Decisión de la justicia preocupa a los farmacéuticos

  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

La Procuración de la Nación avaló un planteo de inconstitucionalidad de la firma que fundó el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana – Fuerte reacción de parte de los bloques – Malestar entre los farmacéuticos.

 

 

El polémico desembarco de Farmacity en territorio bonaerense está más cerca de concretarse. Y es que días pasados se supo que el procurador interino, Eduardo Casal, dictaminó que el artículo 14 de la Ley de Farmacias que rige en la Provincia desde hace más de tres décadas es inconstitucional.

Si la Corte Suprema resuelve en el mismo sentido, abrirá la posibilidad de que farmacias pertenecientes a sociedades anónimas puedan operar en el territorio bonaerense. Esto despertó una fuerte reacción de la oposición y del Colegio de Farmacéuticos.

Como dos de los integrantes del máximo tribunal -Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti- se excusaron de votar por sus vínculos con la cadena, serán sólo tres los jueces que decidirán el desembarco, para lo que necesitan unanimidad.

La ley vigente desde 1987 permite la instalación de farmacias en manos de empresas unipersonales, SRL, sin fines de lucro y mutuales; pero no a sociedades anónimas, como es el caso de la cadena Farmacity ya que, según la normativa, las farmacias no son un comercio, sino un servicio público como extensión del sistema de salud.

La batalla judicial de Farmacity contra la provincia comenzó en 2012, pero los tribunales bonaerenses rechazaron los sucesivos reclamos.

Si bien la Justicia provincial subrayó que el tema no era de jurisdicción federal, la Corte Suprema Nacional decidió revisar el caso que pone en alerta a las más de 4 mil farmacias que se resisten a la llegada del monopolio.

Poco antes de conocerse esta decisión judicial el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, anunció que venderá sus acciones de Farmacity, con el fin de “evitar un eventual conflicto de interés”.

Los bloques opositores en la Legislatura bonaerense pusieron el grito en el cielo. “Con este dictamen, Farmacity avanza en su intención de burlar la prohibición que regía para el ingreso de este tipo de compañías al territorio bonaerense, permitiéndole al amigo del presidente Mauricio Macri y actual vicejefe de Gabinete expandir sus negocios en la provincia que concentra la mayor población del país”, denunciaron desde Unidad Ciudadana.

En tanto desde el Frente Renovador presentaron objeciones. “Exigimos que se respete la ley y la independencia de poderes. Pedimos además a legisladores provinciales de todos los bloques que defiendan la actividad farmacéutica de los negocios de unos pocos”, sostuvo Lisandro Bonelli.

 

Malestar entre farmacéuticos

Claudia Damonte, Presidente del Colegio de Farmacéuticos de Mercedes, sostuvo: “Queremos que las condiciones bajo las que se presente (Farmacity), sea la que determina la ley. Que garantiza –entre otras cosas- el acceso a la medicación. Lamentablemente manejando la venta de medicamentos desde el punto de vista de las cadenas, se pierde esta garantía”, sostuvo.

Damonte entendió que “El poder político hace uso de ese poder para entrar en lugares que no debería. Ya que en todas las instancias judiciales anteriores, Farmacity no encontró posibilidad judicial de instalarse en la provincia de Buenos Aires” dijo en clara alusión a la participación de Quintana en el farmashop. “Sería muy malo que dejen de lado este modelo (la ley vigente en la provincia) para beneficiar a personas que están en el poder”, insistió.

La farmacéutica afirmó  que con la llegada de estas cadenas “se van a cerrar farmacias de barrio. En Capital por cada Farmacity que se abrió, se cerraron 9 farmacias” precisó y agregó: “En Chile utilizaron este modelo (la presencia de cadenas de farmacias) y hoy hay solo 3 cadenas y los medicamentos son muy caros”, concluyó.

En tanto Walter Acenso, titular de la farmacia homónima, no dudó en que ante la presencia de una cadena de esas características “varios vamos a tener que cerrar”, admitió.

En consonancia con la afirmación de Damonte enfatizó que lo más complicadas serán las farmacias de barrio. “Pero más allá de cómo nos afectaría, el tema más grave es que hay una ley que se debe cumplir… Más allá de si nos afecta o no, hay una ley que dice que una sociedad anónima no puede tener una farmacia en la provincia de Buenos Aires. Y esa ley no se va a cumplir. Costo mucho sacar la ley, costo mucho defenderla, porque Farmacity hace años que viene intentando, es de público conocimiento de Quintana es uno de los dueños de Farmacity y es miembro de gobierno. Con eso está todo dicho”, concluyó.

  Compartir:

Autor: Mesa de Noticias

  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

1 comentario

Deja un comentario

*