Juan Martín Andrés: “La política es la herramienta más noble para cambiar la realidad”

  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

Durante su adolescencia estuvo afiliado al radicalismo pero tras la obediencia debida abandonó el centenario partido • Se convirtió al peronismo desde la militancia sindical en el gremio de la AFIP, donde hace 27 años que trabaja • Hoy realiza una crítica del gobierno de turno provincial y nacional: “la esperanza es la política”, afirma convencido.

 

Por Agustín Castro

 

Juan Martín Andrés es empleado de la AFIP, además de concejal del bloque Unidad Ciudadana tras asumir el pasado 10 de diciembre de 2017. Nació el 27 de mayo de 1971 en Mercedes. Al día siguiente la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas lanza la sonda Mars 3  hacia Marte. Nadie se imaginó que ese bebé, hijo de Stella Puricelli (f), ex docente y de Perfecto Raúl Andrés (f), se iba a lanzar a la política tiempo después. Tiene un hermano que se llama Juan Pablo, un bisabuelo paterno que se llama Perfecto, un abuelo paterno que se llama Perfecto, a su padre lo llamaron Perfecto y Juan Martín se ríe y bromea que es por algo que cortó la tradición de los Perfectos.

Recuerda que su padre era muy estricto por eso el hablaba con su madre que era más flexible. No se trataba de un tipo autoritario sino que se refería al modo de vida que le quería inculcar a sus hijos sobre el estudio y ser respetuoso con el otro, que es lo que hoy pretende inculcarle a sus tres hijos: Patricio (15), fruto de una relación anterior y Camila y Clara, frutos de la relación con su actual compañera Analía Villanova, contadora de la ANSES.

Siempre vivió en Mercedes en la 41 entre 36 y 38, cuando la 41 era de tierra todavía. Se metían en la zanja a nadar y jugaban al fútbol en el campito del club 9 de Julio, donde también remontaban barriletes. Ya con amigos como Gerardo Gallo, “El gordo” Amarillo, los chicos de Pietragallo (Gastón, César, Marcelo), Guillermo Artini y otros.

Fue al jardín de la 17 y 22 (901), con Mariana San Martín, hoy compañera de banca, y con Hernán Casciari, célebre escritor mercedino que hoy cuenta anécdotas que lo involucra.

San Patricio fue testigo de su paso por la primaria y la secundaria, donde se recibió en 1988. Durante la secundaria, jugaba al tenis, en campeonatos interclubes y en la zona. También jugó al fútbol en el Club Mercedes clase ´71. Y pasó por el vóley del Polideportivo en los equipos que armaba “El Bichi” Lescano. Jugó en Rosario y en la costa argentina, generando una vida social muy activa. Y en el Colegio lo tenía al profesor Ricardo Tabossi que le decía: “usted va bien pero está en el lugar equivocado”.

Posteriormente, se va a vivir a La Plata para estudiar derecho, pero no se adaptó al cambio de ciudad. Empezó viviendo en una casa con Pablo Santoro y dos chicos más. Después se mudó y se fue a vivir con unos amigos de la escuela, Matías Marchesini y Diego Arigoni, quien lo llevaba a ver al Rojo contra Estudiantes, partido del que recuerda el gol que le hace El Bocha a Estudiantes desde afuera del área: “Hoy le agradezco al gordo que me haya llevado a la cancha a verlo jugar al Bocha”, confiesa.

La carrera de abogacía no lo convenció y se volvió para Mercedes. Justo ofrecían trabajo en la AFIP y entró a través de un examen de ingreso, al que concurrió mucha gente en el año 1991. Hace casi 27 años que trabaja allí.

En 1997 –tras unos años de incursión en CABA- se sumó a una labor terapéutica. Monseñor Ogñenovich abrió un centro de rehabilitación. Y Juan Martín era muy amigo del cura Marcelo Abrey. Era una época en que hacía cenáculos, huellas, jornadas, en las que creía encontrar un límite a su vagancia, porque sentía que como hermano mayor debía dar el ejemplo. Como estaba becado en la Universidad del Salvador de Mercedes en un posgrado de acompañante terapéutico lo invitan a ser acompañante de los primeros tres internos que le mandaron.  Allí estuvo 7 u 8 meses brindando ayuda a la comunidad, como acompañante realizando actividades en una relación interdisciplinaria con los psicólogos. Pero dejó porque le pareció que la rueda no tenía un final.

También supo trabajar en la curtiembre, propiedad de su familia, durante las vacaciones de verano. Y por el año 2000 realizó un curso de apicultura, oficio que lo  entusiasmó para tener algunas colmenas y empezar a vender la miel que producía.

Luego de salir de trabajar de la AFIP -a las 15- se dedicaba a las colmenas. Recuerda a los Carbone, que tenían colmenas y a los Di Catarina. “Nosotros teníamos dos barriles (se ríe) pero Juanete (Carbone) exportaba. Yo había hecho un curso de criadero de reinas y estaba bueno. Lo que pasa es que en aquel momento cada vez se descubrían alguna enfermedad que quedaba residual con la cosas que nosotros curábamos entonces bajaban el precio terriblemente. Pero con eso hice mi antiguo hogar antes de separarme”, recuerda.

