La comuna cuadriplicó los ingresos del medido

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Este año los fondos que percibe la comuna son sustanciosamente más importantes que en los periodos que estuvo tercerizado • La situación del transporte público es definitoria del fondo afectado

Desde el 27 de marzo de este año el estacionamiento medido está en la órbita municipal, tras el vencimiento del contrato con la empresa Elimpar. Desde entonces la comuna dejó de percibir solo el 23% de la recaudación para pasar a recibir el 100% por el cobro.

Si bien se realizó el traspaso, recién el 19 de junio se implementaron una serie de modificaciones y en ese mismo mes se aprobó la nueva ordenanza que rige el medido en la ciudad. En ese plazo el cobro ya era municipal, aunque fue más bien de apercibimiento y posteriormente efectivo.

En cuanto a la recaudación comparativa desde el 2014 a la fecha, el cambio fue sustancioso en materia económica. Según se pudo conocer, en 2014 la comuna percibió 356.964 pesos, en 2015 fueron 558.239, y en 2016 481.296 pesos siendo este monto el 23% de lo recaudado por el medido (ya que el resto del porcentaje se lo quedaba la empresa).

Desde el inicio de este año hasta la semana pasada la municipalidad recaudó 2.063.940 pesos: o sea cuatro veces más que lo recaudado el año anterior. Y eso tomando en cuenta que hasta el 27 de marzo (o sea un tercio del tiempo transcurrido) seguía vigente el contrato con Elimpar.

 

Transporte público

El artículo 7 de la ordenanza “lo recaudado como consecuencia del estacionamiento medido ingresará a rentas generales (…) debiendo afectarse como al menos un sesenta por ciento (60%) de lo recaudado específicamente al mantenimiento del Transporte Público de Pasajeros. El cuarenta por ciento (40%) restante se afectará a ordenamiento de tránsito, capacitación, educación vial y equipamiento, Justicia de Faltas y mejoramiento edilicio del espacio público e infraestructura vial”.

Sin embargo –a la fecha- las autoridades comunales no han decidido el uso que le darán al monto afectado a transporte público. Y es que algunos meses atrás, la empresa Atlántida -que se encuentra brindando el servicio en la ciudad- había planteado que venía siendo deficitario. Los primeros diálogos entre la comuna y la firma daban cuenta de la posibilidad de brindar un subsidio mensual para su mantenimiento. Sin embargo, ello no llegó a definirse y a la fecha se mantiene el diálogo entre las partes, previendo además circunstancias propias de decisiones desde el Ministerio de Transporte que podrían afectar esta definición. Es por ello que las autoridades aún no resolvieron el destino de ese dinero.

Según indicó la subsecretaria de Seguridad, Clara Zunino “dependiendo el resultado de la evaluación que estamos realizando es la determinación que la comuna tome. Las posibilidades son dos: o bien se utiliza para la compra de unidades y gastos corrientes, o para un subsidio desde la comuna a la empresa como ayuda económica. Hasta la fecha no se ha podido tomar una determinación y ante esto tenemos que también ser cuidadosos en ese sentido. Si mañana tenemos que salir a comprar unidades necesitamos afectar un fondo importante de inversión, y prever todas las cuestiones que tienen que ver con la municipalización definitiva del transporte. También podemos pensar en una municipalización parcial, pero eso es todo a terminar de definir aspiramos antes de fin de año”.

De momento, los gastos del fondo afectado fueron mínimos previendo la posibilidad del uso de ese dinero para transporte. “El transporte es la prioridad. La afectación es un mínimo del 60% al sostenimiento del transporte. Es decir que puede ser más, y el restante (si es que lo hubiera) se afecta a los otros ítems. Con lo cual al no haber ejecutado el ‘mínimo’ por no saber aún la situación que tendrá el transporte tampoco podemos invertir el total del restante”, explicó y agregó: “lo que se si afecta es lo referido a los gastos operativos del sistema”.

 

Inversiones por venir

Según indicó Zunino además de los gastos corrientes del sistema como es el hosting web (que es un costo fijo mensual), la administración corriente (sueldos, folletería, tickets y demás); en lo que refiere a infraestructura vial se hicieron algunas inversiones y otras están en proceso. Así por ejemplo se realizaron 150 carteles de estacionamiento (que hoy se están reploteando con un nuevo diseño) y la cartelería para comercio que está en proceso. También se realizan reparaciones y se compran tarjetas.

Por otro lado, se adquirió maquinaria para la colocación de los reductores de velocidad, dos máquinas para colocación de tachas y reductores en la vía pública.

En tanto, habrá nuevas inversiones próximamente: “Lo que está en curso es un concurso de precios por la construcción de diez refugios para colectivos. Ya se realizó la licitación y se presentaron ofertas. Ahora se están evaluando y aspiramos a poder dirimirlo la semana entrante. Serán diez en una primera etapa”, indicó Zunino.

Además, indicó que está en proceso de compras nuevas terminales móviles para instalar en comercios y se está trabajando para desarrollar la aplicación de celular para iphone.

Finalmente, Zunino aclaró: “si bien el fondo afectado para infraestructura vial no se ejecutó fuertemente porque la prioridad hoy es el transporte, desde la comuna se estuvo realizando una fuerte inversión este año. Se compró la pintura termoplástica, herramientas, equipamiento de semáforos, la transformación a led de los paneles solares, tachas, reductores, espejos parabólicos que se van a colocar para cruces peligrosos, cartelería y demás inversiones que fueron netamente fondos municipales”.

  Share:

Author: Yesica Landola

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

3 comments

Deja un comentario

*