No todo es campaña

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Perfiles truchos o no, es claro que hay personas que defienden a rajatablas todas las decisiones del gobierno. Como hay otras que cuestionan todas. Pero lo llamativo es la pobreza argumentativa y la descalificación constante.

Por Javier Guevara

La semana que pasó hubo dos noticias en la web de este medio que tuvieron muchos comentarios. Una fue vinculada a un mural de Santiago Maldonado y otro el tema de Florencia y la medicación que se le había dejado de suministrar.

Perfiles truchos o no, es claro que hay personas que defienden a rajatablas todas las decisiones del gobierno. Como hay otras que cuestionan todas. Pero lo llamativo es la pobreza argumentativa y la descalificación constante.

En el caso de Florencia –la niña que felizmente ahora volverá a recibir el tratamiento- no faltó quienes cuestionaban (como casi siempre) la línea editorial del medio, dejaban entrever la existencia de una intencionalidad política y hasta acusaban de faltar a la verdad.

El hecho es objetivo, libre de cualquier opinión al respecto: Florencia dejó de recibir el medicamento porque el programa que se lo brindaba fue cancelado por un decreto suscripto por Vidal en diciembre último.

Si la presencia de esta noticia obedece a alguna campaña es ni más ni menos que culpa o gracias a la gobernadora que decidió dar de baja un programa. En la nota no se hacía ninguna valoración sobre la decisión del gobierno provincial. Simplemente se ponía en blanco sobre negro un hecho objetivo, frío y despojado de toda ideología.

Claro que ideológicamente estoy en contra que se corten programas que subsidian enfermedades de imposible tratamiento para el hijo de un trabajador (o un trabajador). Por supuesto que estoy en contra. Y lo he estado en todos los gobiernos que me ha tocado ejercer el periodismo. Y eso no es campaña. Es fijar una opinión tan valorable como la de quienes creen que hay muchos programas de salud y algunos hay que cortar. Es opinión. No es campaña, no es hecho.

El otro tema es el de Maldonado: es preocupante que se haya tornado en una cuestión de bandos. Nadie puede creer que Macri o Bullrich o cualquier ministro y/o secretario y/o subsecretario haya orquestado un plan para hacer desaparecer a Maldonado. Pero hay suficientes evidencias para pensar que se tratar de un “operativo” en el cual se les fue la mano a uno o dos integrantes de la Gendarmería. Como pasó con Miguel Bru en La Plata.

Lo que es increíble es que los mismos “sospechados” sean quienes realizan la investigación. Y que el fiscal sea convocado a la Casa Rosada horas antes de emitir un dictamen que contradice todo lo que había dicho y hecho en la investigación.

Algo huele mal en el caso Maldonado. Y eso es claro.

Después si sectores enemistados al gobierno aprovechan para criticar y cortar la calle y abuchear son cinco guitas aparte. Igual –no es posible olvidar- que hace menos de dos años las calles de CABA y de distintos lugares se cortaban pidiendo justicia para Nisman un fiscal que –a la fecha- sigue sin conocerse las causas del deceso. ¿Estaba mal pedir justicia por Nisman? No para aquellos que creyeron y creen que no se trató de un suicidio. ¿Está mal pedir por la aparición con vida de Maldonado? No para aquellos que creemos que se trató de otro de los tantos casos de exceso de fuerza por parte de agentes de seguridad.

No todo es campaña, no todo se compra, no todo se vende. Hay muchas, muchísimas cosas, que suceden porque suceden.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

9 comentarios

los dos ejemplos citados son de un lado de la grita, esperaba mas de ustedes el argumento de la nota es valido, pero repito enfocan de un solo lado de la grieta, porque no mejor dar dos ejemplos totalmente opuestos, tendrian mejor lectura y menos direccionalidad opositora, y mi perfil no es trucho

Coincido con Vicente Cuesta que el argumento de la nota es muy válido, no comparto lo de la grieta, ya que me parece que cada quien es libre de opinar lo que le parezca o lo que crea, mientras no se dé desinformación como pasa en algunos medios. Respeto mucho la opinión de todos, yo apoyo a el hoy presidente de la Nación Argentina, hoy, con sus muchos errores y aciertos, pero lo tengo que apoyar también por que soy Argentino y fue elegido legítimamente. Respeto el pensar y el ideal de todos. Y me parece bueno el artículo. Y mi perfil tampoco es trucho.

Creo que defender la Honestidad de un candidato desde un perfil TRUCHO como tantos que hay defendiendo a Cambiemos en Mercedes, es una total incoherencia. No son ellos mismos en sus truchos perfiles que dicen que se deben juzgar a los que tapan sus caras en las protestas o los que usan capucha… un perfil TRUCHO escudado en el anonimato no es lo mismo que estar con la cara cubierta o estar encapuchado?? La coherencia de discurso debe defenderse a rajatablas o no?

Además Javier, no es obligatorio apoyar un gobierno por que haya sido electo legitimaments, si no cumple con las promesas o con las expectativas. Que sea legítima su elección, no significa que sea democrático… y algunas acciones lo estan demostrando.

Vicente. No entiendo qué decis de un lado de la grieta. La grieta -amigo- es ideológica. Es un definición ‘lanatesca’ que confirma la permanente enemistad de los argentinos entre dos bandos que piensan de manera opuesta respecto a diversos temas. La ‘grieta’ no va a desaparecer si no comenzamos a aceptar que podemos estar equivocados. Es posible que usted tenga razón en que mi pensamiento debería incluír otras cuestiones. Pero sabe qué? Es lo que yo pienso. Y por más que me esfuerce en ver la vida desde otra vereda no hay caso. No puedo sacarme de encima años y experiencia vividas para creer que el camino de endeudamiento sistemática como forma de mantener las finanzas públicas nos conduce a un nuevo abismo. Pero sabe qué? Espero equivocarme… J. Guevara

me parece perfecto y YO respeto du posicion solo digo que hay ejemplos de los dos lados ideologicos (como usted dice) y segun esa noticia solo se ve de un lado (entonces deberia decir OPINION, no noticia) sobre todo con el nombre de nuevo cronista, que segun entiendo estan para informar, y las opiniones deben ser identificadas como opinion ideologica, no como informacion, repito YO respeto su opinion, pero cuando una opinion se convierte en informacion como ustedes hacen, se convierte en desinformacion, saludos y gracias por responder

Hernan Ferreyra si vamos a promesas, creo que en los últimos 70 años ningún presidente cumplió con todas sus promesas. Yo apoyo a un presidente por que vivo en el país. No digo que este haga las cosas bien. Por lo que a mi consierne cuando este presidente termine su mandato se verá si se lo sigue apoyando o no. El acomodar un país es un proceso que va a llevar como mínimo unos 20 años. El que crea que un país se arregla en 4 años esta muy equivocado y desinformado. Aca en nuestro país falta mucha educación todavía. Si se ve la historia de cualquier país del primer mundo, verán que no solucionaron las cosas de un día para otro. Espero que algún día se solucionen todos los problemas y podamos ser un país serio y sustentable en el tiempo. Y que no importe la bandera política de los gobernantes.

Deja un comentario

*