La batalla contra la pirotecnia

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No se si la decisión política de prohibir la pirotecnia sonora es la correcta o no. A la gente le puede gustar o no. A los comerciantes del ramo les puede afectar o no. Lo cierto es que surge de una ordenanza aprobada por unanimidad en el HCD y como ordenanza es ley en el sentido formal y material. No hay dudas: está prohibido vender y disparar pirotecnia sonora.

Por Javier Guevara

No se si la decisión política de prohibir la pirotecnia sonora es la correcta o no. A la gente le puede gustar o no. A los comerciantes del ramo les puede afectar o no. Lo cierto es que surge de una ordenanza aprobada por unanimidad en el HCD y como ordenanza es ley en el sentido formal y material. No hay dudas: está prohibido vender y disparar pirotecnia sonora.

Es posible que la norma fracase en su intención de hacer equilibrio en la libertad de ejercer el comercio. Lo cierto es que dicho planteo no fue introducido judicialmente razón por la cual jamás se sabrá.

Es posible que para un sector de la sociedad sea una norma absurda y carente de sentido. Pero –les guste o no- es una norma. Y debería cumplirse sin mayor problema.

Lea también:  Las mentiras mediático-judiciales que se cayeron

Y es que los argentinos en general y los mercedinos en particular vamos a crecer como sociedad el día que empecemos a entender que las normas se deben cumplir. Y aquellos que no lo hagan deben ser penalizados. Es cierto que las condenas deben ser distintas y el estado debe utilizar un procedimiento objetivo, claro y que no vulnere ninguno de los derechos de los penalizados. El estado –nacional, provincial o comunal- tiene a su favor el conjunto de normas que sanciona y el uso exclusivo de la fuerza como para encima no garantizar el debido proceso.

En lo personal –solo en lo personal- me parece que un fin de año sin fuegos artificiales, es menos fin de año. Pero no dejo de pensar que los perros que están en casa no tienen la misma opinión que yo. Y no hace falta entender el idioma perruno para llegar a esa deducción.

En lo personal –solo en lo personal- me parece que un fin de año sin fuegos artificiales, es menos fin de año. Pero no dejo de pensar en quienes creen que la mejor forma de festejarlo es disparar tiros al aire. Y entienden que un fin de año, sin tirar tres tiros al aire, no es fin de año.

Lea también:  Recorriendo barrios

Las normas –mal que nos pese- son para cumplir. Y no dejan de ser un vano intento de la sociedad de conformar un grupo de reglas que nos permitan avanzar en comunidad buscando como objetivo último el bien común.

Y nunca alcanza el poder estatal para obtener el cumplimiento. Se requiere de una conciencia social que acompañe, que se consustancie y que ayude. En este punto la labor desarrollada de trabajo en las escuelas por parte de la gestión comunal avanza en esa línea. Pero toda esa tarea cae en saco roto sino es acompañado por controles policiales y de inspectores que tengan la potestad de decomisar y labrar las infracciones necesarias para sancionar.

Pero sobre todo, por un compromiso social tanto de consumidores como de comerciantes. Porque si bien es cierto que sin consumidores no hay negocio de pirotecnia sonora, sin comerciantes que vendan tampoco hay consumidores de pirotecnia sonora.

  Compartir:

4 comentarios

No se trata solo de la opinion de los perros…se trata de una practica violenta que se transforma en un bombardeo masivo,a tal punto de situar a los ex combatientes de Malvinas en la linea de fuego,de agredir la percepcion de niños autistas u otros trastornos del espectro ,que se automutilan tratando de escapar,o simplemente convulsionan ,de ocasionar incendios quitandole el derecho de festejar hasta a los Bomberos,de alterar los animos de miles de personas impactadas por bombas que hacer vibrar hasta los vidrios de las ventanas,de matar a traves del estres que porovocan a cientos de aves y animales de todas las especies,o simplemente enloquecerlos y hacerlos correr despavoridos .En pleno siglo XXI no podemos seguir idiotizandonos con estas practicas retrogradas,de quemar la plata ..(dolares,ya que el 80% de esta basura,como tanta otra…se importa del Imperio Chino)para generar ruidos molestos que soprepasan los decibeles que puede soportar nuestro oido.Existen ya fuegos de artificio sin ruido…pero lejos estamos nosotros de ellos…como quedo demostrado en estas fiestas.Tendremos que ser mas firmes para la proxima, paracomenzamor a erradicar la estupidez humana,y en su lugar a arraigar el respeto por el projimo,y por la vida en todas sus manifestaciones.Sin duda que si apostamos a esto ,seremos una mejor sociedad.

Deja un comentario

*