Estudiantes son perseguidos por luchar

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

El PO Mercedes se expresó ante la persecución que sienten los jóvenes por distintos sectores sociales ante la defensa del aborto legal.

En todo el país la juventud ha sido el motor para que la campaña nacional por el aborto legal seguro y gratuito crezca y Mercedes no es ninguna excepción, esto quedó claro en la movilización del 8M, en el plebiscito que se hizo en cientos de secundarios, universidad y terciarios apoyando la campaña y el mismo 13J cuando las calles del Congreso se inundaban de jóvenes.

Producto de la gran adhesión juvenil que provocó esta campaña, los sectores eclesiásticos no dudaron en atacar en sus lugares de estudio a aquellos adolescentes que adhirieron a este reclamo.

En los colegios confesionales de nuestra ciudad la persecución es constante. En uno de ellos alumnas fueron obligadas por una docente a sacar el pañuelo que llevaban en sus mochilas con la excusa que era una bajada desde la dirección.

Estas instituciones en donde en los pasillos son colmados por afiches con imágenes del ”bebito’ y etiquetas con la premisa ”Yo defiendo a vida” son las misma que marcan que son los jóvenes las que quieren imponer sus ideas o así lo afirmaba esta docente.

Esto no sólo se vive en la educación privada, hace meses cuando militantes de la UJS Y Secundarios llevábamos acabo el plebiscito por la ley del aborto legal fuera en la vereda del colegio Normal, la directora salió a increparnos e intentar entorpecer un ejercicio democrático convocando a las fuerzas policiales para desalojar la urna.

Esto mismo se repite en distintas ciudades y provincias. En Baradero un alumno del Instituto Santiago Ferrari que llevaba el pañuelo verde fue amenazado por las autoridades con no renovarle la matrícula el año que viene. En Catamarca, Valentina del Colegio Nuestra Señora de Guadalupe fue amenazada por el cura Juan Ramón Cabrera a decidir si quiere seguir en el colegio o no a partir de manifestar su postura por el aborto legal.

Estas ofensivas evidencian una vez más los métodos oscuros con los que interviene la Iglesia que, a través de amenazas y hostigamientos quiere establecer “control” y presión sobre los estudiantes.

Desde la Unión de juventudes por el socialismo -Partido Obrero expresamos nuestra solidaridad con los jóvenes secundarios y nuestro repudio ante este accionar que ataca la libertad de expresión.

Ante la constante persecución eclesiástica llamamos a redoblar la lucha por la conquista del derecho al aborto legal seguro y gratuito para demostrar que a este movimiento de jóvenes y mujeres no lo puede frenar ninguna presión oscurantista.

A pesar de los ataques por parte de los sectores conservadores, somos millones los que en la calle podemos a arrancar esta conquista. Por la aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Separación de la Iglesia del Estado. Basta de persecución. Educación estatal, laica y gratuita al servicio de los trabajadores.

 

Maxi Irusta

  Compartir:

Autor: Mariano Oyarzu

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Deja un comentario

*