La misma moneda

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los dichos de Pablo Perazzo y la actitud de Salvador en su reciente visita a Mercedes demuestran que las otroras criticadas actitudes del kirchnerismo son emuladas por los machistas y/o vidalistas. Solo que –ahora-parece no ser tan cuestionables.

Scioli –en sus actos en casa de gobierno- intentaba cuidar un poco más las formas y los que acudían a esos actos de campaña tenían alguna función ejecutiva (Ustarroz, era jefe regional de ANSES). Hoy Comesaña es un reconocido y querido médico pero no tiene otro motivo para estar en ese encuentro más que su candidatura como concejal de Cambiemos.

¿Está bien que eso suceda?. Claramente no. ¿Lo han hecho todos? casi siempre. Con la diferencia que aquellos que lo hacían no se rasgaban las vestiduras como lo hacen los actuales gobernantes. O sea que el Cambio institucional que tanto se declama (mal que nos pese a muchos) parece que tampoco llegará con este gobierno. Y se aclara: no es excusa que otros lo hicieran.

El cambio cultural institucional al cual se la invita a la población a formar parte, debe ser un cambio en serio. Que se note sobre todo en los detalles, no en los grandes títulos de las corporaciones noticiosas.

Lo de Salvador es distinto. El vice gobernador puede ir a dar el apoyo a quien quiera. Y más un sábado a la mañana. Ocurre que aquí en Mercedes ese tema fue sensible para el selvismo –y parte de los que hoy Cambiemos- cuando cuestionaban a los funcionarios que se hacían presente en la ciudad puenteando al intendente.

En rigor de verdad –por aquellos días- sostenía que no estaba mal que un funcionario nacional y/o provincial viniera a la ciudad a dar un apoyo a un candidato e ignorase al intendente electo por el pueblo. Pero esta postura era minoritaria dentro del mundillo político periodístico que sostenía que estaba mal.

¿Está mal que el vice gobernador de todos los bonaerenses venga a apoyar una lista en detrimento de otras?. Claramente no. Pero porqué entonces quienes hoy reciben con beneplácito a Daniel Salvador, antes criticaban las visitas que recibía el entonces candidato Juan Ustarroz.

Simple: la doble vara con que se suelen analizar las acciones políticas. Si lo hace el Macrismo/Vidalismo está bien porque ellos son docentes. Si lo hacen otros está muy mal.

Lamentablemente el odio ha nublado el juicio de mucha gente y se deja analizar los hechos en concreto.

No todo lo que hizo el gobierno de Macri es malo, pero tampoco todo es bueno. No todo el gobierno del CFK y Néstor fue malo. Pero tampoco no todos fueron aciertos. La ausencia del análisis crítico de la década kirchnerista impidió corregir los errores. Parece ser que el macrismo va firme por el mismo camino. Solo que ahora los responsables son otros. Y los que desfilarán por los tribunales serán otros actores por otros hechos.

Y es que si las cosas no cambian en serio, el resultado va a ser más o menos el mismo.

  Share:

Author: Javier Guevara

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*