Filman ‘Gran Hermano’ en el HCD ¡Y la audiencia se duerme en masa!

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La transmisión ‘piloto’ desde la última sesión, que se inició con un pico de rating de seis puntos con todo Mercedes prendido a la pantalla, desembocó en una somnolencia masiva.

Lo que los cráneos creativos de la TV internacional anunciaban como el éxito de la década -bien un hondo drama que llegaría al corazón de todos, bien un paso de comedia digno de la pluma de Casciari al estilo ‘Más respeto que soy tu madre’- finalmente terminó en un fracaso rotundo: la transmisión ‘piloto’ de Gran Hermano desde la última sesión del Honorable Concejo Deliberante, que se inició con un pico de rating de seis puntos (es decir, todo Mercedes prendido a la pantalla a través de las dos señales locales), desembocó en una somnolencia masiva, pesada, casi letal, a tal punto que la jornada laboral del martes, en todos los ámbitos (administración pública, Tribunales, comercios, fábricas, empresas), marcó un récord de ausentismo.

La transmisión en vivo de Gran Hermano desde el HCD dejó a toda la audiencia roncando.
La transmisión en vivo de Gran Hermano desde el HCD dejó a toda la audiencia roncando.

Los productores tenían todo planificado al detalle: el intendente dándoles órdenes por ‘cucaracha’ al presidente del HCD y los ediles de su bloque; la audiencia en llamas con los antológicos cruces de Mazzocchi y el ‘Vasco’ Andrés; la risa general por los despistes inocentes de Cestari; las chicanas divertidas entre Sabrina y Juani Ustarroz; la tensión del bloque oficialista ante cada votación por la rebeldía de Navarro…

Estaba urdido cada paso de la trama, cada cuadro, e inclusive proyectaban escenas subidas de tono a medida que el Gran Hermano Deliberante –tal el título del programa- profundizara en las distintas líneas de su argumento. ‘Un boom’, decían.

Y el ‘minuto a minuto’, como ya fue explicado, los acompañó en el inicio, con ese pico de seis puntos, la multitud mercedina a la espera de una sesión para el recuerdo, como aquellas del estacionamiento medido, las inundaciones y la marcha de galgueros.

Sin embargo, cuando la secretaria del HCD comenzó a dar lectura a los proyectos, la teleplatea fue en un declive paulatino e inevitable, y a la hora en que los bloques votaban por unanimidad la colocación del foquito número 63, el cambio del poste de luz número 34 y el arreglo del bache número 29, el rating marcaba 0.0. Y roncaba.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*