El Cardiovascular presentó la quiebra

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Se confirmó que el lunes se hizo la presentación ante el Juzgado Civil y Comercial N° 2, de nuestra ciudad • Esta semana hubo dos audiencias en la delegación del Ministerio de Trabajo, donde en la segunda se presentó un letrado apoderado que confirmó la situación • La situación de los trabajadores se dilucidará en instancia judicial.

Finalmente, y tras varias idas y vueltas y silencio de parte de las autoridades del Centro Cardiovascular Mercedes, se logró realizar una audiencia en la delegación local del Ministerio de Trabajo en la jornada del viernes.

Si bien ya se sabía desde el martes, en otro de los fallidos intentos de diálogo por esta vía, que el doctor Mendiola ya no se encontraba a cargo de la gerencia del Centro y no lo representaba, informando además de la presentación de quiebra de la entidad ante el Juzgado Civil y Comercial N° 2; el viernes se disiparon todas las dudas. Y es que en representación del Cardiovascular acudió el abogado Francisco Mc Cormack quien puso en autos a los empleados y representantes gremiales que se hicieron presentes en la audiencia.

El delegado local del Ministerio, Jorge Retegui confirmó que: “El doctor Francisco Mc Cormack manifestó que se presentó la quiebra en el Juzgado N° 2. Los trabajadores lograron aclarar una serie de dudas que tenían, y manifestaron que al estar en estas condiciones hacen retención de tareas hasta tanto sean notificados de la quiebra, desde la fecha que se levanta la suspensión”.

La reunión desde el mediodía se extendió hasta las 14 horas.

Reunión fallida

Fue el cuarto encuentro en esta dependencia en el que los trabajadores lograron que se resuelva la falta de diálogo, aunque las noticias no fueron de las más alentadoras.

El delegado Retegui, relató que “la tercer reunión convocada por el Ministerio no se hizo presente ningún representante del Centro, al igual que en la anterior siendo que acudieron solamente al primer encuentro. Es lamentable porque marcó claramente un desinterés con la gente, con sus trabajadores siendo que muchos de ellos llevan en el lugar veinte años. No les han dado respuesta directa desde el comienzo, siendo ellos que observaban situaciones extrañas, en jornadas laborales en las que no estaban realizando ninguna actividad”. Además, indicó que “el día miércoles no se hizo presente nadie una vez más, y comenzamos a investigar la situación tomando conocimiento que el día lunes 1° de abril se hizo una presentación en el Juzgado Civil y Comercial N° 2 de Mercedes, presentando una solicitud de quiebra. Ello se los transmití a los trabajadores, siendo una sorpresa poco grata para ellos”.

Respecto de las notificaciones que se habían realizado, en las que se los suspendía con goce de sueldo por quince días, Retegui indicó: “Estuvieron mal hechas las notificaciones, a pesar que son legales, y sin ningún tipo de explicación. Y tenemos grupos de trabajadores que se dieron por despedidos, y otros esperaban la situación que se diera a partir de que se cumpla ese plazo”.

Y es por esta situación que se esperaba que el día de hoy acudiera algún representante o se llamaría a la fuerza pública para que compareciera ante el Ministerio.

Respecto de la situación en la que quedan los trabajadores ahora, y su intervención, Retegui señaló: “Cuando la quiebra esté decretada deberían ser notificados para acudir ellos o su representación al Juzgado donde se tramita. Incluso se manifestó que se solicitó el pago de lo adeudado de marzo a los trabajadores, previo al proceso de quiebra. Hoy por hoy, la instancia administrativa se dio por concluida y ahora resta la vía judicial”.

“Es lamentable que tengamos que hablar ahora del cierre del Cardiovascular, una entidad que uno siempre tuvo las esperanzas de que surgiera una solución. Lamentablemente no se dio, hay muchos rumores sobre el tema. Pero tenemos que basarnos en lo que fue nuestra intervención y lo que se dio; que tengo que destacar como bochornoso de parte de los empresarios porque realmente hubo un destrato hacia los trabajadores muy grande. No fueron capaces de darles la cara en el mismo lugar de trabajo, siendo que algunos de los dueños eran doctores y los trabajadores estaban a su lado”, remarcó Retegui y cuestionó todas las acciones que se dieron en las últimas semanas.

A la justicia

Del grupo de trabajadores afectados, algunos de ellos realizaron una presentación considerándose despedidos tras lo ocurrido con las notificaciones de suspensión y el impedimento de ingreso al lugar de trabajo. Este grupo no asistió a la audiencia siendo que se consideraba terminada la relación laboral.

En todos los casos, sin embargo, deberán contar con asesoría letrada a partir de ahora para poder ser parte de la causa, ya sea de forma particular o colectiva, que acompañe todo el proceso y que vele por que se les abone tanto lo adeudado hasta la fecha, como así las indemnizaciones correspondientes por sus años de trabajo. En este último caso los montos que les corresponderían podrían verse afectados según se haya dado el expediente de la presentación de la quiebra, que hasta el cierre de esta edición aún no se había aceptado como tal en el Juzgado Civil y Comercial N° 2.

Autor: Mariano Oyarzu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*