“La veterinaria, el bastión de mi vida”

  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

La clínica veterinaria Martín Vignati celebró el vigésimo aniversario • Resaltó lo importante de la preparación y destacó los servicios que se brindan, con especialidad en cirugía y de trabajo mancomunado con diferentes especialistas para el tratamiento de los animales.

Martín Vignati y su clínica veterinaria cumplieron 20 años y lo festeja con todos su clientes.

La veterinaria se encuentra en avenida 29 y esquina 32 desde sus inicios y ha ido en constante crecimiento. “Estoy muy contento y satisfecho en lograr tener en esta ciudad –que uno la quiere un montón- la veterinaria y un servicio especializado”, expresó.

La veterinaria cuenta con un quirófano con instrumental, anestesia inhalatorio, electro-bisturí, bomba de succión y aspiración; equipo de rayos X, ecógrafo de última generación. “Todo eso hace que los pacientes que vienen a nuestra clínica puedan ser atendidos con la celeridad que se necesita para llegar a los diagnósticos y de ahí a los tratamientos indicados. Es por ello que hoy puede decir que uno busca avanzar”, resaltó el veterinario.

“A veinte años puedo decir, que después de mucho esfuerzo, estamos brindando un servicio veterinario completo en el cual no solo nos hemos dedicado a formarnos en la profesión en la especialidad quirúrgica, sino que acompañamos con tecnología esa formación”, sostuvo.

 

Formación y pasión

Martín decidió que sería veterinario de muy chico. “Toda la vida quise hacerlo. Por suerte tuve una idea muy clara desde los seis años. Siempre me encantaron los animales, la naturaleza y todo lo que compone la misma. Siempre tuve claro que quería esta carrea y hace ya 22 años que soy veterinario, y veinte años con la veterinaria brindando el servicio en Mercedes”, expresó y contó que ha estado en contacto con diferentes animales, sobre todo caballos desde pequeño.

  • ¿Te especializaste?
  • Además de estudiar la carrera de grado de veterinaria, estudié seis años más y soy especialista en cirugía. Sigo concurriendo y soy parte del staff quirúrgico del hospital de la UBA al cual acudo desde el año ’99 en forma gratuita.

Uno lo hace con mucha vocación y amor por lo que hace, así que es por eso que se busca estar continuamente avanzando, formado y en la última tecnología

  • ¿Elegiste trabajar con pequeños, grandes animales o ambos?
  • Trabajo con pequeños animales. En lo que es la faz privada trabajo con caballos. Me gusta mucho lo que es el campo y ello también abarca la veterinaria. También trabajo con bovinos, y siempre articulados con colegas especializados.

Desde hace muchos años, dada la formación profesional que tuvimos sabemos que tenemos que trabajar en equipo. El médico generalista, que sabe de todo hoy se encuentra fuera del mercado laboral. Por ello trabajamos articulados con especialistas de cada área. Creo que ello es una gran ventaja para la gente que viene a nuestra clínica ya que para os casos que no estamos especializados los derivamos. Y además hacemos bajar y armamos los equipos para que el paciente tenga lo que necesita.

Lea también:  Ustarroz anunció la ampliación del CETIM

Hoy en día es muy habitual hacer cirugías de todo tipo, y estudios de todo tipo también. Actualmente no está todo supeditado al azar, por el contrario la tecnología y las especializaciones hacen que en medicina veterinaria se trabaje al mismo nivel que en humanas.

  • Contás con variedad de especialidades…
  • Hoy en día hasta puedo decir que funcionamos como un centro de derivados, desde Chivilcoy, Suipacha, Luján, San Andrés de Giles, demás ciudades de alrededores y hasta de Capital Federal. Los pacientes llegan por referencias de colegas y también trabajo integradamente y en forma mancomunada con mi hermano Gustavo, quien también es veterinario y cirujano, y de forma interdisciplinaria con las distintas especialidades que existen en la faz veterinaria, mediante canales directos con distintos especialistas (de exóticos, oftalmólogos, dermatólogos, nefrólogos).

Desde Mercedes, en los aspectos que no estamos especializados integramos al colega en las distintas áreas y brindamos ese servicio. Realmente me siento muy contento en ese sentido, y siempre estoy buscando de qué manera avanzar y mejorar para adaptarnos a las distintas situaciones exigencias del mercado veterinario.

  • Casi como todo un centro veterinario regional….
  • La realidad es que nosotros funcionamos con las distintas áreas, hemos logrado en un mismo lugar concentrar todas las disciplinas.

Suele ocurrir que en otros lugares, incluso en Capital Federal el profesional contrata a quien realiza el trabajo de rayos, de ecografía y demás y ello hace que el propietario de la mascota se vea obligado a pagar un plus.

Nosotros buscamos beneficiar al paciente desde no solo buscar llegar rápido a un diagnóstico y evitar prolongarlo; sino que además buscamos ayudar al propietario habiéndonos especializado e invertido en la aparatología para respaldar esta especialidad. Muchas veces las personas no se dan cuenta de toda la inversión en estudio y desarrollo, que muchas veces pasa desapercibido.

  • ¿Cómo vivís el haber cumplido veinte años con la veterinaria?
  • Es una gran satisfacción cumplir veinte años. Nos pone muy contentos porque lo hemos transitado con muchísimo esfuerzo – que es lo principal – teniendo en cuenta que es una carrera poco valorada en nuestro país.

En una ciudad chica, como la nuestra, hemos logrado continuar más allá de los diferentes gobiernos y situaciones económicas; y siempre buscamos que el paciente tenga lo mejor y que el propietario pueda acceder a través de los distintos mecanismos.

  • ¿Te dedicás a algo más dentro de este ámbito?
  • Cada tanto, cuando vemos muchos animales en la vía pública, además de donar un día a la semana y operar gratis en el hospital de la UBA, hacemos castraciones sociales. Esto significa que castramos al costo los animales, y de esa manera ponemos nuestro granita granito de arena en colaborar con la gran cantidad de animales sueltos en la vía pública; que ya sabemos todos los perjuicios que trae tanto de accidente de tránsito hasta todas las actividades zoonoticas que traen los animales.
Lea también:  Gremios docentes solicitaron la “Emergencia Edilicia” para Mercedes

Estamos ahora con casos candentes de rabia, y en los foros nos informaron de un caso en Valeria del Mar, hace poco un caso de murciélago en Luján. Por eso es importante que no haya muchos animales en la vía pública porque el control de la rabia se puede llegar a escapar de las manos. Por eso recomendamos realizar la vacunación. Y el que no puede pagarla en consultorio privado, se acerca a la municipalidad de Mercedes y tiene que tener respuesta.

Lo que sí no hacemos es hacer diferencia entre nuestros pacientes, ya sea un animal de la calle como uno privado.

  • ¿Actuás junto a proteccionistas?
  • Hay que saber tener en cuenta lo que es proteccionismo. Y hay que tener cuidado porque a veces hay figuras que aparecen como proteccionistas y no son tales; y hay quienes se benefician con esa pantalla. Incluso, muchas veces llegan a caer en casos complicados como la operación de animales en lugares que no se tienen que operar. Y ello puede derivar en mala praxis. De hecho, hay muchísimos problemas con esto porque se realizan castraciones masivas de la mano de iluminados. Y se hacen en días domingo descubiertos y denunciados penalmente.

Hay muchas cosas a tener en cuenta, creo que desde el Estado se tiene que seguir trabajando; tiene que haber gente capacitada, con ganas de trabajar y de servir a la ciudadanía, y de esa manera se logran buenos resultados.

  • ¿Te encontraste con cosas inusuales en tu profesión?
  • Muchísimas cosas todos los días. Cuando sea viejo y me retire voy a escribir un libro… (ríe) Es difícil acordarse de algo particular.. Recuerdo que fuimos a atender un paciente cuyo propietario no salía al fondo de su casa desde hacía 15 años porque el perro era bravo. Tenía un hermoso lugar, pero no salía porque estaba el perro. De hecho tuvimos que sedarlo para poder atenderlo.

Después hay cosas en lo cotidiano y de todo tipo. Lo cierto es que nuestra especie tiene que aprender mucho de los animales, sobre todo de los valores que nos enseñan.

  • ¿Proyectos?
  • Seguir creciendo en lo que es la clínica veterinaria. Esto es el bastión de mi vida, y por lo tanto es mi casa. Vamos a seguir creciendo al respecto y pensamos seguir ampliando en distintas áreas, y mejorar lo que tenemos.

Los proyectos son los que nos mantienen vivos y son los que nos llevan a seguir adelante.

 

  Compartir:

Deja un comentario

*