La Florida: Asesinan a puñaladas a un anciano

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Se trata de Luis Rosello, quien fue apuñalado en su domicilio cuando intentaba defender a su mujer de una pareja de malvivientes que había ingresado a robar • El homicida posee un frondoso prontuario y ya fue capturado.

Indignación es la de los vecinos de La Florida y San Andrés de Giles. Y es que a la muerte del vecino Luis Rosello, de 77 años, de por sí inexplicable se le sumaron una serie de datos que los conmocionaron: el acusado tiene sobre sus espaldas la acusación de un hecho ilícito y posee un frondoso prontuario pero estaba en libertad porque un juez de garantías aún no había firmado el pedido de detención que habían realizado desde la fiscalía.

La triste historia comenzó el sábado, cerca de las 11:30, cuando Lorena Cabral y su pareja (de apellido Miño) golpearon las manos en la puerta de la vivienda de Luis ‘Pilin’ Rosello en la zona de La Florida, a 500 metros de la ruta provincial 41.

La pareja le pidió agua a la compañera de Rosello. Esta, sin sospechar nada, ingresó al domicilio en busca del vital elemento. Mientras tanto Miño redujo a Rosello golpeándolo en la cabeza.

Cuando la mujer volvió con el agua le informaron que se trataba de un asalto y la ingresaron por la fuerza en la casa. Mientras tanto Miño dejó a Rosello inconsciente en un galpón lindante.

Comenzaron a buscar cosas de valor en el domicilio y cargaron con algunos electrodomésticos. Luego dieron con un poco de dinero en efectivo (poco más de 400 pesos) y la mujer le habría exigido a la anciana que le diga dónde estaba el resto del dinero.

El tiempo pasó y Rosello recuperó el conocimiento. Buscó una escopeta y fue en busca de los malvivientes temiendo por la salud de su mujer ya que escuchaba los gritos. Cuando ingresó por fin en la vivienda, no dudó un instante y le descerrajó un tiro al hombre produciéndole una herida menor. Miño agarró un cuchillo y –fuera de sí- se lanzó sobre el anciano clavándole el arma blanca en dos oportunidades: primero en el hígado y luego en la ingle.

La mujer del malviviente lo ayudó a levantarse y ambos salieron corriendo del lugar con los pocos pesos que habían logrado incautar. Detrás de estos salió Pilín quien llegó hasta una casa lindante en busca de ayuda pero cayó desplomado en la puerta.

Tras darle aviso a la policía de San Andrés de Giles, trasladaron a Rosello al hospital municipal de esa localidad donde cerca de las 14 horas falleció.

►Búsqueda

Mientras la vida de Rosello pendía de un hilo, la policía de aquella localidad comenzó a realizar un rastrillaje en busca de los malvivientes teniendo la certeza de que muy lejos no podían estar porque el hombre estaba herido.

Horas después dieron con el paradero de Lorena Cabral quien ya estaba con otra ropa pero fue identificada positivamente por la señora de Pilin. Se supo que esta imputada tiene antecedentes penales y se domiciliaba en Lincoln aunque hacía algunos meses que estaba asentada en la vecina localidad.

Con el transcurrir del tiempo se fue cercando al autor material del homicidio quien fue capturado aún herido en la casa de una antigua novia suya.

Establecida la identidad del malviviente, se confirmó lo que la policía sospechaba: se trataba de un hombre afincado en esa ciudad, con importantes antecedentes penales y a quien la fiscalía le había pedido la detención pero esta aún no había sido autorizada por un juez de garantías. Casualmente se lo acusaba de ser el autor material de un robo en nuestra ciudad.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •