lucas

Lucas Olivieri: “Tengo pasta para trabajar con los más chiquitos”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Estudió el profesorado de educación física en Las Heras y asegura que encontró su vocación • Hace tres años empezó a animar fiestas de cumpleaños infantiles con originales juegos que armó con sus propias manos • Además hace suplencias como profesor y dirige al grupo de las nenas en el hockey del Club Estudiantes. 

lucas
Con su mujer Male y su hijito Francisco

Por M. Berta Laura

Son pocos los jóvenes que en la sociedad actual pueden decir que trabajan de lo que les gusta. Pero aquellos que tienen ese privilegio no es porque las ofertas les hayan caído del cielo, sino porque supieron buscarse las oportunidades para encontrar el camino de su vocación. Uno de ellos es Lucas Olivieri, un joven profesor de educación física que encontró una salida laboral animando cumpleaños de una manera muy original. Además, es profesor de hockey en el Club Estudiantes y hace suplencias como profesor mientras está en la búsqueda de lograr una titularidad.  

Lucas nació en Mercedes el 16 de marzo de 1984. Es el hijo mayor de Juan Carlos Olivieri y Cielo Scalise, y tiene una hermana, Marina de 25 años. Está en pareja con Marianela Romero y tienen un hijo llamado Francisco Agustín de 13 meses.

Fue al jardín 909 hasta que empezó la escuela primaria en el Colegio San José. Después pasó a Camila Rolón y ahí se recibió en el año 2001. Cuando terminó la secundaria iba a irse a Tandil a estudiar la carrera de contador por sugerencia de un amigo, pero finalmente se inclinó hacia otros rumbos. “Ese último año del colegio me empecé a entrenar sin saber que iba a seguir Educación Física”, cuenta y recuerda que otro amigo le dijo que se iba a estudiar el profesorado a Las Heras y le gustó la idea. “Yo ni sabía dónde quedaba Las Heras pero me encantó la idea. Al final mi amigo no pudo empezar porque debía materias y me fui solo”, dice.

A Lucas siempre le gustó el deporte y –según cuenta- era el único que iba a las clases de gimnasia cuando llovía. “Toda la vida hice deporte”, señala y al momento de hablar de la carrera sostiene: “Si la pudiera hacer de nuevo, la hago”.

El profesorado duró cuatro años pero el último año Lucas se volvió a vivir a Mercedes y viajaba a cursar con un conocido. “Las Heras es lindo pero después de un tiempo me cansé. No había muchas cosas para hacer así que decidí volverme”.

Cuando se recibió de profesor de educación física empezó a trabajar en una escuela privada donde estuvo cuatro años y mientras tanto también hacía suplencias. Un día, cuando volvía de un acto público, Cristian Fregossi lo paró en la calle para preguntarle si quería animar una fiesta de cumpleaños. Sin desaprovechar ninguna oportunidad, Lucas aceptó la propuesta y luego fueron surgiendo cada vez más fiestitas.    

En ese momento, Cristian Fregossi (profesor de hockey en el Club Estudiantes) le ofreció si quería hacerse cargo del grupo de las más chiquitas y Lucas también aceptó el desafío.

lucas2
El móvil. Todos los juegos para los cumpleaños son transportados en el carro.

Emprendimiento

Después de ese primer cumpleaños que Lucas animó fueron surgiendo más propuestas y así fue naciendo una nueva salida laboral para él. “Cristian fue quien me incursionó en esto de llevar juegos a los cumpleaños”, dice y asegura que no se define como animador: “No soy payaso ni nada de eso. Tengo una estructura de juegos armada y los coordino de forma que los chicos se diviertan y no se descontrolen”.

Al principio, los juegos que Lucas llevaba a los cumpleaños eran los tradicionales sin usar muchos más elementos que algunas cartulinas. Después “copió” la tirolesa que había armado Cristian y de a poco fue sumando más juegos. “El furor fue en un verano que empecé con las guerras de pistolitas de agua y armé el tobogán acuático, que es una lona gigante donde pongo agua con detergente para que los chicos resbalen. Cuando se terminó el verano me di cuenta que necesitaba hacer otros tipos de juego y empecé a mirar en Internet”, explica. De esa manera fue sumando un montón de entretenimientos, algunos inventados por él y otros basados en algunos ya existentes.   

Y una de las cosas que más le gusta a Lucas de los cumpleaños es trabajar con nenes chiquitos. “Creo que tengo pasta para trabajar con los más chiquitos. Hay otras personas que los aguantan un rato y después ya los empiezan a retar. Trato de buscarles la vuelta para que se enganchen en los juegos. También trabajo con adolescentes, pero me cuesta más”, señala.

La estructura de juegos que ofrece el profesor se adapta a cualquier espacio e incluso se las rebusca si toca un día de lluvia. “Si es verano ofrezco los juegos de agua y si el evento se hace en un club podemos armar todos los juegos si nos da el tiempo. Y en lugares reducidos también se pueden hacer un montón de cosas”, dice y agrega: “Si llueve hago juegos tipo kermes y los de Minuto para ganar. No me molesta decir que algunos juegos los copio, porque el tema está en dar respuestas a los padres”.

La propuesta de Lucas se basa en dos aspectos: entretenimiento y control. “Los nenes se tienen que divertir pero también estar controlados. Esas son las dos pautas para que los padres puedan descansar”, apunta.   

Este emprendimiento de llevar juegos a los cumpleaños se llama Fragusteen recrear, en honor a su hijo Francisco Agustín

lucas4
Diversión. El tobogán acuático es uno de los juegos preferidos en los cumpleaños durante el verano.

Hockey

En el Club Estudiantes está a cargo de las categorías novena y décima, que comprende a las nenas desde 5 hasta 9 años que no juegan por los puntos. Junto a él, en las demás categorías, trabajan Cristian Fregossi y Betina Testti.

Pero además de dirigir, Lucas también jugó durante un tiempo y fue parte de un equipo masculino. “Empecé a jugar de grande. Armamos el grupo y jugamos algunos torneos, pero después se disolvió porque todos trabajamos y no nos daban los tiempos”, dice y cuenta que cada tanto se juntan para jugar entre ellos.

Colonia

Desde hace varios veranos Lucas trabaja en las escuelas de verano. Este año está en la Escuela N° 4 y asegura que es una de las cosas que más le gusta. “Con los chicos en la colonia hago de pintor, constructor, mecánico…hacemos de todo. Este año hicimos ladrillos de barro y después con eso hicimos un horno. También pintamos la cancha. Otro año en la escuela 21 hicimos los arcos de fútbol con palos de madera. Además hacemos deportes, juegos de agua y cosas en la pileta”, relata y cuenta que al finalizar el verano, les deja a los chicos un video con fotos donde se ve todas las cosas que estuvieron haciendo durante la colonia.

Contacto

Fragusteen Recrear

Tel: (02324) 15545103

Mail: prof.lucas@hotmail.com

  Compartir:

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •