La madre de Sofía apuntó hacia una amiga de la joven

  • 17
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    17
    Shares

“¿Y si la mató ella y estamos buscando a un supuesto asesino que no existe?” dijo María Fernanda Espíndola, tras conocerse un test psicológico a una testigo • “Son muchas cosas que no cierran”, aseguró y aspira a que en breve haya movimiento en la causa judicial.

En los últimos días se conocieron novedades en el caso de la muerte de Sofía Santillán– hallada sin vida el 26 de diciembre de 2016 en un predio ferroviario – que investiga la UFI N° 3 a cargo del doctor Pedro Illanes.

Vale recordar que si bien la causa se encontraba “estancada” por falta de elementos se aguardaba una serie de pericias psicológicas a testigos y se renovó la descripción del autor del hecho para tratar de arribar al asesino.

Ya días pasados, el doctor Ariel Fusco, quien representa a los familiares de Sofía en carácter de particular damnificado en la causa penal habló sobre estas pruebas que se estaban esperando ya que consideraba que “existen elementos respecto de las otras dos chicas que estuvieron la noche de la desaparición de Sofía, trabajando en el lugar, y que pudieron observar a la persona que fue la última que estuvo con la víctima, que sería el responsable del homicidio”.

Para Fusco “no hay ninguna duda que a esta altura en el expediente hay elementos suficientes para imputarlas al menos del delito de encubrimiento. Las dos o tres declaraciones que se han producido, y sus declaraciones extraoficiales a terceras personas que luego se volcaron a la causa, que son contradictorias hacen presumir que tienen información que no están aportando a la investigación, que puede ser o por temor a ser útiles a esclarecer el hecho respecto de esa persona responsable del homicidio o en el peor de los casos por complicidad”, expresó.

En igual sentido, a un año y un mes del homicidio de Sofía Santillán, su madre, María Fernanda Espíndola continúa firme en sus convicciones y aseguró que no va a descansar hasta que “se llegue a la verdad”. Y es que la mujer siempre sostuvo que “hay personas que no dicen la verdad sobre lo que pasó”.

 

Círculo cercano

María Fernanda Espíndola contó que “ya se conocieron los resultados del test psicológico que se estaban esperando. El de Nicol Vega, alias “Nichi” dice que es una persona violenta, con mucha envidia, que no es amiga de nadie; que con todas las supuestas amigas la usaban a mi hija. ¿Y si la mató ella y estamos buscando a alguien que no existe? Además, estas personas siguen trabajando en el mismo lugar en el que mataron a Sofía. ¿No tienen miedo de estar en el lugar donde estuvo el asesino, que sabe que ellas están ahí? Y no soy la única que lo piensa, nuestro abogado también y hasta quienes hacen la investigación. Incluso una amiga de Sofía nos venía planteando desde hace tiempo que busquemos por ese lado. Ella pronto tiene que ir a declarar también, ahora estamos esperando que termine la feria para ir y ver qué medidas se van a tomar”.

Lea también:  Fútbol femenino en la Unidad 5 local

María Fernanda, se refiere en particular a la última persona en estar con Sofía con vida y posteriormente quien efectuara el hallazgo; y otra de las mujeres que estaba en la zona. “Son muchas cosas que no cierran. Ella la encontró, iban a hacer un encuentro de tres personas. ¿Y me van a decir que no saben con quién van? Además, ella vino a Azul con Sofi y acá se pelearon. Volvieron a Mercedes y a los cuatro o cinco días pasó lo que pasó. Ella la encontró y después apareció con la pulsera de Sofi. Esa pulsera se la regalé yo y no se hubiera regalado a nadie. Tuvo contradicciones en sus declaraciones”, manifestó.

“Yo vengo esperando todas las medidas que tomó el fiscal. Ahora llegaron los psicológicos. ¿Ahora que hay que esperar? Esto es simple, o conoce al asesino o la mató ella”, aseguró.

De momento, no hubo avances en la causa judicial y María Fernanda Espíndola estará en la ciudad de Mercedes la próxima semana para entrevistarse una vez más con el doctor Ariel Fusco y llegará hasta la sede de fiscalía para consultar el expediente y posiblemente solicitar que se tomen medidas en torno a la investigación por la muerte de su hija.

 

Un caso complejo

El hallazgo del cuerpo sin vida de Sofía Santillán el pasado 26 de diciembre de 2016 conmocionó a la ciudad y más porque, al cumplirse el primer año de su desaparición física aún no se ha logrado dar con su homicida.

Lea también:  Nuevo encuentro por Karavell: se llamó a conciliación para dar una resolución

Los restos de la joven fueron encontrados en los terrenos ferroviarios cercanos al Ferrocarril Sarmiento, cerca de los galpones y las vías a la altura de calle 21. Tenía 22 años, era oriunda de Azul y desde hacía varios meses vivía en nuestra ciudad. Estaba desaparecida desde el 23 de diciembre a la noche, fecha en la que se presume se produjo su fallecimiento.

El cuerpo fue encontrado por una persona que se acercó hasta el lugar tras varios días de no dar con su paradero. La escena era desgarradora: la joven se encontraba arrojada en el suelo, entre los pastizales y la condición del cuerpo daba cuenta que habría estado fallecida en el lugar varios días. Las condiciones climáticas de ese fin de semana poco ayudaron: la lluvia y el calor de esos días se evidenciaron en sus restos y en la escena del crimen complicando el esclarecimiento, e incluso el causal del deceso que se pudo clarificar recién dos días después del hallazgo.

Sofía era parte de un grupo de mujeres que ejercen servicios sexuales en la zona.

El viernes 23 de diciembre de 2016, a la noche, había estado en la calle 6 entre 29 y 21 junto al grupo. Se había ido con una persona que requirió sus servicios y ya no la vieron.

Primero pensaron que se podría haber ido con este sujeto o con otro que pasó por el lugar, práctica que no era ajena.

Pero al día siguiente, tras llamados y mensajes no pudieron encontrarla. En un primer momento pensaron que por las fiestas había ido a visitar a su familia o amistades. Para el domingo, todos los consultados por una amiga que había estado con ella el viernes negaron saber algo sobre Sofía.

Y fue esta amiga quien volvió al predio donde la vio por última vez. Recorrió la zona y se encontró con la terrible imagen de la joven fallecida en el lugar.

El hecho fue caratulado como “Homicidio doblemente agravado críminis causa y femicidio” y lo investiga la UFI N° 3.

  Compartir:

Deja un comentario

*