Primavera con golpes y pirotecnia

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A pesar del fuerte trabajo de concientización y el decomiso de artefactos pirotécnicos grupos de jóvenes hicieron caso omiso a la ordenanza vigente • La jornada inició con el enfrentamiento entre dos bandas escolares de colegios privados, con lesiones, daños y denuncias penales.

A pesar de los esfuerzos realizados desde meses antes del festejo del Día de la Primavera en nuestra ciudad, una vez más la alegría y la significación de esta jornada se vió manchada por el accionar de algunos grupos de jóvenes irrespetuosos de las reglas vigentes y de la buena convivencia.

En general, se puede hablar de que los festejos organizados – dos solamente este año como consecuencia de la problemática que hubo con los viajes de egresados a causa del quiebre de una empresa de viajes y la reestructuración que ello llevó – se realizaron con normalidad. Sin embargo, hubo dos situaciones que enrarecieron la festividad.

Desde la comuna destacaron que se llevó a cabo una jornada de fuerte intervención desde distintas áreas: Juventud, Seguridad, Protección Civil, Tránsito, Cepla, Discapacidad y Policía. Ello a sabiendas de que se trata de una celebración arraigada en la ciudad y que desde el inicio de la actual gestión comunal se viene actuando en el programa “Primavera Segura” con intervención en entidades educativas, reuniones con los padres y en campañas de concientización especialmente orientadas a los jóvenes durante todo el año.

En tanto, destacaron que por la noche las celebraciones se realizaron con total normalidad, permitiendo una finalización de la jornada con un saldo positivo en términos de seguridad y cuidados. De hecho, en el nosocomio local hubo bajos registros de jóvenes que ingresaran con intoxicación por ingesta de alcohol, según se informó.

 

Pirotecnia

Desde la comuna se procedió desde primera hora en pos del cumplimiento de la ordenanza que prohíbe la pirotecnia sonora, pero también en el acompañamiento y cuidado de los adolescentes, sin con ello negar el rol de las familias y los propios actores de la jornada con sus correspondientes responsabilidades. Voluntarios y trabajadores de las variadas áreas mencionadas estuvieron actuando en distintas zonas de la ciudad, con acompañamiento de padres y jóvenes.

En ese marco hubo cinco procedimientos con decomisos de materiales sonoros en distintas actuaciones.

Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos, no se logró el objetivo del efectivo cumplimiento de la ordenanza, es decir de pirotecnia sonora cero. Algunos grupos, a sabiendas de la infracción que les cabría, hicieron uso de estos artefactos en diversos horarios sobre todo en la noche lo que generó gran malestar entre los vecinos de la ciudad. Más aún cuando ello se vio reflejado en las redes sociales captados por ocasionales transeúntes por diferentes zonas.

 

Grescas entre bandas

El episodio que seguramente generó mayor malestar en la comunidad toda fue un hecho desarrollado en horas del mediodía y lejos de la zona que estaría afectada a los festejos.

Como trascendió por vídeos en las redes sociales se produjo un enfrentamiento entre jóvenes del Colegio San Patricio que se acercaron hasta una propiedad privada – una casa en calle 52 y 9 – donde estaban alumnos de la Institución de San Antonio. Al llegar al lugar se produjo entre las dos partes un ataque con cánticos y piedras y los mayores daños los recibió la propiedad donde se encontraban reunidos.

Lo alarmante para la comunidad toda, fue además el uso de cánticos que enunciaban: “Uno va a morir como en 2010”, en relación al lamentable episodio en el que falleciera un joven de nuestra ciudad producto de una golpiza en dicho año, que ocasionalmente ocurrió en la zona de quintas donde se desarrollaban los festejos de esa ocasión.

De acuerdo a lo que pudo conocerse, y si bien no está claro el trasfondo del enfrentamiento que se produjo, entre las dos bandas hubo lanzamiento de proyectiles, algunos de ellos provocando heridos entre los jóvenes y también a una mujer mayor de edad que moraba en el lugar. En tanto, hubo varios daños a la propiedad privada tanto en la casa como en los vehículos que se encontraban estacionados en el lugar.

Vecinos denunciaron el episodio al 911 y al escucharse llegar la policía, los jóvenes se dispersaron. Pero se realizó un operativo en la zona y el grupo de San Patricio fue ubicado en la zona cercana a la cancha de la Liga y con la declaración de la damnificada por las heridas se logró identificar a ocho menores y tres mayores vinculados con la gresca. Estos fueron aprehendidos y se realizaron las actuaciones legales correspondientes. Intervino la Justicia de Menores, que determinó que tres de los menores fueran entregados a sus progenitores en principio sin vinculación con el hecho, en tanto a los restantes se les inició una causa por “Daños y Lesiones” y posteriormente puestos en libertad salvo uno de los mayores que quedó detenido.

  Compartir:

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*