Juan Emilio López: “No me considero músico”

  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares

Una nueva banda de rock “alternativo y prismático” surge de la transición entre Atrapados en Libertad y Lazo Nocturno • Tienen una fecha en Mar del Plata, junto a “Nuestra Raza” (ex Callejeros) y estarán tocando en el próximo Rock en el Galpón de La Trocha.

Ambivalencia tocará este domingo 19 de agosto a las 21.30 horas, en el Abbey Road-Concert Bar  de Mar del Plata (Juan B. Justo 620) junto con “Nuestra Raza”, formada por algunos de los músicos que integraban Callejeros. La banda formada por Gastón “El Mago” Moreyra en voz y viola; “El Bocha” Nicolás López en la batería; Iván Alvarado en primera viola y Juan “Lapa” López en bajo, se presentará bajo un nuevo formato con canciones nuevas como “Luz”, “El Gigante Moderno” y “Laberintos”, desde otro “Prisma”, un nuevo punto de vista de estos músicos que ya pasaron por varios procesos. Otra de las fechas que tienen por delante es el 1° de septiembre en Rock en el Galpón.

  • ¿Cómo contactaron la fecha en Mar del Plata?
  • Nos invitaron para tocar en Mar del Plata. Cuando hicimos “Savia Rebelde”, el primer disco de Atrapados, grabamos con uno de los chicos de Callejeros, que estaba en Casi Justicia Social, la banda que se armó después. Era el percusionista, que no está en esta nueva formación. Pero la verdad es que nos cayó del cielo. Y tenemos que ir como sea.
  • ¿Cómo surge este nuevo proyecto?
  • Yo me había tomado una pausa después de la última fecha de Atrapados en La Trocha. Dejé ahí, pero no vendí nada. Por suerte, no cometí ese error. Es más, me empecé a comprar más cosas. Después de un tiempo, “El Mago” (Gastón Moreyra) me empezó a perseguir con algo distinto. Conseguimos un batero, que era Fran Casal, y ahí nace Ambivalencia, por el deseo de querer hacer algo distinto de lo que veníamos haciendo con Atrapados. ¿Viste esos días que te levantas con el pie izquierdo? Bueno, Ambivalencia nació así, pero no teníamos pie derecho: el primer ensayo se nos cortó la luz. Al poco tiempo, el batero se quebró y suspendimos dos fechas por ese motivo. Después de arrancar, Fran (Casal) quiso abrirse con un proyecto personal. Entonces empezamos a buscar bateros por todos lados hasta que cayó Nico (López) para formar ese triángulo en el que estuvimos siempre. Con ellos dos estamos tocando desde los 15 años. Nos conocemos de toda la vida. Sabemos cómo toca uno y cómo toca el otro. Nos entendemos en ese sentido. Pero necesitábamos otra viola y encontramos a Iván Alvarado, el hijo del “Moco”, que está en primera guitarra.
  • Tienen grabado un material que se llama “Prisma”.
  • Los grabamos en lo de Marquitos Porcar (Equilibrio Producciones). Nos juntamos en dos o tres días y salió. Es algo que tenemos para mostrar. Y ahora estamos organizándonos para hacer un par de temas más para tener algo más formado y ajustado.
  • ¿Ambivalencia hace algún reversión de algún tema de Atrapados?
  • No. Aunque siempre en este pueblo-ciudad te recuerden, por lo menos en el ámbito de los músicos, como tal persona relacionada con tal banda. Lapa, de Atrapados en Libertad o Wanito, de La Isla. Es como que por más que tengas 20 bandas después y ya seas re groso con tal banda, siempre te van a relacionar con la banda que fuiste más popular. Nosotros queremos cortar de cuajo con esa relación. Y eso que la base original de Atrapados está en Ambivalencia. Pero es un ciclo que ya se cerró.
  • ¿Cuándo arrancaste con la música?
  • Era pendejo. Tenía 14 o 15 años. Plena adolescencia. Me pintó tocar el bajo.
  • ¿Por qué el bajo?
  • Porque…mirá mi mano (me muestra las dos manos). ¿Tengo mano de guitarrista? No. Dedos muy gordos. Aunque algo toco la guitarra, acordes y eso. Pero me cuesta la cejilla, se me complica. El bajo es más cómodo. Soy más yo. Me lo compraron mis viejos y empecé con un Cramer negro sacado en cuotas en Mar And´s, cuando el negocio estaba en la 43. Después fui juntando plata de a poco y lo cambié. Después llegó Reina Miseria, cuando el Mago se abre del primer Atrapados, y metíamos fechas en todos lados donde había movida punk. Estaba Emiliano Lara en la guitarra y la voz, Nico López en batería, y yo en bajo. Después de Reina Miseria, me pintó el raye y vendí todo. Hasta que me volví a comprar un bajo Cort activo y un Vintage.
  • ¿Qué significa la música para vos?
  • Primero quiero aclarar que yo no soy músico. No me considero músico. Soy un bajista. El músico tiene otro nivel. Tiene academia. Yo toco el bajo a mi manera, como siento.

