Orfebres mercedinos en El Cabildo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Se trata de vecinos que estudian en la Escuela Argentina. Por primera vez se organizó un taller de platería en vivo. Satisfacción entre los participantes que analizan una muestra en Mercedes.

Tres mercedinos fueron parte este sábado por la tarde de un taller de platería en vivo, con demostración a cargo de Emilio Patarca y estudiantes de la Escuela de Orfebrería Argentina. Se trata de Lisandro Pauli, Javier Colmeiro y Manuel Badano.

En una buenísima idea y además muy bien montada con las herramientas y a modo de taller abierto, en el patio del histórico Cabildo de la Ciudad de Buenos Aires más de 30 alumnos de la escuela de Patarca deslumbraron a turistas que se llegaron al Museo esta tarde de sábado.

“Esto nunca se ha visto, es histórico e inédito” valoró el propio Patarca.

Técnicas de batido, forjado, rectificado, modelado de metal sobre pastas blandas, cincelado, tratamientos de superficie, dibujo y escultura, fueron parte de la demostración colectiva de orfebrería más grande que jamás se haya montado en el país.

“A la gente le llama la atención el proceso. Siempre cuando se va a una muestra se ve la pieza terminada y aquí se puede ver cómo se hace”, destacó Javier Colmeiro, uno de los participantes.

En tanto, Lisandro Pauli remarcó que en el taller en vivo “se expone todo el hacer, el plano y la escultura para lograr concretar una idea: Incluso el dibujo es fundamental. Hay que corregir, desarrollar la parte ornamental, todo es indispensable”, dijo y destacó el martillado, limado y el proceso del fuego de calentar y enfriar la pieza. “Uno no ve qué pasa pero se le devuelve al material la maleabilidad, se le quita la tensión del martillado y es algo primordial para lograr cualquier pieza”, explicó, tal cual lo hizo ante turistas y curiosos que recorrieron la muestra y el taller y quisieron saber.

“De chico me gustaban mucho las herramientas, en mi casa había taller y siempre fui muy curioso. Me gusta el dibujo y la combinación justa fue terminar en la orfebrería. Me parece fantástico partir de la chapa lisa y darle actitud a una pieza”, expresó, por su parte, Manuel Badano, otro que fue de la experiencia.

Colmeiro considera que, juntos, van creciendo. “En la escuela son seis años y todos los días se aprende algo nuevo, con diferentes técnicas”, dijo.

“Hay muchas cosas que si no trabajáramos en equipo serían muy difíciles”, concedió Pauli. “Nosotros tres siempre llegamos de alguna manera a la escuela, nos apoyamos y eso se ve claramente en la escuela más allá de la impronta de cada uno en el trabajo en grupo”, agregó.

Para los últimos meses de este 2019 se prepara en Mercedes una muestra en el Colegio de Escribanos y otra en el Colegio de Arquitectos. “Se están planificando y analizando. Se harían este año”, adelantó Colmeiro.

  Compartir:

Autor: Mariano Oyarzu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*