Las desventuras del soldado más aguerrido

  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Shares

El ex director de Turismo militaba en la primera línea de combate del Ejecutivo • Su figura se eclipsó repentinamente con las consecuencias legales de una carta • Y sus propios errores lo fueron arrinconando.

Por Claudio Fabian Guevara

¿Le soltaron la mano a Marcelo Melo? El ex director de Turismo se había convertido en un soldado de la primera línea de combate del Ejecutivo. Polemizaba contra la oposición, le disparaba munición gruesa a sus ex compañeros de prensa, y parecía gozar de la más estrecha cercanía con el jefe comunal Carlos Selva.

Su figura se eclipsó repentinamente con las consecuencias legales de una carta que Oscar Apezteguía le envió a los medios, criticando el uso de una cuenta personal del director de Turismo para recepcionar fondos de la Fiesta del Salame. Al principio, el soldado más aguerrido reaccionó golpeándose el pecho fieramente. Dijo que las cosas “siempre se hicieron así” y que usó su cuenta personal “por recomendación de los contadores”. Un ominoso silencio le respondió desde el Palacio. Tal vez entonces Marcelo Melo advirtió cierto vacío a su alrededor, y una superficie pantanosa bajo sus pies.

melo-fotomontajeAunque los cargos que la Fiscalía ha sumado contra el ex director de Turismo suenen impresionantes, las cifras comprometidas en el caso de su cuenta personal no son espectaculares. No son, ni de cerca, tan importantes como los negocios que se adivinan detrás de polémicas tercerizaciones o “compras directas”.

Pero sí son importantes las cifras globales de todos los eventos populares organizados por el municipio, que desde hace años se manejaban como un boliche informal, alejados de las más básicas reglas de control contable y fiscalización de fondos públicos.

¿Fue Melo el autor intelectual de esta arquitectura, o el simple continuador de un modus operandi legimitado por la costumbre?

Parce difícil imaginar que los funcionarios municipales desfilen ante los estrados admitiendo que, en realidad, las cuentitas en papel estraza eran tradición en el municipio, que muchos balances jamás fueron dados a conocer, y que había una porfiada decisión política para que así continuaran las cosas. Ya hay antecedentes: ante el fiscal, el secretario de Gobierno Sergio López se distanció del ex director de Turismo, y señaló que “abrir la cuenta fue una decisión personal de Marcelo Melo”.

La dirigencia política rara vez elige la autoinculpación para salvar el pellejo de un subalterno. En este sentido, no habrá sorpresas. La incógnita es si la Justicia intentará avanzar sobre las posibles cadenas de responsabilidades que subyacen en el caso. O si, como casi siempre, cerrará un ojo y hará caer la guillotina sobre la única cabeza ofrecida en el altar de los sacrificios.

 

Autor: Redacción

  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Shares

5 comentarios

A este señor me da la impresión que el Ejecutivo lo puso como “testaferro” de las ganancias de la Fiesta del Salame. ¿Será porque esos dividendos quizás iban a otro lugar ¿me explico?. O sea que a Melo lo usaron. Todas las ganancias de distintas fiestas comunales tienen que tener una cuenta especial a nombre de la Comuna, no de personas físicas como en este caso. Si Melo dice que los Contadores municipales le aconsejaron este método, de abrir una cuenta personal, me da la impresión que también estos profesionales contables, son parte del mal manejo del dinero, que también deben ser investigado. Ahora, el Dr. López que se abrió del problema, quiere decir que también estaba en el problema, que se “lavó las manos”. Me pregunto: ¿El Intendente cómo pudo permitir que el Sr. Melo abra una cuenta personal a su nombre y colocar allí las ganancias de la Fiesta del Salame?, deja mucho que pensar esta acción, porque al salir a la luz todo este problema él antes no manifestó nada, calló.
Con todo lo expuesto, no defiendo a nadie, simplemente hago una reflexión.
Por otro lado, este señor Melo al entrar a las huestes de Selva, se agrandó mucho, se creía que se llevaba a todo el mundo por delante,como son todos los “Soldados” del Sr.Selva, que se creen que son dueños de la selva -vaya coincidencia con el apellido -.
En fin, la Justicia (si la hay), deberá desentrañar este ovillo.

No olvidemos que este Sr. llegó a la municipalidad en una motito Zanella 50 y al poco tiempo andaba en un auto, que creo que se lo compró a la hija del intendente, el mandamás tendría que saber de dónde sacó el dinero para progresar tan rápido. Al poco tiempo lo cambió por otro más nuevo ¡¡ que capacidad de ahorro !! ¿ les cabe alguna duda que es un chorro ?

Deja un comentario

*