Mauri recorre Bolivia en bici

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por fin llegó a una de sus metas en el trazado que eligió para recorrer en su bicicleta • Conoció distintos lugares que se salieron de su trayecto pero que fueron en busca de la aventura y el conocimiento.

El 31 de enero pasado, Mauri se subió a un tren para ir hasta Uyuni, Bolivia.  Allí tuvo la oportunidad de ir hasta el Salar al día siguiente para pasar tres días con un contingente.

El salar de Uyuni o de Tunupa es, con sus 12.000 km², es el mayor desierto de sal del mundo. Está situado a unos 3.650 metros de altura en el Departamento de Potosí, en el Altiplano de Bolivia, sobre la Cordillera de los Andes. Este inmenso salar se formó hace 40.000 años cuando un terremoto dejó encerrado al Lago Ballivián.

Además, tuvo la oportunidad de alojarse en un hotel de sal en el pueblo de Puerto Chuvica.

También visitó el Volcan Ollagüe, que se encuentra activo en el límite entre Chile y Bolivia y tiene una altura de 5.870 y  los géisers.

“Amigos, es este el punto clave de mi viaje, es esta ciudad la que primordialmente quería conocer. Me voy maravillado y contento por poder tener de cerca lo que mucho tiempo había tenido solo por lectura”, relata Mauri en su blog y agregó: “Espero poder haber contagiado un poco esta aventura y sobretodo haber despertado algo en ustedes para que investiguen y lean un poco más sobre esta historia de fiebre de plata y la muerte”.

Ya el viernes 6, fue rumbo al Ojo del Inca, una pequeña laguna termal que se encuentra a unos minutos de Potosí, en el pueblo de Tarapaya.

Luego, en colectivo fue desde Potosí a La Paz. Allí armó la bicicleta nuevamente.

Más tarde se dirigió hacia El Alto, lugar donde Evo Morales realizó el acto por la reforma de la Constitución Nacional.

“El lugar se encontraba lleno de gente, comunidades indígenas, mercaderes y todas las fuerzas militares existentes en este país. Después de un rato y empujones con los impacientes paceños, pude ver al presidente de la nación sonriendo por haber cumplido con la reforma constitucional, con más del 80% de aprobación del pueblo”, comentó.

Ya el domingo, salió rumbo al camino de la muerte, a Coroico.  “Pasamos por cascadas, túneles, zonas húmedas, con neblinas, con frío y con calor”, indicó y agregó que “el camino fue uno de los peores que realicé por el empedrado de la calle y por su marcado ascenso, pero logré llegar a conseguir un minibus y volver a La Paz”.

Ya el martes10, Copacabana lo esperaba. “No fue la primera vez que olvidaba mi mapa de viaje en la mochila ajustada por miles de sogas en el portaequipaje. Tampoco había estudiado el camino, así que emprendí un viaje a ciegas. Solo sabía que me separaban más de 120 kilómetros”.

Al día siguiente, cumplió con otro de sus anhelos: “tener al lago sagrado frente a mis ojos y poder contemplarlo sin preocupaciones de llegar o no a destino”. Se trata de el Lago Titicaca, el segundo lago más grande de Sudamérica con 8.562 km² de superficie, de los cuales 4.772 km² corresponden al Perú y 3.790 km² a Bolivia.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •