Derrapando recuerda a un orgullo argentino: Juan Manuel Fangio

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El 24 de Junio fue el cumpleños del quíntuple campeón del mundo, Juan Manuel Fangio, quien se floreó en el Turismo Carretera y la Mecánica Nacional antes de ser el mejor piloto internacional de todos los tiempos.

Texto: Alberto F. Hassan

Nació Juan Manuel Fangio, el Chueco de Balcarce, el 24 de Junio de 1911; el hombre que supo armar el perfecto engranaje entre piloto, mecánico, inteligencia y estrategia, con una conducta que mantuvo inalterable a través de toda su exitosa campaña de excepción, que puso a Argentina en lo más alto del automovilismo mundial, habiendo sido una producción de nuestro querido Turismo Carretera.

Su debut se produce el 27 de Marzo de 1938 a los 26 años de edad, en un circuito de Necochea donde llega séptimo; apareciendo en el TC en octubre de 1939 con su Chevrolet para disputar el Gran Premio de ese año, que le ve en la ubicación vigésima segunda. Gestión que supera ampliamente en el Gran Premio internacional del Norte 1940, cuando triunfa con su máquina armada en Balcarce, su patria chica, a la que siempre honró con sus actuaciones deportivas.

Juan Manuel Fangio, “El Chueco”, logra los títulos de campeón argentino 1940 y 41, iniciando pujas memorables con los Gálvez en formidables duelos que entusiasmaron a la gente como nadie, estableciendo la antinomia entre Ford-Chevrolet. Lástima que la Segunda Guerra Mundial corta una parte que pudo haber sido espectacular para la historia del Turismo Carretera.

El 13 de julio de 1947 aparece conduciendo un Auto Especial, lo que luego sería denominado como Fórmula 1, llegando quinto en Bell Ville–Córdoba-, dando continuidad a una serie de brillantes participaciones compartidas entre el TC y la Mecánica Nacional, mostrando que en cualquier terreno era netamente ganador, pensando ya en conquistar el ámbito internacional, mirando fijo hacia las pistas europeas, donde tras el trago amargo de la Caracas donde queda para siempre nuestro Daniel Urrutia, viaja Fangio para enfrentar a los más grandes, venciéndolos en 1949 con una serie memorable: los cinco halagos de San Remo, Pau, Perpignan, Monza y Albi que lo muestran presto para iniciar en 1950 su primer campeonato mundial de F-1.

►La Caracas-Buenos Aires

Juan Manuel Fangio se despide de Argentina corriendo el gran premio más extenso de la historia donde triunfan Juan- Roberto Gálvez, siendo segundo Fangio y tercero Oscar Gálvez recuperándose de problemas mecánicos. Al viajar a Europa El Chueco” deja tras de sí diez y ocho presentaciones en TC con siete triunfos, 6 victorias en la Mecánica Nacional, trece halagos sobre 34 presencias en Autos Especiales donde es cuatro veces subcampeón, en una campaña más que sobresaliente.

Lo producido entre 1950 y 1957 es archiconocido. Corre ciento siete pruebas en Fórmula 1 con y sin puntaje, ganando 46 -24 por el mundial-, en autos Sport se impone seis veces, con cinco títulos de campeón en épocas donde las competencias por año eran menos de la mitad de las realizadas en las décadas posteriores.

Fangio cerró su último logro con la hazaña de Nurburgring del 4 de Agosto de 1957, cuando venció a las Ferrari en la última vuelta. El 8 de julio de 1958 se retiró con toda la gloria, dejando tras de sí cuatro triunfos en Argentina y Francia, tres en Bélgica, Italia y Alemania, dos en Mónaco y Suiza y uno en España, Holanda e Inglaterra. Fuera de carrera siguió mostrando su señorío y educación, siendo ampliamente reconocido en todo el mundo como el más grande de la Fórmula 1 de todos los tiempos, sin computadoras, ni avances tecnológicos, solo con calidad conductiva y esa gran inteligencia para correr en autos, aplicada también a su vida cotidiana, esa que dejó el 17 de Julio de 1955 a los 84 años.

Autor: Paloma Rocío Guevara

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*