Mercedes quiere ser Capital nacional del Salame Quintero

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El diputado presentó un proyecto para lograr el reconocimiento para nuestra ciudad • Se anticipa un disputa en la Cámara Baja porque Tandil estaría impulsando una iniciativa similar.

Hace años que se habla del tema, hasta que finalmente se avanzó.  El mercedino Eduardo Wado de Pedro presentó un proyecto de Ley en el Congreso Nacional para declarar a nuestra ciudad como “Capital Nacional del Salame Quintero”. El prestigio de los productores locales en la elaboración del producto, la larga tradición, y la cultura mercedina son fundamentos sólidos para el pedido de Wado.

El diputado afirmó, sobre la noticia que rápidamente circuló por la ciudad,  que “la sanción de esta Ley le daría un importante impulso al turismo gastronómico de Mercedes y sería un fuerte apoyo para nuestra fiesta nacional”.

Al ser consultado por los medios sostuvo que “desde que era chico vengo escuchando sobre este tema. Era hora de hacerlo realidad”.

Más adelante agregó: “la gestión de Juani viene trabajando fuertemente para asistir a los productores que son un verdadero orgullo de nuestra ciudad y para instalar nuestra fiesta del salame en la agenda de las grandes celebraciones nacionales. Creemos que esta iniciativa es un importante aporte en esa misma dirección”.

 

Orgulloso

La presentación del proyecto del legislador mercedino se da en el contexto en el que la ciudad de Tandil también está trabajando en una iniciativa de similares características para alzarse con el título de “Capital Nacional del Salame”. Se anticipa así una fuerte disputa en las comisiones de la Cámara Baja y, por supuesto, el mercedino ‘recogió el guante’ y avanzó en algo tan arraigado en nuestra población.

Lea también:  Municipio suma aportes para el Hospital

El texto del proyecto sostiene que “el secreto del salame mercedino radica en la proporción de los condimentos, así como en la elección de la carne y la duración del estacionamiento”. Y agrega en el proyecto que “fue y sigue siendo la calidad intrínseca del producto la que hace al éxito de la Fiesta Nacional” que se celebra hace ya 43 años con creciente convocatoria de público en nuestra ciudad.

La iniciativa recuerda que “el buen salame quintero se fue convirtiendo a través del tiempo en un símbolo de la artesanía gastronómica mercedina” (…) y que ello “provocó que en el año 1975, un grupo de vecinos le hicieran llegar al Dr. Julio César Gioscio, en ese momento intendente de Mercedes, el deseo de que se realizara una Fiesta del Salame quintero”. Destaca además la vigencia de la fiesta nacional del salame que “debutó hace cuarenta años con 200 personas y en su última edición convocó a más de 30.000”.

En su presentación no olvidó que “la Fiesta Nacional del Salame Quintero resulta el espacio cultural donde los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas que hacen a la identidad de una comunidad consiguen su más satisfactoria y cabal expresión”. Destacando que la Fiesta “se ha transformado desde hace décadas en un ámbito en el que se refleja el potencial productivo, comercial y social de la comunidad”.

Lea también:  Torneo Federal B: Club Mercedes no pudo ante Bragado

El representante mercedino busca así que nuestra ciudad tenga un mimo y el reconocimiento de algo que nos identifica, que es parte de nuestra idiosincrasia y nuestra cultura cotidiana “porque es parte del Ser mercedino”.

A través de esta iniciativa legislativa lograría sumarse a la lista de alrededor de 50 ciudades argentinas que ya son “capitales nacionales”; como por ejemplo Viale, del Asado con Cuero; Médanos, del Ajo; Escobar, de la Flor; o Jujuy, de la Pachamama.

 

Historia

El proyecto de Ley cuenta los orígenes del salame mercedino. Narra que “durante el siglo XIX y principio del XX, arribaron a la zona inmigrantes de la Península Itálica e Ibérica, una vez instalados en las llamadas “quintas o chacras” introdujeron en estas tierras la artesanía culinaria del chacinado que ancestralmente fueron transmitidas de generación en generación y que por esas razones convergentes, de buena carne porcina, mezclada a la excelente carne bovina, sumando el agua, el clima y las especies, comenzó a desarrollarse un llamado “salame quintero” que tenía particularidades de color y sabor que se afincaron en nuestra zona, para trascender en el gusto de la gente hasta hacerse conocido el dicho que los mejores salames son los de la zona de Mercedes”.

  Share:

13 comments

Deja un comentario

*