Guilford ingresó al plan productivo: trabajadores despedidos pero con sueldo

  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares

Al ser aprobado, desde la firma se debió cesantear a los empleados y el “fondo de despido” se ve incrementado a 9.500 pesos por un plazo de seis meses • La medida tiende a favorecer que sean tomados por otras empresas ya que el sueldo a pagar quedaría subsidiado.

Tras varias idas y venidas, y semanas de incertidumbre, el pasado lunes la empresa Guilford ingresó al Programa nacional de Transformación Productiva y restaba solo la rúbrica del ministro de Trabajo Jorge Triaca.

Este programa otorga a cada trabajador un mínimo de  9.500 pesos por un plazo no menor a seis meses, más las  asignaciones familiares que les correspondan y seguirán  manteniendo la misma obra social. Sin embargo, la empresa se desvincula totalmente de ellos mediante telegrama de despidos que deben estar llegando por estos días a los mismos, y se debe cumplimentar una documentación para tener acceso a esta remuneración. La medida generó malestar entre algunos trabajadores dado que el beneficio es solo para aquellos que no han podido integrarse laboralmente a otras empresas – ya sea por corto periodo de tiempo – con lo cual al menos seis personas quedarían fuera de este beneficio.

El ingreso al programa fue celebrado por el referente del Ministerio de Trabajo Delegación Mercedes, Jorge Retegui, quien expresó: “Luego de varios viajes,  gestiones ante diferentes autoridades, reuniones en diferentes Ministerios e intentos fallidos, el lunes se concretó la ansiada reunión convocada por el director nacional de Política Laborales Manuel Mera en el  Ministerio de Trabajo de la Nación, para firmar el ingreso al Programa nacional de Transformación Productiva la empresa Guilford SA”. Además, detalló que del encuentro también participaron: en representación de los trabajadores de AOT  Alejandro Falabella y por SETIA Cristian Fortina. También  participó por el Ministerio de la Producción de la Provincia de Buenos Aires, Sabrina Solnicki y el propio Retegui.

Vale destacar que luego de las aclaraciones para su implementación y beneficios; los gremios  le solicitaban a la empresa Guilford SA un compromiso para que se haga cargo de la deuda que mantiene con  los trabajadores sin que tuvieran respuesta positiva.

Una vez  firmado el ingreso al programa, en forma inmediata, se elevó a Ministro de Trabajo Jorge Triaca para su firma.

Según indicó el delegado local del Ministerio de Trabajo, el primer cobro para los beneficiarios “seria para los primeros días de julio si todo sale bien”.

“Fue una tarea muy ardua y con mucha ansiedad por la difícil situación que aun hoy atraviesan los trabajadores y sus familias. Desde el primer momento por lo que se trabajó con los diferentes Ministerios y autoridades  era conseguir  un beneficio directo a los trabajadores para que les llegara la mayor suma de dinero posible. Esto se logró  gracias a todos los que de una u otra manera participaron para que se obtuviera este beneficio”, resaltó Retegui.

Lea también:  Bomberos en alerta

 

Pasos a seguir

De acuerdo a lo que pudo conocerse, la empresa debe enviar los telegramas de despido a los trabajadores. Tras ello se produciría la rúbrica del ingreso de parte del Ministerio de Trabajo para luego ser enviado el expediente a Anses. Desde la entidad se convocará a todos los trabajadores que están en condiciones de ser beneficiarios.

Vale destacar que el despido de los trabajadores por parte de Guilford y su comunicación al Ministerio de Trabajo es condición sine qua non para cumplimentar la tramitación del subsidio.

La expectativa de ingreso laboral de este grupo de trabajadores – por lo pronto – es la reapertura de la textil de la mano de la empresa Nicotex que continúa realizando gestiones para ellos.

El programa implica, además, que si son tomados por una firma, este monto lo continuarán cobrando por parte del Estado y la empresa que los contrate deberá abonar la diferencia al salario que le corresponda.

 

¿Y la deuda?

En cuanto a lo que refiere a los salarios adeudados por parte de Guilford y la indemnización que correspondiera, por lo pronto desde la firma no hay intenciones de abonarlo en tanto que la empresa toda está ingresando a un concurso de acreedores por quiebra.

