danielentre

Daniel Guevara: “Vine a Mercedes por un llamado de Dios”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Es pastor de la Iglesia Evangélica “Jesús esta aquí” junto a su esposa • Este año, al igual que en 2008 realizaron una campaña que apunta a prevenir todo tipo de adicciones por medio de la difusión del problema • El flagelo de la adicción, un tema para tratar también de forma espiritual.

 danielentre

El pastor Daniel Guevara es fundador, junto a su esposa Lorena, de la

Iglesia Evangélica “Jesús Está Aquí”. Nació el 7 de enero de 1964 en Santa Fé capital, y vivió en Buenos Aires hasta que por llamado de Dios llegó a Mercedes. Hace casi ocho años los caminos se abrieron para que se radicara en la ciudad junto a su compañera y sus hijos Timoteo y Melanie.

Desde el 2008 con la iglesia están llevando adelante una campaña contra las adicciones llamada “Drogas Nunca Más”, que fue declarada de interés municipal en su segunda edición que se desarrolló este año. Se trata de una movida de prevención en contra de las adicciones en general, llamando a la prevención para quienes no llevan este flagelo consigo y buscando ayudar a quienes lo padecen.

Es licenciado en sistemas de computación y su esposa docente. Cuando les llegó el llamado llegaron a Mercedes donde fundaron la iglesia desde la cual están trabajando para la comunidad.

¿Cómo llega a la ciudad de Mercedes?

– En marzo se van a cumplir ocho años de que estamos en esta ciudad. Llegar a Mercedes fue un llamado de parte de Dios.

Nosotros teníamos acá un comedor y un grupo de jóvenes veníamos solamente los sábados para trabajar con los chicos. Llegábamos a eso de las 12 del mediodía y nos íbamos a la noche. Yo vivía en la zona de Don Torcuato y viajaba todos los fines de semana con la expectativa de ayudar a la gente, pero sobre todo a los chicos, bajo nuestra institución cristiana.

Pasados dos o tres meses de estar trabajando en el comedor empezó a pasar algo en mi vida: nos íbamos de Mercedes y yo sentía como una carga, un desprendimiento. Hasta me empezó a doler el irme y era una historia que se repetía todos los sábados.

Y yo sé que esas cosas tienen que ver con Dios porque El te habla de muchas maneras; y uno que ya se crió en el ambiente cristiano descubre esto.

Un día volvíamos con los muchachos en auto, que me dejaban a una cuadra de casa, y mientras iba caminando dije: ‘Dios, si está en tu proyecto que yo tenga que venir a Mercedes, yo Daniel está dispuesto. Pero tenés que hablarlo con mi esposa’… Sucede que ella es muy unida con mi suegro y toda su familia.

Pasaron algunos meses y siempre le decía lo mismo a Dios en el camino. Un día vino ella y me lo dijo. Uno no pude dar pasos apresurados y esperé.

Llegó el mes de septiembre y mi esposa –que es docente – tenía que hacer una revisión en el Consejo Escolar por la inscripción. Cuando llegamos me dijo que ella había elegido San Miguel, Malvinas y José C. Paz. Y me preguntó que me parecía si en lugar de Malvinas ponía Mercedes… Cuando me lo dijo me llamo la atención, me quedé duro. Ella nunca vino a Mercedes pero me contó que hacía tiempo que Dios le estaba hablando de Mercedes. Y yo no le dije nada de lo que le había dicho a El.

Le conté todo lo que me había pasado y así fue como llegamos. Fue un llamado de Dios y hay que tener la paciencia y sostenerse en la fe, tomar las cosas con calma.

Y en seguida vinieron…

– Fuimos a hablar con el pastor, le contamos lo que pasó. Y eso significaba manejarse de otra manera también. Yo soy licenciado en sistemas, sé lo que es la racionalidad. Pero también sé de la espiritualidad y se dio que teniendo un montón de cosas armadas por mi economía buscamos dónde alquilar en el verano y un 5 de marzo nos vinimos para acá. Nuestra primera casa fue en calle 32 entre 33 y 35.

En ese momento ¿ya estaba ejerciendo la tarea pastoral?

– No, solo era formador. La tarea pastoral la empecé a ejercer de lleno al mudarnos. En la iglesia se hizo una pequeña ceremonia donde nos ungieron, tal como dice la biblia. Nos levantaron a mi esposa y a mí como pastores misioneros

Y el trabajo fue creciendo hasta que encontraron una sede…

– Cuando estábamos viviendo en la 32 empezamos a trabajar visitando casa por casa. Nos encontramos con mucha gente depresiva en esta ciudad, lo que me sorprendió mucho.

De a poco empezamos a trabajar con un grupito que fue creciendo hasta que no cabía un alfiler en esa casa. Hace tres años atrás alquilamos el local de calle 16 entre 17 y 15.

