Padres de la Secundaria N° 13 reclaman por el edificio y defienden a sus hijos

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Presentaron una carta ante el Consejo Escolar manifestando su descontento por dichos vertidos por la presidente de la entidad en la que se dejaría entrever que los daños existentes fueron provocados por alumnos • Exigen una “enmienda pública” y una “concreta resolución” a los problemas.

Madres y padres de la Escuela Secundaria N° 13 entregaron una carta ante el Consejo Escolar y en particular a su presidente Ana Darritchon. La carta entregada por la comunidad educativa se armó en una reunión realizada el día jueves por la mañana. Desde la Escuela se dirigieron al Martín Rodríguez para hacer entrega de la misiva de manera personal. El texto de la carta, responde a las expresiones que la titular del cuerpo de Consejeros plasmase en sus redes sociales en relación a daños en el espacio físico en el que actualmente funciona la institución educativa.

 

Sin edificio

En el año 2009 el municipio le cedió a la Dirección General de Escuelas de la Provincia un terreno para que la Secundaria N° 13 – en ese momento se denominaba ESB N° 7 – pudiese tener su edificio propio. El espacio cedido se decidió entre tres propuestos cercanos a la Escuela Primaria N° 37, donde funcionó la institución de nivel secundaria hasta que fue trasladada hasta el edificio que hoy está clausurado sede del CENS N° 451 por posibles derrumbes en sus techos.

Ante la clausura del edificio de calle 6, la Secundaria N° 13 fue trasladada a la calle 32 donde funciona desde mayo de 2017. Por esos días, madres, alumnos y docentes reclamaron al Consejo Escolar el arreglo del edificio y un vehículo que permitiese el traslado de los alumnos a la nueva sede. Dicho edificio había sido sede de la Escuela Laboral hasta meses antes. Es así que debió ser acondicionado para crear más aulas. Por eso se realizaron divisiones de durloc.

Lea también:  Cierre de campaña de la CTA Autónoma

 

Disgusto

Ante algunas manifestaciones sobre problemáticas en el lugar, la presidente del Consejo, Ana Dárritchon concurrió al lugar y posteriormente volcó un comentario en la red social Facebook acompañando de fotos sobre roturas varias en el edificio.

Lo expresado por la consejera deja abierta y sin responder una pregunta que hace a la responsabilidad de los daños con los que se encontraron en el relevamiento, y ello generó un sinnúmero de comentarios que daban cuenta de hubo acciones intencionales para que la escuela estuviera en esas condiciones.

Esto a su vez fue lo que generó un malestar entre los alumnos y padres de los mismos y llegaron al Consejo Escolar a pedir un resarcimiento por lo que había ocurrido solicitándole a Dárritchon una  “enmienda pública y una concreta resolución a los arreglos en el actual domicilio de la Secundaria”

El encuentro que se dio, el pasado jueves en plena sesión del Cuerpo, fue de un tono elevado, y tras varios entre dichos los padres se retiraron del lugar.

“Es lastimoso lo que está pasando con la escuela. Se juzga sin saber ni entender. Hablan sin informarse siquiera, cuando no saben la problemática de raíz.  Somos una escuela que ni siquiera tuvo su importancia en dar un establecimiento propio. Los tienen dando vueltas así, como si no importaran. El edificio que sentían propio se tuvo que evacuar por problemas edilicios y los llevaron a este edificio sin importar nada, cuando su estado es inadmisible para que esté una escuela con la matricula que tiene”, señaló Natalia Contreras, madre de alumno de la Secundaria 13, y agregó: “Mi hijo nunca tuvo problemas con enfermedades respiratorias y hace 2 años que se me enferma de los bronquios. Están sin calefactor, se recorren todo Mercedes para ir a estudiar. Merecen algo mejor”.

Lea también:  Actividad cultural en SUTEBA

Por su parte, otra de las madres, Stella de Donoso señaló: “Es vergonzoso lo deplorable de la Escuela 13. Asistí a una reunión en el Consejo Escolar, por las palabras de la señora presidenta y ellos todo limpieza y arreglado, con una calefacción espectacular mientras nuestros hijos se mueren de frío y se tienen que retirar descompuestos. Vergüenza le tendría que dar, la escuela está toda deteriorada y  eso no es culpa de los chicos,  que ella dice que rompen.  No vamos a permitir que se metan con nuestros hijos”.

“La gente que opina tendría que ir a ver como estudian los chicos. Están hacinados como ganado, con frío porque no tienen calefacción, pasan calor porque tampoco tienen ventiladores. No tienen patio. No tienen ventanas.  El edificio está en un estado deplorable pero la señora presidente del Consejo dice que ellos rompen, que el edificio estaba en condiciones, cosa que no es verdad.  Para ella son alumnos de tercera clase, porque no somos ricos. Lo que pedimos es que nos arreglen el edificio de la calle 6 así pueden estudiar como se debe, ¡Ni más ni menos!”, remarcó otra mamá, María Batista.

A la espera de respuesta al petitorio presentado, y con indignación marcada se fueron del Consejo Escolar y concurrieron a los medios de comunicación para hacer público su reclamo.

 

  Compartir:

Deja un comentario

*