la ruta, materiales de construcción (restos de alguna construcción con ladrillos y cemento), tanques con restos de combustible, troncos de árboles, residuos domésticos, entre otros” destacando que esta situación había sido denunciada en reiteradas oportunidades: “No solamente la existencia de un basural clandestino. En una de las visitas realizadas en noviembre del año 2016, un grupo de la Asociación divisó el ingreso de un camión volcador repleto de ramas secas, desconociendo si había alguna otra cosa. Se pudieron tomar fotos, grabar y estas pruebas fueron incluidas en las notificaciones a ambos actores”.

Y más allá de que participaron de la reunión a principios de 2017 para el recupero del lugar, indicó que a la fecha solo supieron que “desde la Defensoría se pasó el pedido a su área de Ambiente en La Plata. Pero desde el año pasado no tenemos respuestas. Por parte del municipio, no tuvimos una definición precisa de la erradicación de ese basural, Sí que se había pedido a la dependencia de Nación la expropiación de los terrenos que corresponden a la Colonia Olivera (entre ellos, el predio de la ““reserva””), pero hasta ahora desconocemos qué ha pasado con eso”.

 

“Parece que fue una simple ilusión”

Por Javier Moleres (Integrante de SOS Hábitat y vecino con gran labor en el lugar)

En el año 2001, la empresa encargada de los trabajos viales en la Ruta Nacional Nº5, utilizó un predio de 30 hectáreas para la extracción de “tosca”, convirtiendo un terreno fértil y cultivable en una sucesión de grandes montículos de tierra bordeando extensas y profundas cavas. Todos avizoramos un triste futuro para el lugar, pero la naturaleza –que todo lo puede- tenía otros planes. Con su lento pero constante  accionar, lo repobló del más variado abanico de especies vegetales y animales terrestres y acuáticos, remediando así por completo el ataque del hombre. Los mercedinos nos entusiasmamos e ilusionamos entonces, con contar con ese sector como lugar de esparcimiento, de observación de la flora y fauna autóctona –tan diezmada en el resto del partido- y de estudio de restos paleontológicos, que en gran cantidad atesoran las capas geológicas que quedaron expuestas. Pero todo terminó siendo eso… “una simple ilusión”. Porque a pesar de haber sido declarada por ordenanza ““reserva” Natural y Paleontológica”, y tras transcurrir más de una década de gestiones inútiles en todos los niveles buscando que se la resguarde, la supuesta ““reserva”” es solo un gran, gran basural, y como labor educativa lo único que hasta ahora nos enseña, es cuanto mal es capaz de provocarle el hombre a su castigado planeta.

  Compartir:

Autor: Redacción

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Deja un comentario

*