Propuesta: “Convocar a licitación pública para la reparación del teatro”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El gobierno declaró en emergencia al Teatro Argentino, y que autorizarían al Ejecutivo municipal a destinar una partida de $ 1.700.000 para reparar la sala mayor. Pregunto ¿Quién controlará cómo se gasta ese dinero?

Leí en vuestro semanario que el gobierno municipal declaró en emergencia al Teatro Argentino, y que autorizarían al Ejecutivo municipal a destinar una partida de $ 1.700.000 para -por compra directa- reparar la sala mayor. Pregunto: ¿Ese dinero alcanzará para una reparación integral, incluyendo la colocación de butacas con la debida pendiente en vez de sillas de plástico al mejor estilo de un escenario al aire libre en medio del campo? ¿El intendente sabe que el techo del escenario de la sala superior está por derrumbarse, al igual que la mampostería que lo rodea y en cualquier momento, actores o público sufrirán un accidente al igual que con el cúmulo de cables amontonados a su alrededor sin ninguna seguridad ni idoneidad técnica? ¿Que el telón, a esta altura un ruinoso trapo viejo, durante la obra Saltimbanquis, de la directora Papina Mariella no se pudo abrir ni cerrar en las 4 puestas en escena? ¿Tiene presente que el estado general del teatro es deplorable, parece un potrero? Un baño para discapacitados instalado en lo que era una entrada auxiliar, luminarias, ventiladores de techo, marquesina exterior que son un atentado al buen gusto porque no se corresponden con el estilo arquitectónico del hermoso edificio que otrora fue, un alfombrado en la sala superior en desastroso estado que a esta altura solo sirve para juntar suciedad, varios lugares de la sala con graves filtraciones cuando llueve, muchas butacas rotas, por lo cual además de las goteras durante la obra Bodas de Sangre hubo que vender menos entradas que el total porque los espectadores no tendrían donde sentarse?

En fin, y además pregunto ¿Quién controlará cómo se gasta ese dinero? Porque -según informaron los medios locales en su oportunidad, cuando se compraron los nuevos semáforos se pagó el doble de su valor; cuando desapareció el dinero recaudado en la Fiesta del Durazno hace ya varios años, de la caja fuerte municipal, nunca se justificó ni pasó nada (me guío por la información de los medios locales). ¿No sería conveniente que nuestro lord mayor, futuro diputado nacional en premio a su gestión, convocara por licitación pública a una reparación integral del teatro para que quede como debe ser desterrando la mala costumbre de emparchar?

Vemos cómo durante esta gestión todo en Mercedes va sufriendo el deterioro de la indolencia: lo roto, roto queda; los asfaltos no duran nada o se hacen mal; luminarias desaparecidas donde quedan los cables al aire (jardines de la Catedral), otras que van perdiendo sus piezas y así van quedando (plaza principal), suciedad y abandono en múltiples lugares de la ciudad, basurales que “generan los vecinos”, pero es un terreno con tranquera y que tenía un cartelito que decía “Municipalidad de Mercedes”, y que además semejante cantidad de basura los vecinos tendrían que haberla trasladado en camiones (raro).

Sería deseable y de una inmensa felicidad para todos los vecinos, que los políticos de una buena vez sean sinceros, honestos y comprendan que su gestión es de servicio, que no comandan un regimiento sino que deben, en respuesta a quienes les confieren el mandato -en realidad la gestión- porque mandar solo deben hacerlo con aquellos que deben trabajar para bien y crecimiento y desarrollo de nuestra ciudad, recurrir a excusas y a echarle la culpa a otros no es gestión de gobierno. Creo que es el anhelo -sino de todos- seguro que de la inmensa mayoría de los mercedinos.Saludo atentamente.

Jorge Penjerek

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*