Los Emiliozzi y los colores de la galera

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

No es la primera vez que nos consultan acerca de los colores que ha lucido históricamente la gloriosa “galera”, la cupé Ford de los hermanos Dante y Torcuato Emiliozzi de la ciudad de Olavarría (B).

Por Alberto F. Hassan

Tal vez por razones de edad quienes nos hacen la consulta creen que la exitosa cupé fue siempre azul y roja, otros piensan que lució dos colores diferentes, por lo cual queremos clarificar el tema y de paso hacer un merecido homenaje a estos mecánicos de lujo anticipados en el tiempo, con un piloto que surgió ciertamente por no tener Tito la vista correcta, más que por ser el elegido Dante por sumar puntos antes que él.

Los Emiliozzi, gente de pueblo, que llegaron a Olavarría porque su padre se instaló en ese lugar llegado desde Bs As para trabajar en la usina de la capital del cemento, fueron grandes corredores de T.C. pero fundamentalmente excelentísimas personas.

La cupé Ford fue inicialmente roja con la publicidad de la revista Mundo Deportivo, con esa máquina debutaron en el año 1950 con Torcuato al volante, siendo Dante quien al lograr los primeros puntos para el campeonato quedó como piloto, según la versión que ellos dieron, salvando lo que Derrapando asegura sobre la vista de Tito.

Lea también:  Preocupa la quita de fondos a Mercedes

Comienzan en la Mar y Sierras, llegando al 24 de mayo de 1953 cuando en la carrera reservada a corredores No Ganadores triunfan en Chacabuco sobre el local Jacinto Moss. Poco más de tres meses pasaron para que en nuestra ciudad alcanzaran el primer halago en competencia abierta a todo competidor, imponiéndose en las 2.500 Millas Mercedinas del 13 de septiembre de 1953 con el N°6 superando al corredor de La Plata, el “Negro” Arnaldo de Thomas por 1m 29s con el Ford armado por Alberto, César y Carlitos Merlino en el taller de avenida 17 entre 10 y las vías del Sarmiento. El acompañante fue Carlos y cabe destacar que los “gringos” iban con su súper motor de árbol de levas a la cabeza, una pieza artesanal.

A fines de ese año la cupé de Olavarría aparece con colores blanco y negro de los “Pumas” de Ford Armando, ya con el apoyo de Alberto Jacinto que tenía el “Aguilucho” Oscar Alfredo Gálvez en su escuadra netamente ganadora.

Lea también:  Método Yano: el alivio de la columna

Durante 10 años, la luego denominada como “galera” lució esos colores hasta que la empresa ATMA ante el fallecimiento de Juan Galvez pasa a ser el auspiciante principal en 1964 con el azul y rojo que todo el mundo conoce, acompañado por Annan de Pergamino (Antonio y Mussa) y Zanella entre otros.

O sea que el Ford de Olavarría tuvo tres colores distintos en sus 42 triunfos y cuatro campeonatos argentinos. Siendo inolvidable la visita anual que con asistencia perfecta hacían los queridos “gringos” a la casa de la familia de Enrique Emiliozzi en 31 entre 10 y 12, donde frente a La Cumbre de Crivelli y Emiliozzi se concentraba una cantidad impresionante de hinchas y aficionados que podíamos ver de cerca a estos ídolos del Turismo Carretera.

 

  Compartir:

Deja un comentario

*