Marilina Bustelo: “Los barrios fueron muy olvidados”

  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares

Es empleada transitoria de IOMA • Hizo trabajos comunitarios en su barrio, lo que le valió la convocatoria de Fal a sus filas • Emprendió su propia mini empresa de catering y ganó su puesto de concejal en las últimas legislativas.

Por Agustín Castro

Nació en Mercedes el 29 de agosto de 1990, día que se conmemora al abogado, en honor al nacimiento de Juan Bautista Alberdi.

Hija del medio de Alfredo Bustelo y Lidia Nascimiento, padres de cuatro hijos además: Priscila, Noelia, Luis y Débora. Vivió de niña en el barrio Malvinas, donde aún vive hoy con la familia que formó con Miguel Garabelio, padre de Bautista, Ludmila, Felipe y Valentina.

Recuerda su infancia signada por los juegos en un aljibe, a la hora de la siesta, escapándose con sus hermanos a un campo y su abuela correteándolos para que no se caigan adentro. “Vivíamos en penitencia”, remata y se ríe.

Hizo el jardín en el 904, al lado de la Terminal de Omnibus; siguió la primaria en la Escuela 13; y la secundaria en Industrial, donde conoció a sus amigos con quienes hoy se junta una vez por año a recordar viejas anécdotas. La promo 2008 de Industrial estaba integrada por Guillermina Natalí, Alber Gallo, entre otros, además de las amigas cosechadas en la escuela 13 con quienes hoy se sigue viendo: Irina Rosales y Valeria Castro. Durante el último año de la secundaria, la vida le regaló una sorpresa temprana: el nacimiento de su primera hija, por lo que termina los estudios embarazada y con los profesores cuidándola para subir y bajar las escaleras. “Yo me fui encantada con los profesores de Industrial”, confiesa quien hace 11 años que comparte su vida con su compañero, padre de sus hijos.

Terminada la etapa escolar se enfocó en su casa y su familia. Enseguida llegaron el resto de sus hijos y se le complicaba conseguir un trabajo. Paralelamente a la crianza de sus hijos, realizó algunos cursos y empezó un profesorado de educación especial, que lo terminó abandonando porque no le gustó. Asistía al CEF N° 7 y Marilina pensó que no era lo suyo porque se considera “demasiado sensible”. Es una carrera que dura 5 años para después arrancar con prácticas a los 3 años de carrera. La parte pragmática de la carrera hizo que se decida por hacer otra cosa porque sintió que le dolía semejante realidad. “No me dio el corazón”, se confiesa.

Aunque si le dio el cuore para ayudar a la gente como dice. “A mis hijos los críe para ser solidarios juntando ropa, llevando comida a La Pampita, que tenía el comedor. Le pedíamos a gente conocida que nos seleccionara ropa, la íbamos llevando y así hicimos un montón de tiempo llevando en la bicicleta a mis nenes, focalizando más en la parte de los barrios ayudando un poco, cuando también algún vecino necesitaba algo”, cuenta.

Durante aquellos años se le hacía difícil conseguir trabajo porque tenía muchos hijos. A pesar de ello logró tener oportunidades laborales en el servicio de limpieza de empresas y también en la cocina. Luego comenzó a trabajar como moza en distintos lugares de la ciudad  y también en Tomás Jofré los fines de semana.

Luego decidió iniciar su propio emprendimientos de catering M & M (Marilina y Miguel). La sociedad fue creciendo pero luego por complejas razones debieron abandonarlo.

A principios del año pasado Marilina ingresó a la  planta transitoria de la obra social IOMA (Instituto de Obra Médica Asistencial), mientras su compañero pasa a cuidar a sus hijos, generándose hoy un cambio de rol en la crianza, no tan visiblemente aceptado socialmente.

En el caso específico de IOMA, hay un mix de trabajadores municipales y provinciales. Hay dos casos específicos, según cuenta Marilina, de dos trabajadoras recibidas que pasaron a formar parte de la planta más profesional y continúan con dos empleados municipales, al ser el edificio donde se desempeña la obra social, de carácter municipal.

  • ¿Cómo ingresaste al mundo de la política?
  • Nada…conociendo gente.
  • ¿A quién conocías?
  • Y…conocía en ese momento a mi jefa en Tomás Jofre, Julia De Paola, una abogada que trabajaba en Fronteras (restaurante del lugar). Yo me crié con la familia de ella porque mi vieja trabajaba con ellos en la casa. Ella me lleva. Era muy amiga de Lucas Fal con quien me empieza a contactar. Y tenía mucho conocimiento que yo ayudaba mucho a la gente cuando necesitaba algo. Entonces un día decidió pedirme una reunión que hicimos en mi casa. Y de esa manera empezamos a hacer reuniones en mi casa y un día me preguntó Lucas si quería formar parte de la lista de concejales del 2015. Le dije que sí, que no tenía inconvenientes.
  • ¿Qué lugar te ofrecieron en la lista?
  • Creo que iba primera suplente de los concejales. Yo no necesitaba ningún lugar específico así que yo seguí adelante, me encantó. Fue una campaña espectacular para nosotros que recién arrancábamos y nada…bueno, se dieron un montón de situaciones en el Comité. Quedaron muchos vacíos. Decidimos seguir adelante.
  • ¿Te referís a la muerte de Lucas?
  • Claro. El lugar de Lucas era irremplazable. Quedaba en muchos aspectos vacío. Más que un líder político era una persona que sabía guiarte y para cada uno tenía una tarea. Entonces todos resultaban ser importantes. Era un grupo espectacular. Y lo es todavía porque aún faltando el líder tratamos de seguir remándola. Se llegó a lo que se quería y mucho más. Llegar al Concejo es una experiencia nueva que ahora estoy transitándola de la mejor manera y todavía no arrancaron las sesiones.
Lea también:  Torneos Bonaerenses: Tres disciplinas y muchos clasificados

En poco tiempo se formarán las comisiones. Las actividades del Concejo Deliberante comienzan en abril. Ya asumieron los nuevos integrantes y Marilina es uno de ellos. Hoy opina sobre la realidad local, provincial y nacional, y sobre las problemáticas que debe que enfrentar el nuevo gobierno de Cambiemos en la Provincia y en la Nación, siendo la defensora de ese espacio.

  • ¿Qué proyectos tenes para llevar al Concejo Deliberante?
  • Ahora tengo ganas de formar en la comisión la parte ambiental. La parte más de planificación. Me gusta llevar adelante proyectos donde nosotros podamos, además de ser oposición, ser un poco más efectivos llevando ideas para posibles soluciones. En un momento me puse a charlar con Matías Dematei y le dije que venir a hacer oposición es lo que quiso la gente. Lo que a mí me interesa es llevar un proyecto. Si no vas teniendo el alcance, no lo estás ideando, presentar un proyecto de determinada solución a tal o cual problema. A mí me gusta la parte ambiental. Estoy muy interesada en la parte de proyectar hacia el parque, hacia el tema ambiental, en el que me estoy tratando de capacitar con el tema de basurales. Y después llevar a cabo proyectos con respecto a las ideas que tenemos que tener para los jóvenes. Me gusta el tema de poder recrear. Me interesa un montón la idea de poder conseguir trabajos para acá. Me gustaría apoyar el tema de emprendimientos porque conozco. Que desde uno se puede conseguir un montón de cosas y podes darle laburo a un montón de personas. Pero lo importante más que nada es capacitar. Cada uno sabe. Y hay algunos que ya son profesionales hay algunos que les resulta más fácil. Yo, por mala suerte, todavía no tengo ningún título pero me encanta. Es la idea que yo tengo para enfocarme.

Marilina reveló que le gusta mucho leer enciclopedias. Que no es mucho de leer novelas. “La ficción no me gusta, directamente. Soy muy mala para la ficción”, dijo quien ha abordado autores como Paulo Cohelo, el romanticismo, aunque trata de abordar textos que la ayuden a tener un poco más de conocimientos.

  • ¿Cómo ves la coyuntura política local?
  • Falta mucho. Se tuvo una visión muy amplia y escasa. Por el tema de buscar votos, ayuda y consenso pero se olvidaron de muchísimas partes. Los barrios fueron muy olvidados. Va a ser el tercer año que están en el mandato y mucho no se mejoró. A mí me interesaría hablar con ellos y expandir abriendo un poco más la visión a que Mercedes no es el centro. Mercedes ya se amplió. Creció demasiado. Ellos tienen conocimiento que la gente se fue a vivir a espacios donde antes era un radio que no se notaba. Yo pedí la apertura de la calle donde vivía mi mamá, mi tía y todavía no se abrió. Vivimos a dos cuadras del canal de la 16 y nadie hizo nada. Se inunda. Yo perdí la mitad de mi casa igual que todos los vecinos. Yo no me quiero ir de ahí porque es la casa de mi mamá. Además hay un montón de cosas por hacer. Yo le digo que estamos esperando que hagan algo. Porque parece que pasan todos los gobiernos y nadie tiene una idea. Hoy el río Luján está seco. El canal de la 16 está seco. Necesito que se empiecen a mover y lo limpie hoy. En ese momento no se podía limpiar porque había agua. Ahora no se puede limpiar ¿por qué? No hay excusa. Tienen que tener una planificación. Les falta empuje. Hay que planificar y tener ganas de hacerlo. Todo implica el querer y el hacer.
  • ¿Les llega dinero de la Provincia para realizar las obras que tienen que hacer?
  • Si tuvieron un superávit de 11 millones y medio de pesos no es porque no tenes plata. Está ingresando dinero de un lado y del otro. La Provincia le gira dinero del Fondo de Infraestructura Municipal, las calles que se están asfaltando no las genera la ciudad. Provincia ya tiene registrado en el Fondo. Se ha enviado muchísimo más dinero de lo que se enviaba. Y no es como en los años anteriores, que si no estabas aliado peleado con la presidenta o con el gobierno de la provincia no te enviaban dinero. Y nosotros lo vivimos en carne propia con la intendencia paralela. No tiene justificaciones el no querer hacer o el no cumplimiento de su deber.
  • ¿Qué le ves de positivo a la ciudad con esta gestión?
  • Se están haciendo las cosas lentamente. Pero se están haciendo. Reconozco también que hay que dar el visto bueno que cuando la Provincia dicen que se hagan determinadas cosas las están haciendo.
  • ¿Qué es la política?
  • Yo creo que hoy, para mí, es una circunstancia. Es algo que no creo que vaya a ser para siempre en mi vida. Después es algo muy amplio que se tiene que renovar constantemente. La gente tiene que tener una vara constante muchísimo más alta. Quizas hoy la gente está diciendo “yo no quiero esto. Esto esta mal”. Pero hay que empezar a subir la vara y constantemente generar algo nuevo. Para que no sean todos los mismos los que tengan que pasar. Que le sirva a la ciudad a la Provincia y al país. Si la gente cree que realmente este gobierno no está haciendo bien las cosas que vote cuando se vuelva a elegir a un presidente. Que no vuelva a votar el mismo. Pero que se vote con una vara mucho más alta para que el que venga sea mejor que el que se va. Siempre en su favor. Y ponerlos a prueba dejando terminar el mandato del que esta.
Lea también:  Entrega de bienes al I.S.F.D. y T N°7

 

La política nacional y

provincial según Marilina

 

Marilina habla de “reparación histórica” alegando que a los jubilados se les está pagando “lo que corresponde después de muchísimos años, poniendo en órbita el dinero que no estaban cobrando. Siempre desde la visión que uno tiene, tratamos de apoyar a la Provincia. Hay algunos que les gusta más las formas y hay otros a los que le gusta menos. Creo que hace muchísimos años que el Indec (Índice Nacional de Estadísticas y Censos) no genera los números que tenía que generar. Ahora vos tratas de levantar una casa que estaba en ruinas”, explicó

  • ¿Te parece que estaba tan en ruinas como en el 2001?
  • Sí. Y la Provincia más.
  • ¿Vos crees realmente que hay una pesada herencia?
  • Sí. Y la estamos descubriendo con toda la plata que encontramos en todos los sindicalistas y todos los millones que encontramos en los bolsos de todos menos en la gente que laburaba.
  • ¿No crees que hay hoy un achicamiento del estado generando desempleo?
  • Hay algo que se pudo ver en la Legislatura y en el Senado. Hay personas que no figuraban y cobraban. Y cuando se tenían que presentar a laburar no sabían cuál era su trabajo.
  • ¿No metieron a todos en la misma bolsa con el vaciamiento laboral generando desempleo desde el estado?
  • Sí, lo reconozco. Pero se generaron subsecretarías de las subsecretarías del director del subdirector. Se generaban solamente para poner un puesto de trabajo porque no había afuera. Porque no se generaban fuentes de trabajo a los privados que vienen de afuera que son los que invierten en el país. Entonces ¿el estado tenía que darle empleo a todos los que estaban desempleados? No. Eras vos el que tenía que generar un buen lugar para que las fábricas y empresas se organizaran para poder invertir en el país.
  • ¿Crees que el estado tiene que intervenir en la economía?
  • Yo creo que sí. Porque el estado es quien invita a las empresas a invertir en el país.
  • La economía capitalista naturalmente deja mucha gente fuera del mercado laboral, ¿cómo solucionas eso?
  • Hoy hay un montón cosas. Se están dando muchos subsidios. Yo conozco lo que es no tener un laburo. Y yo te digo que mi viejo, desde que cerró Dupont se quedó sin trabajo. Pero hay algo que no nos dieron. Un subsidio. Sostener a la familia era ir a laburar. Mi vieja siempre fue empleada doméstica y nunca fue bien remunerada.
  • Eso lo reguló el kirchnerismo
  • Sí. Y me parece perfecto. Pero antes si no laburabas no comías.
  • Pero si no hay fuentes de trabajo, ¿Cómo comes?
  • Hay cosas que no se justifican. La gente que nos cuenta que no está pudiendo trabajar. Es yendo a buscar laburo. Yendo a los diferentes recursos. Yo tuve que formar mi empresa chica y poder mantenerme. Y mucho tiempo comí por lo que yo generaba. Creo mucho en el micro emprendimiento y la iniciativa individual. Eso te lleva que dejes de pretender vivir del capitalismo, como dicen todos.
  • Todos dependemos del capitalismo porque estamos inmersos en él
  • Sí. Estamos inmersos pero no necesariamente tenes que depender de ellos para darte un laburo. También te lo podes generar vos. Tenes que tener visión. El estado puede intervenir dando herramientas, no subsidios que se hagan eternos. Que cada uno se tenga que capacitar para tener más recursos y cada uno pueda entrar a un trabajo instruido. El estado no te tiene que subvencionar de por vida para sostenerte. Hay que educar.

 

  Compartir:

Deja un comentario

*