Pidieron 16 años de prisión para el periodista acusado de abuso sexual

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Este jueves se realizó la segunda y última jornada del debate donde se llevaron a cabo los alegatos • La defensa pidió la absolución o subsidiariamente el mínimo previsto, de 8 años, al considerar que no se probó la imputación • Este jueves, los jueces darán a conocer su veredicto.

 

La próxima semana, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 4 dará a conocer su fallo en el juicio al periodista
La próxima semana, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 4 dará a conocer su fallo en el juicio al periodista

La semana pasada concluyó en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 4 a cargo de los doctores Patricia Guerrierri, Fabián Brahím y Miriam Rodríguez, el juicio al periodista acusado de “Abuso sexual agravado por el vínculo” contra su hija quien era una menor de edad al momento de los hechos.

El imputado es un periodista de Mercedes, que llevaba adelante un programa radial matutino y había integrado el staff de diversas emisoras locales. Además, tenía contenido de sus producciones en una página web. También era empleado municipal.

La fiscalía de juicio estuvo a cargo de la doctora María Inés Carles, y la defensa la llevó adelante el doctor Ariel Fusco.

Si bien estaba prevista una única jornada, por la cantidad de testigos se desarrolló una segunda jornada este jueves.

En la primera jornada del debate –el lunes 11 de agosto- pasaron frente al Tribunal alrededor de una decena de testigos, incluida la víctima y sus hermanos. Antes que el Tribunal pueda escuchar a la víctima, el imputado debió ser retirado de la sala a pedido de la Fiscalía. La joven declaró apoyada por un psicólogo. Habló de generalidades e imágenes que le venían de aquellos momentos. Señaló que era sometida psicológicamente y por temor. Indicó que los abusos se cometían varias veces por semana y que posteriormente se fue a vivir a El Bolsón con su madre. Y a su regreso –que no fue motivado claramente en su testimonio- afirmó que se volvieron a producir abusos.

Luego declaró una licenciada en psicología, que trabajó en San Antonio de Areco, lugar donde la joven se había ido a vivir cuando se fugó de la casa del padre. La licenciada contó los relatos manifestados por la joven e indicó no realizarle preguntas por su estado emocional.

También declaró una compañera del colegio de la joven, y la madre de esta compañera. La compañera de estudios fue quien la acompañó cuando la supuesta víctima se fue a vivir a San Antonio de Areco. Según se desprendió del relato fue también quien la acompañó a realizar la denuncia por abusos en la comisaría de dicha localidad. En tanto, la madre de la compañera indicó que al conocer la situación por medio de su hija fue quien la instó y la llevó a la comisaría para hacer la denuncia.

Otro de los testigos fue un ex novio de la joven que narró sucesos que le contó la joven. Aunque la relación fue posterior a los presuntos abusos. El muchacho indicó que la había instado a realizar la denuncia al conocer los hechos.

Los hermanos de la joven dejaron entrever que no creían las declaraciones formuladas por su hermana. El imputado no declaró.

 

Alegatos

El jueves último se desarrolló la segunda y última jornada del juicio. En la oportunidad se escuchar a dos testigos de concepto aportados por la defensa, quienes establecieron las rutinas del imputado y la relación con su hija.

Tras un cuarto intermedio, a las 12 horas las partes dieron sus alegatos. La fiscalía de juicio señaló que a su entender se encontraba acreditado que había un abuso sexual agravado por el vínculo, por circunstancias gravemente ultrajantes, y la duración en el tiempo. Además, aseguró que el imputado habría aprovechado la situación de convivencia previa. Es por ello que solicitó 16 años de prisión.

En tanto, la defensa consideró que se habría demostrado que se trataba de un caso de testigo único y pidió rigurosidad del Tribunal a evaluar la prueba dado que los testimonios oídos durante el debate -según consideraba- eran producto de dichos de la víctima a las personas convocadas. Además, señaló que consideraba que la prueba no era suficiente para considerar a su defendido culpable, manifestando que habría distintas versiones que no encajarían con lo manifestado por la víctima; indicando también que no había precisiones en cuanto a modos ni fechas en las que se desarrollaron los presuntos abusos, ni los motivos por los cuales volvió a vivir con su padre tras haber vivido en otra ciudad con su madre. A todo esto recordó que la denuncia la efectuó dos años después de haber vivido presuntamente las circunstancias de abuso, siendo ya mayor de edad.

Desde la defensa se planteó que no se tuviera en cuenta lo planteado por la fiscalía respecto de la convivencia ya que consideraba que ello se encontraba enmarcado en la situación del vínculo

Es por ello, que el defensor solicitó la absolución y –subsidiariamente- el mínimo previsto en la pena que tiene prevista de 8 a 20 años.

En sus palabras finales el imputado señaló que ya había hablado a través de su abogado.

El jueves 28, a las 14 horas, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 4 dará a conocer su veredicto en este caso.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*