Lea también:  Encuentro del programa "Jóvenes y memoria"

En el país gobernaba la convulsión del 2001. Todo estalla y en ese momento Juan Martín empieza a ser delegado de su oficina. Era la oficina jurídica. Arranca con el tema del Frenapo, una consulta que derivó en la Asignación Universal. Ya empezó a conectar con otros sindicalistas mercedinos como Miguel Verón. Llevaban adelante la consulta adentro de las oficinas y había una conducción de donde Juan Martín era delegado. En el gremio de la AEFIP estaba Omar Villalba como secretario.

Sin embargo, Juan Martín empieza a ver detectar lo que entendían eran anomalías. Preguntaba acerca de la existencia de balances y de libros de actas, por ejemplo. Entonces el gremio contrató un contador que iba a hacer los balances. “El tipo andaba dando vueltas. Y un día me encuentro con una carpeta con un montón de contratos de mutuo donde el sindicato se hacía responsable. Fue un momento duro porque nos metieron a todos en la misma bolsa. Y me dijeron que si yo no tenía nada que ‘hace lo que tengas que hacer. Ahí tenes la puerta grande. Si no te sacamos a patadas en el orto. Porque esto así no va’, confiesa que le dijeron desde la conducción local gremio.

  • ¿Cómo llegaste al puesto gremial donde estas hoy?
  • Se hace una lista única con la conducción que ya había. No se cumplieron algunas pautas que ya habíamos establecido. Había graves problemas económicos porque uno no tenía acceso a los números. Era todo muy cerrado. Se encontró un libro de actas con la firma de dos personas nada más. Entonces les dimos un tiempo para que se pongan al día o se pudre. No se pudieron al día y se pudrió. Vino una auditoría de la UBA y cuando se pudre todo yo era el secretario administrativo. La conducción nacional me dice que me haga cargo de la seccional. La auditoría estuvo un año. De lo que dictaminó la auditoría, el gremio reunió a todos los consejeros del país. Estas dos personas que estaban a cargo fueron expulsadas. Y nosotros asumimos.
  • ¿Hubo problemas con los expulsados?
  • En algún momento hicieron una solicitada en los diarios locales, que la historia la escriben los que ganan, que eso quiere decir que hay otra historia, que es de Lito Nebbia, que se lo robo a Tanguito.

Posteriormente y ya metido en la cuestión sindical fue llamado por “Wado” de Pedro para integrar la lista de concejales invitándolo al primer lanzamiento en el Club Comunicaciones. “Fue la única vez que mi mamá cantó la marcha peronista. No lo podía creer pero a ella la había entusiasmado todo eso. Falleció a los pocos días”, se lamenta. Le ofrecen la candidatura en el quinto puesto en la lista de concejales e ingresan cuatro. Cuando Pablo Perazzo se va asume Juan Martín en su lugar. A su vez,  renovó el  cargo de secretario gremial con la buena cantidad de votos en apoyo a su gestión.

Del 2011 al 2015 fue concejal por el Frente Mercedino para la Victoria. Durante su mandato realizó diversas denuncias sobre cómo se manejaba el municipio. Las más recordadas fueron la licitación de los semáforos, la contratación de una abuelita para cortar el pasto en los espacios públicos, y la de los fondos de la Fiesta del Salame.

  • ¿Cuándo empezaste a participar activamente en la política?
  • Desde chico. Yo tenía 12 años en el ´83 y me había enamorado de la figura de Alfonsín. Me acuerdo que mi abuelo era peluquero y pintaba con un pincel “Alfonsín”. Estuve afiliado al radicalismo un poco inducido por una persona ya fallecida, que era Mario Rivas. Yo participé mucho con la coordinadora (Moreau, Storani, más socialistas de izquierda). Después me fui desencantando de algunas cosas. Estaba en ese camino no por convicción sino más por un formato familiar. A Lucas (Fal) lo conocí. A Oscar Albini le dije cuando juró que se había olvidado de Raulo García, presidente de la Juventud Radical. Un tipo muy capaz, muy lindo sentarse a charlar con él, con los chicos de Torres, como Javier, con Oscar. Pero yo sentía que no estaba conforme y empieza a simpatizarme el peronismo. Y cómo voy a pasar de un lugar a otro, pensaba. Porque te ponen en el peronómetro. Y uno siempre trata de seguir una idea de buena leche. Me parece que la idea de que es lo mejor para todos, el bien común, y lo va buscando. Con el Punto Final y la Obediencia Debida ya me desencanto del todo. Tengo un tío desaparecido: Daniel Anto Cólex, el primer abogado desaparecido. Defendía presos políticos. La mamá era vicepresidenta de las Madres de Plaza de Mayo.
  • ¿Por qué la política?
  • Porque siempre pensé que es la herramienta para cambiar la realidad de todo el mundo, me parece. Es la herramienta más noble y más fuerte que uno tiene para cambiar lo que uno cree injusto y poder lograr la igualdad en un montón de cosas. Eso se hace solamente a través de la política. Que después la política se bastardee por distintas cuestiones es otra cosa. Pero entendida de buena leche o de buena intención es eso. Siempre me generó eso y militar siempre lo hice.
Lea también:  Desmitifican a la bacteria “mortal”: no hubo casos graves en Mercedes