 

Vida Privada: Lapa anticlasico

Nació el 26 de septiembre de 1989 en Mercedes. Hijo del entrerriano José Miguel López y de Adriana Noemí Schenone, “Lapa” (desconoce la causa del seudónimo) es el segundo de tres hermanos: Nicolás es un año y medio mayor y deportista, y Delfina, una hermana 15 años menor.

Era un chico introvertido que solía escuchar cumbia, por influencia de su padre. No recuerda específicamente qué banda. “O capaz que no me quiero acordar”, confiesa.

Fue a Parroquial, “por una cuestión de comodidad geográfica”. Repitió dos veces y fue a la Media. “No era un tipo conflictivo. Me pedían que me quede. Pero no me gustaba estudiar. Me llevaba muchas materias. Me embolaba mucho”, confiesa y agrega: “la Escuela Media fue lo mejor que viví en la adolescencia. A nivel humano aprendés un montón de cosas que no ves en la privada. Ves la necesidad. Pibes que no desayunaban o no cenaban porque salían de la fábrica. Gente laburante que hacían el esfuerzo de poder tener el título secundario. Eso te abre la cabeza. Te enseña a valorar cosas que vos das por hechas. Y sentí que te quejas por pelotudeces y no valoras lo que tenes. Ahí entendí el sacrificio que hacían mis viejos para pagarme la escuela”.

Durante la adolescencia, empezó a escuchar rock y a querer tocar el bajo. Pero tenía un fuerte rechazo por las bandas clásicas. “Hoy el Mago me pasa temas clásicos y le digo que no. Déjame de joder”, cuenta. De lo nacional, huye de la “depresión spinetteana” y le gustan muchas bandas que antes descartaba pero después le fueron dejando algo, como Soda Stereo o Miranda, “aunque siempre me tiraba más a Los Redondos, La Renga, pero no me caso con ninguna”, confiesa.

Egresó en la Media en el año 2010. “Hoy me doy cuenta de que el secundario no te sirve para nada. Aprendo más de la vida y de las personas. Sobre todo si escuchas a la gente. Una de esas personas de las que aprendí es mi viejo. El tipo llegó a Mercedes con nada y hoy en día es tipo que tiene su laburo. Tiene casi 60 años y está mejor que nosotros”, revela.

Luego de egresado, empezó a trabajar en la 29 y 2 en un locutorio. Y a hacer cursos de programación web en Capital. Luego fue a trabajar como sonidista en Tres Eme (lo que ahora es Umbral). Y ahora trabaja en una empresa de seguridad informática.

  • ¿Quisiste estudiar alguna carrera?
  • Me hubiera gustado estudiar diseño gráfico.
  Compartir:

Autor: Redacción

  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares

Deja un comentario

*