Trabajamos mucho para la comunidad, sobre todo los niños, manteniendo también el comedor. Presentamos también un proyecto en la municipalidad, que se declaró de interés municipal. Se trata de una escuela con talleres de oficio, orientado en todos sus niveles. Es un proyecto que tiene el intendente, pero todavía no logramos todo el apoyo necesario para desarrollarlo

Otro de los proyectos interesantes que están llevando a cabo fue la campaña denominada “Drogas nunca más” ¿De qué se trata?

– Es un proyecto orientado a las adicciones en general. Por ahí la que más preocupa es la droga por el tema de la juventud, pero el alcoholismo también es una adicción, dijo e indicó que con la prevención apuntan llegar a aquellos jóvenes que todavía no han incursionado en estas adicciones, como así también a quienes ya las han consumido.

En la Iglesia estamos viendo problemas profundos que tienen jóvenes y adultos por estas adicciones. Gente que está muy degrada externa o internamente. La drogadicción es una dependencia, llega a ser tan fuerte que las personas se sienten esclavizadas.

¿En qué consistió la campaña?

– Se hicieron distintas actividades. Se han repartido folletos en la calle y en las escuelas, y también se hizo un spot televisivo que se transmite por Cablevisión. Es un spot bastante fuerte. Donde se ve a un muchacho que está en un féretro gritando como si lo hubiesen enterrado vivo. Entonces la frase dice que algunos se meten en algunas cosas y no saben cómo salir. Y ese es el caso de las drogas.

Buscamos llamar la atención de las mamás y los papás para que no dejen de tener charlas con sus hijos sobre este tema.

Y también se realizó una actividad de cierre de campaña con la actuación de bandas que apoyan esta movilización contra las drogas y testimonios de gente contando lo que vivió estando en la droga y que hay una oportunidad de salir.

Fueron dos etapas: la primera en 2008 y otra este año. Nos contactamos con otras instituciones pero no tuvimos mucho acompañamiento. Nosotros estamos abiertos y creemos que es bueno compartir este trabajo con otras instituciones, sobre todo porque no somos especializados en este tema.

¿Qué repercusión tuvo en la comunidad?

– Principalmente que se acercó mucha gente con este problema. La campaña fue un sábado y el domingo a las 7:30 de la mañana dos hombres alcoholizados golpearon la puerta de mi casa. No sé como consiguieron mi dirección, pero me fueron a decir que necesitaban ayuda. Llegaron con facturas y me pidieron hablar con alguien.

Vemos que hay mucha necesidad y que a nivel institucional se está haciendo poco.

Ayudamos a muchas familias que están con problemas de adicciones. Nosotros siempre dijimos que con que podamos ayudar a uno que quiera salir valía la pena. Pero fueron muchos más de uno.

¿Cómo van a seguir trabajando a partir de ahora?

– Estamos viendo que hace falta trabajo. Yo no fui drogodependiente ni alcohólico. No tengo experiencia profunda en el tema. Estoy buscando por eso a la gente que salió y está saliendo de las drogas para poder armar un equipo y tratar a otros.

Uno con amor puede tratar las cosas, pero la experiencia es necesaria.

Este es un trabajo muy intenso, porque la mayoría de las personas con problemas no van a buscar la ayuda. Son los menos los que lo hacen porque cuesta mucho la decisión de salir.

Yo empecé a visitar gente, junto a un grupo que se está formando.

El problema del adicto es un problema doble: se produce la adicción que es corporal, pero también hay un problema espiritual.

Por lo general las personas acuden a tratamientos psicológicos o de salud ¿Cómo se relaciona lo espiritual?

– Siempre que el cuerpo reciba algún tipo de degradación ya sea a través de la violencia, la droga o lo que fuera se abren puertas en lo espiritual de tal forma que produce que algún espíritu inmundo pueda tomar autoridad en la persona.

Entonces se puede ir a un muy buen psicólogo, tener un excelente tratamiento a través de los distintos grupos pero si bien esto es muy valioso no termina de ser suficiente. Ocurre a muchas personas, no a todos, pero es necesario sanar también espiritualmente.

Muchas veces fue tal la degradación humana que el demonio se termina metiendo y termina siendo necesaria la ayuda espiritual también. Y nosotros lo hemos visto a través de distintas manifestaciones.

Por eso es importante hacer los tratamientos pero preocuparse también por lo espiritual.

Para aquellos que quizás tengan la necesidad de tratar también lo espiritual ¿Cómo pueden hacer para acercarse a su iglesia?

– Hay personas que tienen sed de Dios, que es algo natural, y se pueden acercar los días jueves y domingos a las 19 horas en calle 16 entre 17 y 15.

En cuanto a las campañas vamos a seguir con la modalidad de hacerlo cada cierta cantidad de tiempo, porque también queremos darle la oportunidad a otros. Pero desde nuestro grupo vamos a seguir trabajando y esperamos con los brazos abiertos a todos los que necesiten acercarse ya sea porque necesitan ayuda o porque quieren brindar su ayuda a otros.

 

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •