“Fito” Borda: “más allá de no tener vista se puede hacer muchas cosas”

  • 81
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    81
    Shares

Un gran atleta de nuestra ciudad que supo superar la adversidad tras perder la visión, nos cuenta sobre su vida, su amplio recorrido y sobre todo nos trasmite su pasión: correr.

Muchas veces la vida nos plantea dificultades que son como una piedra en nuestro camino que no podemos esquivar, hay quienes tropiezan se caen y no pueden levantarse, y otros que luego de la caída saben muy bien cómo salir adelante fortalecidos. Adolfo Alberto Borda, o “Fito”, sobrenombre que le pusieron los chicos del barrio cuando llegó a Mercedes. “Vamos a buscar un diminutivo a Adolfo que es muy largo, decían mis amigos y ahí nació”, tiene una hija, Melisa Borda, que está en pareja con Sebastián Giovanetone, y dos nietos: Dante (roquero y baterista) y Manuel (Le gusta el bombo y boleadora).

El atleta mercedino, nos cuenta que desde muy pequeño se inició en el deporte en la escuela primaria, con el “Lechón” Iribarne. “Corrí hasta los 20 años, después agarré una bicicleta hasta los 40, cuando me pasó el tema de la visión, que tuve que dejar y después en el 2000 perdí la vista y quedé ciego finalmente en el 2001.Estuve dos o tres años sin hacer nada, hasta que un día mi hija me llamo la atención, porque no me veía como ella me quería“, sostuvo Borda y añadió que cuando llegó a pesar 120 kilos la hija le dijo:  “vos no sos mi papá, mi papá era el de antes.  Entonces le prometí que iba a serlo. Estuve caminando un año y medio con mi amigo, Jorge “Lolo” Suarez. Empecé el gimnasio hasta que recuperé más o menos mi peso”.

Fito en la competencia en la ciudad de Chivilcoy

“En mi vuelta, la primera vez que volvía a correr, me acompañó “Chuplatea” Limonta. Quien había prometido que no había acorrer más, en este caso decidió acompañarme. Corrí un cruce ciudad de Mercedes” sostiene Fito, que aclara enérgicamente que ahí empezó a “tomar el gusto nuevamente al deporte y no dejarlo nunca más” comentó el atleta mercedino.

  • ¿Qué es para vos correr?

Correr es parte de mi vida, sin el deporte no puedo vivir. Dos días que no vaya al gimnasio y ya me parece un eternidad. Cuando corro siento placer, sufro, pero es lo que me gusta. Me gusta llegar cansado y poderme recuperar a los 10 metros. Me levanto a la hora que sea para ir a correr.

  • ¿Qué significó la vuelta luego de perder la vista?

La primera carrera significó volverme a encontrar con la persona que siempre había sido, porque desde el año 71 que empecé a realizar atletismo, tuve la suerte de correr unos  de los primeros cruces ciudad de Merecdes con 11 años. Volver a empezar fue una satisfacción muy grande, más allá que esa carrera fue un sufrimiento terrible, porque después de haber bajado los kilos que bajé no tenía masa muscular y lo sufrí un montón, pero bueno, fue el volver a nacer, volver  a empezar, volver  a pensar que uno está vivo, que más allá de no tener vista, se puede hacer muchas cosas.

Los lazarillos y grata compañía…

“Siempre tengo un acompañante, después de mi primer carrera, el que me acompañaba era Claudio Bustos, del gimnasio Cyta, normalmente voy a ahí a entrenarme. Después me acompaño un señor de 73 años que hoy sigue corriendo, Roberto Amado. También Daniel Viale y Marcelo Zarate. Asimismo Maxi Giménez, quien me acompañó en la competencia de San Silvestre. Carrera que se larga el 9 de Julio en el domingo 31 a las 08:00 de la mañana.

Recibiendo la premiación junto a su lazarillo Marcelo Zarate

Después está la que siempre vamos que se hace en Chivilcoy para Reyes, se corre un día antes, son 7 km, la inscripción es un regalo. Cuando es a beneficio siempre estoy, la gente también a mí me ha ayudado mucho. Se lo que significa estar presente en esas carreras.

