Dos condenas por muertes en siniestros

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por un lado, Matías Cufré fue condenado a tres años de prisión en suspenso y ocho años de inhabilitación para conducir por el homicidio culposo que le costara la vida a Brian Zárate en 2015 • La madre los niños que fallecieron en enero de 2018, tras un siniestro con un camión, fue hallada culpable y se le aplicó una pena natural.

Durante esta semana se dieron a conocer los fallos del Juzgado Correccional N° 1 en dos causas por siniestros viales que le costaron la vida a un joven y a dos niños.

Por un lado, el miércoles se conoció el fallo de la jueza Gisela Selva por la causa del siniestro vial que terminó con el fallecimiento de Brian Zárate, en junio de 2015. La Justicia declaró la culpabilidad de Matías Cufré por homicidio culposo y lo condenó a 3 años de prisión en suspenso y 8 años de inhabilitación para manejar vehículos.

La secretaria del Juzgado fue la responsable de dar lectura a la sentencia delante de la abogada del imputado y de los padres de Brian Zárate, y cuya pérdida dio origen al Grupo Estrellas Amarillas Mercedes.

La sentencia afirma que hay elementos suficientes para encontrar a Cufré “autor material del homicidio culposo” y le impuso la pena de 3 años de prisión, “cuyo cumplimiento se deja en suspenso” e inhabilitación especial para conducir vehículos automotores por el término de 8 años. Además, durante los tres años estará tutelado por el Patronato de Liberados. La sentencia deberá cumplirse a partir de que la misma quede firme.

Al término de la lectura de la sentencia, y una vez afuera del recinto, Ana Torres, madre de Brian Zárate, se mostró conforme con el fallo y entre lágrimas recordó a su hijo. En la plaza, los abrazos de quienes integran el Grupo Estrellas Amarillas Mercedes y la familia, no se hicieron esperar y reiteraron el compromiso de continuar concientizando sobre la ley de tránsito y su cumplimiento.

Pena natural

Por otro lado, en la misma semana, se dio a conocer el fallo por el siniestro vial ocurrido en enero de 2018, entre una “moto-colectivo” y un camión en calle 22 entre 59 y 61 y como consecuencia del cual fallecieron dos niños de 18 meses y de cinco años.

Imputada por el hecho se encontraba la madre de los menores, que conducía el rodado en aquel momento con sus cuatro hijos a bordo de una motocicleta 110cc (el pequeño de 18 meses, y tres niñas de 2, 3 y 5 años de edad).

La madre de los niños fue imputada por “doble homicidio culposo” y fue demorada. Sin embargo, ante la situación y lo penoso de lo ocurrido se resolvió no solicitar su detención y fue puesta en libertad. Y es que se consideró que no habría riesgo de fuga ni tampoco que se buscaría entorpecer la investigación.

Finalmente, esta semana en el Correccional N° 1 se falló sobre la causa, declarando culpable a la mujer por el homicidio culposo. Sin embargo, fue eximida de pena y de la inhabilitación correspondiente por lo que se denomina “pena natural”.

Y es que si bien se determinó su conducta imprudente y responsabilidad en el siniestro, el Juzgado entendió que no correspondía pena por el propio dolor sufrido al tratarse del fallecimiento de sus hijos.

En materia penal, la pena natural se aplica ante situaciones en las que del autor de un delito, producto inmediato y directo de su conducta ilícita, tiene como consecuencia un grave daño en la salud psíquica o física; con lo que aplicarle una pena implicaría que el autor sea reprimido penalmente en dos oportunidades (doble castigo) y desigualmente (principio de proporcionalidad de una pena).

  Compartir:

Autor: Mariano Oyarzu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*