Las avenidas tendrán canteros

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Fue una decisión aprobada por mayoría • La ausencia de justificaciones serias y de cifras oficiales marcaron la pobreza de argumentos para defender un proyecto casi caprichosamente.

Con escasísimos argumentos técnicos y financieros se aprobó la construcción de canteros en la avenida 17 y la 29.

A pesar de lo trascendente de la decisión, el proyecto estuvo en comisión un par de horas hace poco más de una semana cuando se realizó una comisión ampliada. De allí se pidieron un par de informes los cuales ni siquiera llegaron para la reunión de comisión del lunes: o sea que no tenía despacho.

Pero eso no importó: el jueves se pidió su incorporación, se constituyó el cuerpo en comisión y se aprobó fugazmente con pocos argumentos sólidos que justificasen la inversión de cientos de miles de pesos en una medida que se contrapone con otras ya implementadas.

►Vasos vacíos

Montoya justificó el proyecto asegurando que “desde hace un año se está estudiando” en el Ejecutivo esta iniciativa. Aunque el proyecto no fue acompañado de ningún estudio serio y mucho menos estadísticas.

Para el Ejecutivo la disminución del espacio para circular en las avenidas obligará virtualmente a los conductores a reducir la velocidad. Ese es –casualmente- el pensamiento de quienes aún hoy siguen defendiendo el estacionamiento de ambas manos. Pero parece que la lógica del municipio varía según se trate de avenida, calle y calle céntrica.

La justificación de Montoya fue rebatida duramente por el concejal David Valerga quien no entendió porqué después de tanto estudio “se presenta una modificación al proyecto de ordenanza eliminando la construcción de los canteros en la avenida 2 desde 37 a 45. Recién ahora se dieron cuenta que hacer un cantero ahí era contraproducente: ello marca la poca seriedad con que realmente encararon los estudios previos”, lanzó el edil.

Valerga también cuestionó la ausencia de una estimación de costos. “Cuando le preguntamos a Palacios y Salomone dudaron en dar una respuesta fehaciente”, recordó.

►Sin presupuesto

Uno solo de los ediles presentes se animó a justificar la ausencia de un presupuesto: Marisa Defelippe. A contrario de lo que indican las mínimas normas de manejo de los fondos públicos, aseguró que era imposible: “hoy ni siquiera uno de nosotros sabe cuánto va a gastar por mes en su casa, por lo cual menos podemos conocer cuánto va costar en definitiva esta obra, por ejemplo: el valor de la mano de obra que necesitarán”, dijo.

Los dichos de la concejal Defelippe –que son contrarios a lo que sostiene el gobierno nacional, el INDEC y el propio ejecutivo a la hora de hablar de aumentos salariales a los trabajadores- fueron, tal vez, suficiente para una oposición que comprendió que no importaban las palabras: ya estaba tomada la decisión y al oficialismo le urgía aprobarlo.

Llevado a la votación el oficialismo y el bloque del PJ acompañaron la iniciativa y los ediles Valerga, Lucero, Torres más los integrantes de la Coalición votaron en contra.

Ahora solo resta el llamado a licitación y la construcción de los canteros en dos tramos de las avenidas 29 y 17. Es de esperar que sean para bien.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •