Quieren regular el juego de carnaval

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Se trata de una iniciativa de la edil María José Piacentini, de Unidad Ciudadana • La idea es buscar regular esta actividad fomentando el respeto por el otro • “Este proyecto pretende reflejar lo que le pasa a mucha gente en época de carnaval, a la que le preocupa salir a la calle”, señaló.

En la sesión extraordinaria del próximo miércoles 16, primera extraordinaria del año para la jura de la concejal Juana García (ver pág. 8) ingresará como único tema en el orden del día un proyecto de la edil María José Piacentini. El mismo busca regular el “juego de carnaval no consentido”.

El texto del proyecto de ordenanza indica que se prohíbe en el Partido de Mercedes “el juego de carnaval no consentido, y todo acto o juego violento que pueda atentar contra la integridad física de las personas y/o sus bienes”.

“Entiéndase que existe “juego de carnaval no consentido”, cuando en forma manifiesta o evidente, una persona que se encuentra en la vía pública, no está participando de los juegos de carnaval”, se sostiene en el articulado y se marca, además, que se entiende “por actos o juegos violentos” a: “arrojar pequeños globos de agua, que por su dimensión o congelamiento pudieran ocasionar daños a las personas y/o sus bienes.

Arrojar a las personas cualquier otra sustancia capaz de producir daño físico.

Amedrentar o arrojar globos de agua a ciclistas, motociclistas, vehículos, peatones o personas que las circunstancias indiquen que no se encuentran participando del juego”.

También se marcan que la infracción a lo dispuesto en la presente ordenanza “será sancionada en los términos del Artículo 352 de la Ordenanza 5650/03”.

Según indicó Piacentini, “este proyecto de ordenanza pretende reflejar a mucha gente que en época de carnaval continua sus tareas cotidianas del día a día, y que le preocupa salir a la calle” y agregó: “he visto varias veces personas que iban a trabajar inclusive con uniformes, señoras que se dirigían a realizar mandados, o mujeres que se encontraban en la calle y no era su deseo jugar y lo manifestaban explícitamente. Así como también ocasiones más agresivas como globitos congelados, o con lavandina; eso ya es violento, ocasiona daños. El objetivo no es  jugar sino dañar”.

Por otra parte, señaló que “a esto se le suma el peligro de arrojar globos a la gente que va en moto o en bicicleta. Hace aproximadamente unos 20 años, en esta ciudad una adolescente falleció como consecuencia de un golpe en la cabeza que se dio contra el cordón de la vereda. Esta joven, cuentan, iba en moto y perdió la estabilidad por los globitos de agua que le habían arrojado”.

“Este proyecto apunta a replantear muchas actitudes que tenemos como sociedad a la hora del juego, tratar mínimamente de no ocasionar un daño al otro. Si bien puede que sea difícil la prueba o realizar controles al respecto, el objetivo es concientizar y generar pautas de juego de cierta manera en la que se respete al otro”.

“Las multas, de aplicarse, quedarían a disposición del Juzgado de Faltas. Pero la idea no es perseguir a nadie, sino buscar generar conciencia en el respeto por el otro”, remarcó.

Modificación

Esta ordenanza, además, derogaría una ordenanza anterior que data de 1895. La misma (con N° 79 del mencionado año) prohíbe el juego con agua, entre otros aspectos, que no estaba vigencia en usos y costumbres.

  Compartir:

Autor: Mariano Oyarzu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*