  • ¿Qué te dice la gente en las competencias?

Es un poco de la fuerza de la vitamina de lo que te da el placer de correr, ellos me lo demuestran con aplausos, con gritos, con saludos. Normalmente cuando vamos a las carreras, nos ha pasado que vienen los medios periodísticos a preguntarnos de ¿dónde somos, porque corrernos? Uno trata de explicarle que la ceguera es una forma de vida para mí. Yo soy un agradecido a la vida y a dios, de haber quedado ciego, porque podría haber sido una enfermedad terminal y hoy a lo mejor no estaríamos haciendo este reportaje. Entonces más allá de haber quedado ciego, soy un agradecido. Hago una vida totalmente normal. Vivo solo, hace un año y meses que falleció mi mamá. Solamente viene un apersona una vez por semana a realizar una limpieza general de la casa, después me arreglo yo.

  • ¿Qué le recomendarías a una persona que pase por una situación similar?

Es cuestión de adaptarse, yo gracias dios, a mi familia, a mis amigos, no tuve la posibilidad de ir a un psicólogo, la ayuda de ellos me dio una gran mano, al igual que el deporte. Normalmente cuando nos pasa algo nos preguntamos ¿porque me pasó a mí? y en realidad hay que preguntarnos quien soy yo para que no me sucedan cosas. Esto lo aprendí en la iglesia, ya que también al principio le echaba la culpa a todo el mundo. Y de repente un día me di cuenta que era uno más del rebaño. Ahí me di cuenta que esto era así que el resto de la vida, iba a tener que vivir con esta ceguera. Entonces me hice amigo de la oscuridad. Es preferible que me haga amigo y no haciéndome problemas por esto.

En el programa de Radio en OZ1 FM, la 99.3, los jueves a las 20 hs, que realizo junto a mi amigo Marcelo, bajo el nombre: Familia Ranning, estamos invitando todos los días a la gente que salga a correr, que salga a practicar deportes, el que sea. Es muy importante que realicen deportes.

Su sponsor y las grandes posibilidades…

Empecé  acorrer con Marcelo hace un año atrás, a quién le propongo que sea mi lazarillo. Él me dijo de buscar un sponsor. Y realmente mi situación económica no me da para pagar todos los gastos, cobró la jubilación mínima. Entonces Marcelo se acercó al AEFIP Seccional Mercedes, y habló con el Secretario General Juan Martín Andrés.

Hace más de un año que AEFIP es mi sponsor, a quienes les estoy realmente agradecido, ya que gracias a ellos pude correr fiestas Mayas este año, donde salí tercero en mi categoría. Debo ser el segundo Mercedino que sube al podio. La primera fue “Chupaleta” Limonta. También tuve la oportunidad de correr New Balance, siempre estoy agradecido en cada carrera a la gente de AEFIP.

  • ¿Cuál es la carrera que más recordás?

La primera de mi vida, en Lomas de Zamora, un 20 de junio de 1972, tenía 11 años.  Y después de esa fue una que corrí por equivocación también ese año, ya que yo saltaba en alto, y un compañero no quiso saltar en su categoría y saltó en la mía y me ganó el trofeo, ahí fue donde “Chupaleta” me dijo corré 500 metros que vas a ganar. Yo no quería, pero después de tanto insistirme los corrí, hice la estrategia que me recomendó Limonta, quién me estaba esperando los últimos 200 metros y me dijo dale ahora a morir. Tuve la oportunidad de ganar esa carrera y de ahí en más nunca dejé de hacer carreras de fondo.

Junto Juan Martín Andrés el Secretario General de AEFIP Mercedes, su sponsor

Sobre Limonta: “uno de los representantes más importantes del atletismo local y nacional”

Para mi “Chupaleta” Limonta era mi hermano. Y volver a correr después de la ceguera con él, fue muy especial, porque después de tanto tiempo volvernos a encontrar fue un placer terrible, por haber empezado y por haberla corrido con uno de los representantes más importantes del atletismo local y nacional.

  Compartir:

Autor: Mariano Oyarzu

  • 81
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    81
    Shares

Deja un comentario

*