Unidad 5

Polémica: “En la Unidad 5 puede haber un Cromañón”

  • 37
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    37
    Shares

Familiares de detenidos reclaman por las condiciones de la sala de visitas. Música a todo volumen, aglomeración de personas y escasa supervisión hacen temer por la seguridad del lugar, dicen en una carta. “Parece una bailanta”, se quejan.

 

En una carta de lectores enviada a los medios locales, familiares de detenidos de la Unidad Penitenciaria 5 de Mercedes advierten que las condiciones de la sala de visitas se han deteriorado. La introducción de un equipo de música, que se pone a alto volumen presumiblemente para facilitar las visitas íntimas que tienen lugar en carpas especiales en el mismo recinto, ha dado lugar a críticas al sistema. Por el tema, se ha abierto un expediente judicial que aún no tiene conclusiones.

“La visita familiar a una persona privada de su libertad necesita tranquilidad. Silencio”, dice la carta enviado a los medios por familiares que pidieron reserva de su identidad. “Necesitamos sentirnos seguros y desde hace meses el salón de encuentros familiares parece más una bailanta que otra cosa. Hay demasiada gente con mucho ruido, porque siempre ponen la música a todo volumen… ( ) y no se oye nada cuando uno charla con su gente”.

“Puede haber un Cromañon en la Unidad 5”

Los familiares también relatan que hay aglomeración de personas y escasa presencia de seguridad: “Vemos gente discutir mucho a los gritos, hay más de 200 personas y no se ven agentes de seguridad cerca”.

En una misiva al director del penal, los familiares se preguntan: “¿Qué pasaria si hay una pelea y no hay guardias para controlar… () si empiezan a pelear como en los bailes con nosotros dentro? Muchos familiares sentimos que puede haber un Cromañon en la Unidad…”

La familia afirma que “no todos los presos son bailanteros”, y que en cambio muchos quieren un ambiente familiar tranquilo, pero “tienen miedo de los grupos que controlan el salón desde dentro”.

Debate interno: Cómo organizar la visita

Fuentes judiciales consultadas indicaron que la música en la sala de visitas se pone a alto volumen para facilitar las visitas íntimas que tienen lugar en carpas especiales en el mismo recinto. Las autoridades  conocen los trastornos que esto ocasiona. Se encuentran analizando posibles cambios al sistema, pero aún no hay consenso sobre la mejor manera de encauzarlo. Las posturas varían entre quienes defienden la continuidad del esquema actual porque protege la privacidad de los internos en visita íntima, y quienes cuestionan la legalidad de este sistema y reclaman el diseño de un ambiente adecuado para todos.

 

  Compartir:

Autor: Redacción

  • 37
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    37
    Shares

Deja un comentario

*