 

Coyuntura política nacional

 

  • ¿Cómo ves la coyuntura nacional?
  • Creo que es un momento muy complicado donde hay que hacer una reflexión profunda y no perder la cordura. Y más de una vez uno piensa que lo quieren llevar al límite. Yo estuve en las plazas últimas. Y sentí una provocación de la policía. También vi al primer pibe que estaba rompiendo cosas. Y me pareció que hubo una situación bastante armada. Yo vi un policía llorando, llamando a su familia para decirle que estaba bien, o sea estaba haciendo lo mismo que yo. ¿A vos te parece que nos estemos enfrentando entre nosotros por todo esto que nos afecta a mi familia y a la tuya?. ‘Sí, loco, tenés razón’ me contesto.

Uno siente que se ha sembrado miedo y la gente, equivocada o no tenía esperanzas. Me sorprende que cuando fue el paro por la reforma previsional fue un paro medio a trasmano, un paro complicado, por la implementación por la noche y hubo gente que adhirió.

  • ¿Qué opinas del ajuste en el estado?
  • Ellos (Cambiemos) venden como ñoquis la gente que estaba. Hoy mismo en el INTI están despidiendo gente que tiene que certificar que es lo que viene adentro del envoltorio, en el SENASA han sacado gente de los controles, se está achicando el estado. Cuando vos ves que se esta despidiendo gente de distintos organismos donde están sufriendo una merma en sus funciones y eso no le permite cumplir con el rol que tienen que cumplir, hay achicamiento. Nadie justifica que un tipo que no labura cobre. Pero nadie justifica que un tipo que presta su fuerza laboral, por el único hecho de tener una ideología o de haberla tenido en algún momento, se lo deje sin trabajo. Han echado gente que entró en determinada época. La solución es la política, no la despolítica ni la destrucción de la política. Ni fogoneando el tema de la grieta. Necesitamos volver a encontrar puntos de encuentro. La discusión política se tiene que dar sin recagarnos a puteadas.
  • Con este gobierno ha aumentado la deuda externa…
  • Uno se pregunta hasta dónde va esto. Cuándo explota. Todo este endeudamiento que genera inflación, tarifazos de luz y gas, se está tomando deuda para solventar la pesada herencia. Dicen que antes se robaba plata y hoy tampoco la plata esta. Dónde está si hoy se roba la plata. Se están pidiendo cifras siderales y no te subsidian las tarifas, le pagan a los buitres calladitos porque iban a venir llenos de inversiones, la luz en Buenos Aires se corta más que antes. Yo quiero que alguien me explique qué efectos positivos genera en el pueblo esta deuda que se toma día a día….

La Provincia es hoy sonrisa y palos. No soy necio. Me toca viajar y veo obras. Pero nos mintieron con el cruce de Jáuregui que ya estaba. Y me da bronca porque no lo inauguramos nosotros. Y eso la gente lo ve y no le importa el palo. Después ves que un señor entra al PAMI y hoy no le dan lo que le daban y culpa a los ñoquis.

  • ¿Cómo ves Mercedes?
  • Todos me destacan lo bien que está Mercedes. Yo creo que se ha mejorado en muchas cosas. A la ciudad le faltaban inversiones en maquinarias, que creo que se hicieron. Se ordenaron muchas cosas. Obvio que falta mucho pero también hay que entender que la situación es compleja. La otra vez vino un candidato de Cambiemos de Chivilcoy, que me dijo que tengo que bajar ese cuadro (de Cristina Kirchner, que está en su despacho) y le dije que me gane las elecciones para eso.

 

 

Nuevo edificio

Juan Martín Andrés fue ratificado como secretario general de la seccional Mercedes  a través de las últimas elecciones. Fue bajo su primera gestión que la AEFIP inauguró el nuevo edificio, diseñado por la arquitecta Patricia Loré, ubicado al lado del diario El Oeste, sobre la 28, donde antiguamente estaba la casa vieja que albergaba al mismo gremio.

En medio de la turbulenta auditoría Andrés encontró “una factura fechada en marzo del 2010 y esto había pasado en noviembre del 2009. Todavía no habíamos vivido esa fecha donde decían que ya habían puesto todo ese frente (señalando al actual frente de gremio)”, recuerda hoy orgulloso de haber cumplido ese compromiso con los afiliados.

  Compartir:

1 comentario

Ustarroz a igual ke Selva.. cuando vas a cumplir tu promesa de aumentar los sueldos basicos de los empleados.. Municipales..( los funcionarios y concejales están bien arreglados los aumentos en demasia..).. no miren más para el costado como el Sindicato.. cumplan o hablan cuando necesitan votos.. cumplan ya..ya….<<

Deja un comentario

*