Extraordinario suceso en cortejo fúnebre

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Se detuvo en pleno centro el traslado al cementerio local de una vecina porque se escuchó un sonido presuntamente proveniente del féretro donde estaba • En el Dubarry se constató que estaba fallecida y se prosiguió con la inhumación.

Una situación extraordinaria se vivió en la mañana del jueves en la ciudad. En medio de la tormenta, y en pleno centro, un cortejo fúnebre cesó su traslado al cementerio local de una vecina porque se escuchó un sonido presuntamente proveniente del féretro donde estaba la difunta.

El hecho ocurrió en calles 24 y 29, luego de que el cortejo saliera del sepelio en Basílica Catedral. Quien escuchó el sonido fue el chofer de la empresa funeraria. Tras dialogar con la familia sobre lo que aconteció, y ante el pensamiento latente de todos los presentes de que pudiera estar en vida, se concurrió al nosocomio local. Allí el médico de guardia certificó que la mujer se encontraba sin vida, y con señales de data de muerte que se correspondían con el horario del deceso. Por el contrario a lo que se difundió en la comunidad, no hubo ningún tipo de maniobra de resucitación sino que se llevó adelante el protocolo correspondiente para certificar si se encontraba realmente con vida. El médico de guardia salió hasta la calle 12, donde paró el vehículo que transportaba el féretro y constató que la mujer llevaba al menos 24 horas sin vida.

De hecho, el doctor Cursi mantuvo diálogo con los medios locales consultado sobre el suceso que estaba conmocionando a la ciudad. “Llamaron por lo que consideramos ha sido una apreciación de la familia. Salí con un móvil, con un equipo del hospital, pero ya habían ido hacia el nosocomio. Llegamos nuevamente al lugar y constatamos en el propio coche fúnebre, en la calle, que la paciente estaba desde hacía más de 24 horas sin vida”, explicó y añadió: “entiendo que ha sido una apreciación pero lo concreto es que el cuerpo estaba sin vida hacía tiempo”.

Sin duda una situación dolorosa se sumó a la familia involucrada porque además rápidamente tomó estado público y la viralización por las redes sociales y grupos de whatss app, siendo una cuestión sumamente fuera de lo común para todos. Ello sumado a las diferentes versiones que tomaron trascendencia incluso a nivel nacional en noticieros de televisión y portales web.

Con mucha irresponsabilidad se realizaron fábulas sobre lo ocurrido, llevando aún más dolor a la familia que tras lo ocurrido logró concluir la inhumación de los restos de la mujer.

 

Comunicado

Tal fue la situación del jueves, que ante los insistentes llamados a la Cochería Silva –responsable del servicio – que desde la firma local se debió emitir un comunicado para llevar tranquilidad a la población, aclarar lo ocurrido y solicitando sobre todo cautela en las expresiones en torno a lo sucedido por respeto a la familia afectada.

“Ante versiones erróneas y videos y/o comentarios viralizados informamos: que en el día de la fecha –por el jueves – al salir de Basílica Catedral con un servicio de sepelio, ante comentario del chófer del coche fúnebre que aduce haber escuchado ruidos proveniente del ataúd, resolvimos juntamente con los familiares de la extinta concurrir a la guardia del Hospital Blas L Dubarry para constatar el real fallecimiento de la misma”, expresaron en el comunicado y agregaron que “corroborado el fallecimiento por el profesional de guardia correspondiente se procedió a al traslado de sus restos para su inhumación”.

“Dejando aclarado los hechos como efectivamente ocurrieron los hechos, lamentando el penoso momento por el que ha pasado su familia solo nos queda pedir cautela y respeto con respecto a versiones sin ningún tipo de veracidad”, concluyeron.

Posteriormente, extraoficialmente se conoció que los restos de la vecina iban a ser inhumados en el crematorio local por lo que el tipo de féretro que se utiliza para estos casos es diferente y puede que no se haya sellado correspondiente con lo cual, ante el propio movimiento del vehículo es que se produjo el sonido que alertó sobre la situación.

  Compartir:

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*