El gobierno dispuso un aumento por decreto y un acuerdo parece lejano

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Esta semana desde la AJB se dispuso una contundente medida de fuerza de tres jornadas: miércoles, jueves y viernes • El gobierno retrucó con un aumento del 6% por decreto y los ánimos se crisparon • Habrá nueva asamblea donde se podrían endurecer las medidas aún más.

El conflicto de los judiciales bonaerenses se comenzó a tensar. La semana anterior, la organización sindical que nuclea a los trabajadores judiciales en asambleas había dispuesto realizar una medida de fuerza por 48 horas.

Durante esos dos días de paro cientos de judiciales se manifestaron en la Corte y en el Ministerio de Justicia para exigirle a María Eugenia Vidal una oferta salarial digna, que permita poner fin al largo conflicto que vienen sosteniendo desde hace meses con el gobierno provincial.

En la sede del Ministerio de Justicia, y luego de recorrer los pasillos de la Corte, Pablo Abramovich, Secretario General de la AJB,  señaló: “Seguimos en la calle tras casi seis meses de conflicto y treinta y dos días de paro en defensa de nuestros derechos. Miles de compañeros y compañeras rechazaron de forma contundente la última propuesta miserable que nos hizo el gobierno y por eso estamos nuevamente acá”.

Para finalizar, señaló que “si el lunes no hay una propuesta salarial a la altura de nuestro reclamo y una solución para los auxiliares terceros, vamos a seguir protagonizando jornadas de paro y movilización y haremos todo lo necesario hasta que tengamos en la mesa la oferta que nos merecemos”.

A principio de la semana se realizaron asambleas en las 19 Departamentales judiciales ante la última reunión paritaria que se dio con el gobierno provincial. Pero se realizó una propuesta salarial inferior a la anterior y se dispuso una medida de fuerza por 72 horas que inició el miércoles y concluyó el viernes.

“En respuesta a la falta de voluntad del gobierno provincial de solucionar el conflicto, los judiciales decidieron mayoritariamente en asambleas incrementar las medidas de fuerza. Es inaceptable que por segunda vez a lo largo de esta negociación, los representantes del ejecutivo realicen una oferta salarial inferior a la anterior”, expresó Pablo Abramovich, secretario general de la AJB. “Nos enfrentamos a un gobierno que además de reducir los salarios estatales intenta  disciplinar a los sindicatos que no claudicamos en la defensa de nuestros derechos”, agregó.

En la reunión informal que mantuvieron, el gobierno realizó una oferta salarial que contempla porcentajes similares a la realizada en la reunión anterior, con dos diferencias: por un lado, elimina el incremento adicional del 1% otorgado al nivel más bajo del escalafón –nivel 8-, y por otro, traslada el incremento del 1,5 % a la Bonificación Especial y Compensación Funcional -originalmente previsto a partir de diciembre de 2016- a diciembre de 2017. Esto implica que esta nueva oferta sea inferior a la oferta anterior. Según explicaron, la oferta es del orden del 21,5%,.

 

Más conflicto

Hasta ahora el sector obtuvo una mejora salarial del orden del 10% sobre los salarios del 2016, otorgado en mayo. Pero el jueves, los judiciales tomaron conocimiento “a través de trascendidos que el Ejecutivo provincial había enviado a la Suprema Corte y a la Procuración General el instructivo para la liquidación de un nuevo pago a cuenta del aumento a acordarse en paritarias. Dicho adelanto equivale a un 6% a pagarse con los haberes del mes de agosto, calculado sobre el salario  de diciembre de 2016”.

La información fue confirmada por la Suprema Corte el viernes.

“Este nuevo pago a cuenta constituye una nueva decisión unilateral del gobierno de María Eugenia Vidal, que pone de manifiesto su negativa a discutir seriamente con los legítimos representantes de los trabajadores y las trabajadoras judiciales”, sentenciaron mediante un comunicado los judiciales y remarcaron: “El adelanto del 10% liquidado en mayo no logró hacer decaer la voluntad de lucha del gremio judicial, y tampoco esta vez cumplirá ese objetivo. Desde la AJB reafirmamos nuestra voluntad de diálogo y exigimos al Ejecutivo la reanudación de las negociaciones paritarias para poner fin a este conflicto”.

 

Tensión

Esta semana la asamblea realizada en el hall del palacio de tribunales fue muy concurrida. Y si bien existen sectores que reclaman una línea más negociadora y menos dura, la mayoría de los presentes acompañaron la idea que el único camino es el paro. Y fue así como durante los últimos tres días hábiles de esta semana en los palacios de tribunales se sintió con dureza la medida de fuerza. Y en otros departamentos se colocó afuera de los inmuebles un cartel que rezaba “PARO TOTAL”.

El secretario gremial de la AJB Mercedes y dirigente provincial, Alberto Igoldi señaló: “lamentablemente una vez más el gobierno provincial nos ha impuesto un aumento por decreto del 6% a partir del primero de agosto por lo que la próxima semana se estará percibiendo. Vamos a hacer asamblea entre lunes y martes si no surge otra novedad.”

“Estamos peor que antes porque el gobierno provincial en vez de dialogar nos impone. Eso va contra toda lógica de una paritaria salarial normal y esperamos que el gobierno cambie de parecer y que la semana que viene podamos dialogar y concluir la paritaria como corresponde”, concluyó.

En tanto, Miguel Verón quien es vocal y congresista de la AJB Provincia realizó un balance de lo ocurrido a la fecha: “Hace seis meses que estamos en conflicto, con idas y venidas, y varios impasses. Siempre nos postergaron y siempre nos llevaron propuestas exiguas y nunca para la satisfacción de nuestra demanda. Al principio los compañeros no acompañaban tanto las medidas pero en los últimos encuentros fueron contundentes. Las movilizaciones fueron in crescendo porque tenemos una pérdida salarial del 10% y el gobierno sigue sin contemplar un aumento en referencia a la pérdida que tuvimos en 2016, y con el agravante de que los compañeros de categoría más baja están por debajo de la línea de pobreza. No estamos dispuestos a perder, y aspiramos a lograr como mínimo el porcentaje equivalente a la inflación”.

“El gobierno sigue inflexible y no entendemos cómo a los docentes y a los médicos le pudieron ofrecer un porcentaje mayor al que nos ofrecen a nosotros; queremos saber cuál es la razón porque todos somos trabajadores y tenemos gastos de alquiler, servicios y demás. Estamos complicados”, remarcó.

En lo que va del año, los judiciales suman más de 20 días de paro, 5 de los cuales fueron las últimas dos semanas.

  Compartir:

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*