Sobre ello, el delegado local del Ministerio de Trabajo, Jorge Retegui aseguró que “la empresa Nicotex en su momento se comprometió  a hacerse cargo de los meses adeudados por Guilford. Eso sería a partir del ingreso de los trabajadores a la firma y se deberá discutir fuertemente de qué manera esos trabajadores reciben lo que les corresponde. El ingreso de los trabajadores, con este subsidio implica un alivio muy importante para la empresa con lo cual parte de ese dinero que la empresa se ahorra de abonar debería ir a un fondo para que se distribuya entre los trabajadores para que puedan cobrar su deuda. La realidad es que a Guilford, con la situación que se está dando dudo que se la puedan cobrar porque ya sabemos lo que sucede en los procesos de quiebra. Ojalá se pueda dar de esta manera, y en pos de ello se van a dar las futuras conversaciones”.

Por otro lado, en cuanto a la situación de la empresa Nicotex para reactivar la planta, se indicó que ya se estaría por conectar el gas y se están continuando las gestiones en lo que respecta a la energía eléctrica. “Por lo que venimos conversando con el máximo accionista, el señor Acosta, entendemos que ya estarían próximos a comenzar a trabajar. El tema es que Nicotex no se quiere hacer cargo de la deuda que dejó Guilford con el gas y electricidad. La parte de gas estaba solucionada, y parecía que iba bien encaminado la cuestión de la energía eléctrica. No sé fecha, pero creo que lo que se dio seguramente acelerará los tiempos”, concluyó Retegui.

Lea también:  El municipio adquirió dos hidro elevadores

 

Más dudas que certezas

Uno de los trabajadores de Guilford, Emiliano Almirón, se refirió a la situación actual. Según comentó pudo ponerse al tanto de la actualidad del convenio, aunque afortunadamente consiguió trabajo y no logró estar en contacto como antes con sus compañeros.

Sobre el programa, señaló que en su caso no estaría incluido ya que el trabajo que logró en una fábrica local es en blanco. “Participé de la asamblea que se realizó en el gremio y nos manifestaron que el plan se está por acordar. Lo van a recibir los que no estén en blanco, en mi caso no voy a recibir y hay otros seis compañeros en una situación similar”, contó.

Respecto de los telegramas de despido, señaló que aún no fue recibido aunque tomó conocimiento que se efectuó un relevamiento de las direcciones actualizadas de todos los trabajadores de la textil con lo que se espera la llegada. Sin embargo, se manifestó preocupado por la situación ya que “no sabemos qué va a decir el telegrama en cuanto a los motivos, y no sé si afectará o no a los trabajadores a futuro en cuanto a realizar una demanda o futuros trabajos”.

En cuanto a la deuda, indicó que también tiene “más dudas que certezas”. “Si bien se habla de que Nicotex se haría cargo, que el dinero que se ahorraría si contrata a los trabajadores iría a un fondo común tampoco sabemos si ello incluye a los que, como en mi caso, tenemos otro empleo actualmente”.

“Esperaba más de esta situación. Creo que espera respuestas y me llevo más dudas que nadie respondió. Pero para lucharla se necesita unidad, cosa que no veo que haya. Pero está bien, cada uno hace lo mejor que puede y hay que entender la cuestión particular de cada uno”, resaltó.

Finalmente, indicó que no sabía qué ocurriría con la situación al menos en su caso particular. “Yo espero lo mejor, aunque realmente estoy decepcionado porque siento que todo fue en beneficio de Guilford y también de Nicotex. ¿Y los trabajadores que tuvieron que poner la espalda? Por lo pronto no sé qué va a pasar, si iniciaré juicio o no porque por más que se gane la empresa no va a pagar nada con esto de la quiebra. Tampoco sé si me llaman de Nicotex si aceptaría volver a la textil o no. Por lo pronto estoy tranquilo porque estoy trabajando, sé que mis compañeros si no están trabajando tienen alguna changuita o ingresarían a este plan, y esperaré a ver qué sucede para poder tomar una determinación”, concluyó.

  Compartir:

Deja un comentario

*