En la Técnica 2, los alumnos se movilizan por problemas edilicios

  • 91
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    91
    Shares

Desde del Centro de Estudiantes de la Escuela secundaria de Gowland están preparando una movilización al Consejo Escolar • Afirman que no tienen respuesta a problemáticas que datan desde octubre pasado.

Los alumnos e integrantes del Centro de Estudiantes de la Escuela Técnica N° 2 de Gowland están preparando una movilización al Consejo Escolar de la ciudad ante la falta de respuesta a problemáticas que datan desde octubre pasado.

El conjunto de estudiantes manifestó que se trata tanto de cuestiones edilicias, como de mobiliario, falta de personal y falencias en el cupo del comedor.

La presidente del Centro, Julieta Lucero (de quinto año) contó que “el 10 de octubre del año pasado, en el aula de tercer año se abrió una ventana y como consecuencia de los fuertes vientos de ese día se levantó el techo y rompió. A eso se le sumó que en las vacaciones de verano hubo otra tormenta muy fuerte y el problema se agravó. A partir de allí no se pudo volver a usar esa aula, y tampoco las escaleras principales y la sala de preceptoría que se inunda. También hay problemas en el SUM, que en partes se llueve por daños que tiene el techo”.

Otro de los integrantes del Centro, Luciano Moscoso (sexto año), indicó que “en la parte del laboratorio también hubo problemas en el techo y si bien no se inunda vemos una gran mancha de humedad que sigue creciendo. Es algo que se debe reparar porque va a terminar destruyéndose ese techo también”.

Los jóvenes plantearon que el techo está dañado y ello provoca diferentes problemáticas en todo el establecimiento, de distinta índole pero de igual dificultad para quienes allí concurren. “También vemos problemas en las paredes, que se ven deterioradas, se agrietan. La nuestra es una escuela nueva, no debería pasar esto”, remarcó la vicepresidente del Centro, Iara Giménez.

El problema de los techos dejó a la institución con un salón imposible de utilizar, lo que genera que – como el curso de tercer año tiene una importante matrícula – para el dictado de clases tanto este grupo como el de sexto deban hacer un derrotero por distintos espacios para poder tener clases.

“Ya hemos hablado con los consejeros escolares, mandamos cartas, y sabemos que desde el 14 de febrero – al menos por las últimas situaciones que se han dado – desde el colegio se han mandado notas, hubo comunicaciones telefónicas y lo único que se logró fue que desde el inicio de clases hasta ahora vengan unas tres veces a mirar, decirnos que se va a arreglar pero no se hace. Lo máximo que vimos que hicieran fue subirse a los techo a barrer o sacar agua. Pero si nosotros sabemos que ese no es el problema, ¿cómo ellos no?”, planteó Lucero y agregó: “que los alumnos tengan que estar viendo si pueden usar el laboratorio para dar clases y si está ocupado terminar en el patio, nos parece una falta de respeto para los alumnos. Nosotros venimos a estudiar, es un derecho y una obligación”.

Lea también:  El Frente Docente y ATE se movilizaron tras encontrarse sin el depósito de sus sueldos

“También vemos que el salón de quinto se está cayendo. Sabemos que todos los años, como los cursos van teniendo más matrícula, generan un mayor peso. Es hasta una cuestión de física que se puede comprobar yendo al lugar. Tiene que venir alguien capacitado para evaluarlo porque tememos que pase lo peor”, resaltaron y agregaron que observan problemáticas en los techos de muchos salones por la humedad.

Los jóvenes, además, se mostraron preocupados porque la inhabilitación de la escalera perjudica la recorrida que se debería realizar para atender a una cuestión de emergencia y evacuación del lugar.

 

Más situaciones

Por otra parte, los jóvenes señalaron que también están preocupados por la situación del comedor, ya que se trata de una escuela de jornada completa. “Nos traen comida para cien personas y son 162 alumnos que asisten al comedor. Nosotros tenemos tres comidas. El pan, por ejemplo, a veces no alcanza para el almuerzo y no podes comer vos y que tu compañero se quede viendo. Y así pasa con otras cosas también”, resaltaron.

Otra problemática que señalaron es lo referente al mobiliario, señalando que faltan mesas y sillas porque la matrícula creció. En tanto, expresaron que también en este sentido falta personal en el colegio y reclaman la presencia de un gabinete. “Hay chicos que tiene problemas, sabemos que hay cuestiones que vienen de las casas. Necesitamos psicólogos, gente que esté preparada para ayudarlos. Nosotros, desde el Centro, hemos estado trabajando con compañeros que tuvieron conflictos, buscamos dar una solución pero nosotros no estamos capacitados para resolverlo. Necesitamos que haya profesionales abocados a esto, son más de 200 chicos que concurren a este colegio”, resaltó Lucero.

Por su parte, la directora del establecimiento, Carla Desanzo, si bien prefirió no realizar declaraciones confirmó que ha enviado notas al Consejo Escolar y solicitado las distintas cuestiones que los jóvenes plantearon al medio, y aguardaba la resolución por parte de las autoridades a las problemáticas existentes.

Lea también:  Rojas es la continuidad del rally

 

Movilización

Según contaron desde el Centro de Estudiantes se está preparando una movilización al Consejo Escolar para hacerse oír. Para ello están convocando a sus compañeros y a las familias para que acompañen una medida a desarrollar esta semana.

“Nosotros queremos que vengan y lo solucionen. No que vengan, como hasta ahora, a mirar y decirnos que al otro día vuelven porque ya lo han hecho y no nos dan una solución”, agregó Melina Valdéz (de sexto).

“Sabemos todos los reclamos que se han hecho porque primeramente pedimos respuesta a la dirección del establecimiento sobre esto que planteamos. Todos los reclamos y pedidos están en una carpeta. Por eso queremos ir hasta el Consejo Escolar, que nos escuchen y que nos den una respuesta concreta y una solución definitiva”, concluyeron.

 

Desde el Consejo Escolar aseguran que

los trabajos comenzarían el lunes

Sobre la cuestión fue consultada la presidente del Consejo Escolar, Ana Darritchon quien indicó: “esta semana se van a estar haciendo los trabajos y tenemos comprometido al proveedor para que inicie el día lunes. Nosotros durante el fin de semana estuvimos abocándonos a esta situación porque sabemos la problemática y lo vamos a resolver. De todas maneras no hay que olvidar que aquí hay una cuestión de fondo que tiene que ver con falencias dadas cuando se construyó este edificio, algo que se refleja en otras instituciones del mismo tiempo o menos que fueron hechas a través de Unidad Ejecutora, y que por ello se cerró. Los inspectores nunca se acercaron a ver lo que pasaba, no observaban la obra. Lamentablemente la calidad de estas obras es muy mala porque no hubo un control sobre las empresas constructoras. La realidad  es que para llegar a la solución final se requiere una inversión muy grande que desde el Consejo es imposible”.

En lo que respecta al comedor, Darritchon comentó que “la realidad es que la escuela no está preparada para darle de comer a esa cantidad de chicos. Si bien existe la posibilidad de cubramos la necesidad de alimentos, no hay personal ni capacidad en el lugar porque la escuela no está preparada para darle de comer a todos los alumnos que asisten a la misma sino solamente a aquellos que realmente lo necesitan porque no tiene posibilidad, por la distancia, de ir a almorzar a sus casas”. Sin embargo, no descartó acercarse en los próximos días a dialogar con las autoridades sobre esta situación para buscar una solución.

  Compartir:

Deja un comentario

*